Guaidó es ratificado presidente del Parlamento por diputados de oposición

El presidente del Parlamento juró hacer cumplir la Constitución, tras recibir 100 votos en una sesión en la que participaron diputado inhabilitados

Juan Guaidó fue ratificado este domingo como presidente del Parlamento de Venezuela por diputados opositores en la sede de un periódico, después de que se le impidiera entrar a una sesión en la que un congresista rival, Luis Parra, se autoproclamó jefe legislativo con apoyo chavista. VENEZUELA Foto Twitter

«Juro ante Dios y el pueblo de Venezuela hacer cumplir» la Constitución como «presidente del Parlamento y presidente encargado de Venezuela», dijo Guaidó tras recibir votos de 100 legisladores en una sesión en la que participaron diputados inhabilitados por acusaciones penales.
Este mismo domingo un diputado opositor rival de Juan Guaidó, Luis Parra, se autoproclamó como presidente del Parlamento de Venezuela sin la presencia de Guaidó en el Palacio Legislativo, lo que la oposición denunció como «un golpe de Estado parlamentario».
Guaidó y varios diputados de la mayoría opositora legislativa no pudieron ingresar al Palacio Legislativo debido a piquetes policiales y militares, entre más de cuatro horas de forcejeos.
En tanto, Asamblea Nacional denunció que la proclamación de Parra fue realizada «sin votos y sin quorum», mientras que la oficina de comunicaciones de Guaidó tildó la acción de «golpe de Estado parlamentario».
La cuenta de Twitter de la Asamblea Nacional denunció que la proclamación de Parra fue realizada «sin votos y sin quorum», mientras que la oficina de comunicaciones de Guaidó tildó la acción de «golpe de Estado parlamentario».
REACCIONES INTERNAS

Tras la controvertida elección, el diputado Luis Parra afirmó que no van «a seguir enganchados en el pasado».
»Juan Guaidó para nosotros es el pasado y tenemos que abrirle la puerta al futuro», agregó.
En respuesta, el coordinador de Primero Justicia, el partido del líder opositor Henrique Capriles y al que pertenecía Parra, señaló: «Ellos (Parra) no representan al pueblo venezolano, es una maniobra para tratar de imponer a un grupo de cómplices de Maduro y su régimen en la Asamblea Nacional».
Y el grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) calificó desde EE.UU. como un «golpe» al Parlamento la elección de Parra y culpó a Guaidó por haber permitido la reincorporación en 2019 de diputados que hoy votaron para removerlo.
En la tarde del domingo, Guaidó abrió una sesión paralela e improvisada del Legislativo tras no reconocer la nueva junta directiva.

REACCIÓN INTERNACIONAL
Redacción Internacional, 5 ene (EFE).- Aliados internacionales de Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como mandatario interino de Venezuela, condenaron y calificaron de «golpe» y «farsa» la elección este domingo por parte del chavismo de un nuevo jefe del Parlamento, en una sesión a la que le impidieron entrar al líder opositor.

Diputados chavistas eligieron hoy a Luis Parra, antiguo miembro del partido opositor Primero Justicia, en un bronco y breve debate al que no pudo asistir Guaidó, quien buscaba la reelección como jefe del Parlamento y que fue retenido durante horas por la Policía en los alrededores del Palacio Legislativo.
Guaidó aspiraba a ser reelegido como jefe del Legislativo, un rol que ocupaba desde enero del pasado año y que le permitió proclamarse presidente interino de Venezuela con base en una interpretación de varios artículos de la Constitución venezolana y al considerar «ilegítimo» el mandato de Nicolás Maduro.
Tras la votación, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien ha expresado en numerosas ocasiones su apoyo inquebrantable a Guaidó, condenó los «actos de violencia» y «cualquier acción de usurpación realizada contraria a la legitimidad constitucional y a las mayorías» del Parlamento venezolano.
Mientras Estados Unidos, uno de los mayores críticos del Gobierno de Maduro, calificó de «farsa» la votación y reafirmó su respaldo a Guaidó, al que dijo que seguirá considerando «presidente interino» de Venezuela.
»Las acciones desesperadas del antiguo régimen de Maduro, impidiendo ilegalmente por la fuerza la entrada al edificio de Juan Guaidó y de la mayoría de los diputados de la Asamblea Nacional, ha hecho que el ‘voto’ de esta mañana, que carece de quorum y no cumple con los estándares constitucionales mínimos, sea una farsa», consideró el encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado de EE.UU., Michael Kozak

