Habilitación de carne ovina con hueso va a seguir su normal trámite dijo Aguerre

El Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Tabaré Aguerre recordó una de las veces que fue al campo del SUL en Cerro Colorado, siendo Joaquín Martinicorena presidente de la institución, surgió la conversación de que por las razones que ha enfrentado el mundo, el país, y dentro del país el rubro ovino, la realidad productiva de hoy, no20161125_095728-1 tiene nada que ver con la realidad de este país cuando tenía 25 ó 26 millones de ovinos; ni por los precios de la lana, ni por los precios de la tierra ni porque hoy hay una cantidad de rubros que compiten por los recursos con el ovino; la realidad es que tenemos 8 millones y que la enorme mayoría están en Salto y Artigas lo que no quiere decir que no haya ovinos en el resto del país, pero la realidad es que la mayoría se concentra en la región de la Cuchilla Grande.
En ese momento surgió la iniciativa de poder tener una unidad del SUL en esta zona y que desde el principio felicitó, en el marco de la inauguración del mismo, Aguerre agradeció la articulación interinstitucional porque el gobierno y las gremiales de productores, el gobierno y los trabajadores, el gobierno y las empresas frigoríficas, ninguno tiene siempre la verdad absoluta ni la solución perfecta, pero lo claro es que “si no articulamos para buscar el bien común; no funcionamos”.
Por otra parte recordó que cada tres o cuatro meses el MGAP genera un ámbito que se denomina el Consejo Agropecuario Nacional donde están todas las instituciones públicas no estatales; el INAC, el INIA, y el SUL no estaba y hoy también integra dicho consejo, y agregó que “hoy estamos con el compromiso de todas las instituciones pero con el convencimiento, además del compromiso del SUL, diseñando una nueva estrategia de trasferencia de tecnología para la ganadería del Uruguay porque estamos convencidos de que experimentación y conocimiento hay un montón que todavía no se aplican y el desafío está en aplicar lo que se conoce y adaptarlo a los cambios del momento”.
El ministro contó que si bien fue un buen estudiante, en la Facultad perdió ovinos, y si bien la oveja desde el principio con él “no anduvo” como productor; “como ministro, tengo claro que la oveja y el ovino en sus distintas facetas, tiene un rol y por eso, en el discurso del Prado del 2015, dije que iba a resolver legalmente el tema del abigeato o nunca más vamos a tener ovejas en este país. Solo con la ley de abigeato no se resuelve, pero sin la ley que endurezca eso, no se resuelve”.
Asimismo enfatizó que el animal más resiliente en los campos superficiales, es el ovino, y en este sentido dijo que el proceso de habilitación de carne ovina con hueso va a seguir su normal trámite y que espera que en el primer trimestre del 2017 podamos estar validando esa posibilidad que es la palanca que necesita el ovino, aunque no se trata solo de mercados, porque si el abigeato es un problema, los predadores son un problema, si la competencia de otros rubros es un problema, es lógico que tengamos menos ovinos. “Pero los que tenemos, tenemos que encontrar las posibilidades comerciales, jurídicas, legales y tecnológicas que nos permitan soñar con, en la zona ganadera, un slogan que a mi me gusta que es una oveja por hectárea. El día que tengamos una oveja por hectárea en las 14 millones de hectáreas que tengo dedicadas a la ganadería, tendré 6 millones de ovejas más que las que tengo hoy”.