En esto coincidió el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, al subrayar que su país no reconocerá el resultado de esa votación, en la que se impidió «a la fuerza» la reelección de «Juan Guaidó para la Presidencia de la AN y del Gobierno interino, crucial para la redemocratización del país».
En la misma línea, el Gobierno del derechista Iván Duque aseguró que el «resultado de un proceso de elección de la mesa directiva realizado de manera fraudulenta, sin transparencia ni garantías, no será reconocido por el Estado colombiano».
Antes de la sesión, esperada desde hace meses como un nuevo pulso entre Gobierno y oposición, los alrededores del Palacio Legislativo fueron tomados por la Policía y la Guardia Nacional Bolivariana, que pusieron numerosos controles tanto a Guaidó como a otros diputados que lo acompañaban para el ingreso.

El canciller chileno, Teodoro Ribera, lamentó esos incidentes, que describió «actos intimidatorios de la dictadura de Nicolás Maduro en contra de los diputados elegidos democráticamente y en pleno ejercicio de la AN».
Para el mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, el hecho representó, además, «un atropello» contra Guaidó y «una nueva muestra del autoritarismo del régimen de Maduro» que «aleja aún más a Venezuela de la senda democrática que el mundo entero le augura».

En tanto, el canciller de Paraguay, Antonio Rivas, aseguró que hoy «se ha atentado una vez más contra el último bastión democrático subsistente en Venezuela y muestra una vez más las intenciones de Maduro y sus allegados de evitar, a cualquier costo, el desarrollo de comicios libres y transparentes en el seno de la Asamblea Nacional».
Mientras el Gobierno interino de Bolivia, que asumió tras la renuncia de Evo Morales -histórico aliado de Maduro-, rechazó también la «manipulación e intervención» en el Parlamento de Venezuela y ratificó su apoyo a Guaidó.
Una respuesta similar emitió Costa Rica, que además de calificar de «inaudita y burda maniobra» el impedimento de entrada a Guaidó, advirtió que no reconocerá «ninguna representación que pretenda el régimen de Maduro, pues carece de toda legitimidad».

Una crítica a la que se sumó el líder del partido español Vox (ultraderecha), Santiago Abascal, quien indicó que «los socios de Pablo Iglesias, Zapatero y Sánchez dan un golpe institucional en Venezuela para hacerse con el Parlamento».
URUGUAY

Lacalle Pou y el futuro canciller, Ernesto Talvi, reaccionaron ante lo sucedido en Venezuela.
Para el presidente electo esto es un «golpe a la inconstitucionalidad democrática».
El presidente electo, Luis Lacalle Pou, se refirió a los hechos que sucedieron en Venezuela a través de su cuenta de Twitter, luego de que el diputado rival de Juan Guaidó, Luis Parra, se autoproclamara presidente del Parlamento de Venezuela.
Sobre la tarde del domingo Guaido fue ratificado como presidente del Parlamento, tras recibir 100 votos de los diputados de oposición.
Lacalle Pou expresó que dichos acontecimientos impiden el normal «funcionamiento de la Asamblea Nacional» y agregó que esto significa un golpe a la «institucionalidad democráctica».
Para el presidente electo esto demuestra, una vez más, «las maniobras del régimen de Maduro para centralizar el poder, violentando la voluntad popular».
Por su parte, Ernesto Talvi, el futuro canciller, condenó estas acciones y expresó: «con Juan Guaidó y diputados opositores impedidos de ingresar al Parlamento por la policía, en sesión plagada de irregularidades, se proclamó nuevo Pdte. de la Asamblea Nacional de Venezuela. Nuestra más enérgica condena a estas acciones contrarias a la legitimidad constitucional».