Hallaron a un hombre en el fondo de un pozo, maniatado y adentro de una bolsa, habría sido asesinado hace varios días

Ajuste de cuentas, esta es la principal hipótesis del homicidio que fue descubierto recién ayer por la Policía, en un predio donde los pastizales son capaces de ocultar cualquier cosa. En ese lugar inhóspito, por camino Apaulazza, en un predio de chacras ubicado detrás de los silos de Bortagaray y las postrimerías del Autódromo, un hombre que estaba desaparecido hacía varios días, fue encontrado adentro de un pozo, dentro de una bolsa negra que lo cubría totalmente y maniatado.
Al parecer, el hombre había sido asesinado hace varios días, ya que su cuerpo fue hallado en estado de descomposición, por un familiar suyo que comenzó a buscarlo por todos los lugares posibles, cercanos a donde viven y por los predios que usualmente frecuentaban.
Al recibir la denuncia en horas de la tarde, la Policía arribó al lugar con su plana mayor, desde el Jefe, Carlos Ayuto, hasta el director de Coordinación Ejecutiva, Carlos Ledesma y el Director de Seguridad, Raúl Couto y varios efectivos que de inmediato empezaron a rodear la escena del crimen.
Pero como el cadáver se encontraba en un pozo a varios metros de profundidad, los efectivos tuvieron que pedirle apoyo al destacamento de Bomberos, con la finalidad de que acudieran en ayuda para sacarlo.
Una vez esto, se hicieron presentes en el lugar el juez penal de turno y el fiscal letrado, además de la médico forense. El magistrado, luego de rondar la escena del hecho, ordenó llevar el cuerpo del fallecido a la morgue judicial, ubicada en el Cementerio Central y allí, poder practicarle la autopsia.
LA FAMILIA
Momentos de hondo dolor se vivieron en el lugar del crimen, cuando arribaron los familiares del fallecido quienes desde hace tres días que lo venían buscando. Al enterarse de la forma en la que el mismo fue encontrado, la familia vivió momentos desgarradores.
Según pudo saber EL PUEBLO anoche, la policía comenzaba a buscar elementos que ataran cabos en este caso y determinaran el entorno en el que se manejaba esta persona. Si bien nadie podía afirmar nada ayer, a primera vista, por cómo estaban planteadas las cosas y con la saña con la que había sido asesinado el sujeto, todo hacía pensar que podía tratarse de un ajuste de cuentas, aunque el móvil no está fijado aún y la Policía parte de una premisa para poder empezar a investigar.
El fallecido, era una persona que tenía antecedentes penales, según afirmaron fuentes policiales a este diario, indicando que el hombre había estado implicado tiempo atrás en casos de contrabando y faena clandestina.
Sin embargo, se desconocían sus actuaciones en el presente y por la brutalidad con la que se llevó a cabo el hecho, no descartan que el occiso pudiera haber tenido una desavenencia con personas vinculadas al ambiente delictivo.
Por otro lado, la Policía continuará en la presente jornada practicando averiguaciones hasta obtener pistas que puedan permitir conducir con mayor firmeza la investigación. El ajuste de cuentas con el uso de sicarios es una modalidad delictiva que la policía no confirma que ocurra en Salto, pero con los hechos de las últimas horas, ya que a este caso se le suma otro similar ocurrido en el barrio Villa España, la situación aparece y empieza a preocupar a las autoridades.
n

Ajuste de cuentas, esta es la principal hipótesis del homicidio que fue descubierto recién ayer por la Policía, en un predio donde los pastizales son capaces de ocultar cualquier cosa. En ese lugar inhóspito, por camino Apaulazza, en un predio de chacras ubicado detrás de los silos de Bortagaray y las postrimerías del Autódromo, un hombre que estaba desaparecido hacía varios días, fue encontrado adentro de un pozo, dentro de una bolsa negra que lo cubría totalmente y maniatado.

Al parecer, el hombre había sido asesinado hace varios días, ya que su cuerpo fue hallado en estado de descomposición, por un familiar suyo que comenzó a buscarlo por todos los lugares posibles, cercanos a donde viven y por los predios que usualmente frecuentaban.

Al recibir la denuncia en horas de la tarde, la Policía arribó al lugar con su plana mayor, desde el Jefe, Carlos Ayuto, hasta el director de Coordinación Ejecutiva, Carlos Ledesma y el Director de Seguridad, Raúl Couto y varios efectivos que de inmediato empezaron a rodear la escena del crimen.

Pero como el cadáver se encontraba en un pozo a varios metros de profundidad, los efectivos tuvieron que pedirle apoyo al destacamento de Bomberos, con la finalidad de que acudieran en ayuda para sacarlo.

Una vez esto, se hicieron presentes en el lugar el juez penal de turno y el fiscal letrado, además de la médico forense. El magistrado, luego de rondar la escena del hecho, ordenó llevar el cuerpo del fallecido a la morgue judicial, ubicada en el Cementerio Central y allí, poder practicarle la autopsia.

LA FAMILIA

Momentos de hondo dolor se vivieron en el lugar del crimen, cuando arribaron los familiares del fallecido quienes desde hace tres días que lo venían buscando. Al enterarse de la forma en la que el mismo fue encontrado, la familia vivió momentos desgarradores.

Según pudo saber EL PUEBLO anoche, la policía comenzaba a buscar elementos que ataran cabos en este caso y determinaran el entorno en el que se manejaba esta persona. Si bien nadie podía afirmar nada ayer, a primera vista, por cómo estaban planteadas las cosas y con la saña con la que había sido asesinado el sujeto, todo hacía pensar que podía tratarse de un ajuste de cuentas, aunque el móvil no está fijado aún y la Policía parte de una premisa para poder empezar a investigar.

El fallecido, era una persona que tenía antecedentes penales, según afirmaron fuentes policiales a este diario, indicando que el hombre había estado implicado tiempo atrás en casos de contrabando y faena clandestina.

Sin embargo, se desconocían sus actuaciones en el presente y por la brutalidad con la que se llevó a cabo el hecho, no descartan que el occiso pudiera haber tenido una desavenencia con personas vinculadas al ambiente delictivo.

Por otro lado, la Policía continuará en la presente jornada practicando averiguaciones hasta obtener pistas que puedan permitir conducir con mayor firmeza la investigación. El ajuste de cuentas con el uso de sicarios es una modalidad delictiva que la policía no confirma que ocurra en Salto, pero con los hechos de las últimas horas, ya que a este caso se le suma otro similar ocurrido en el barrio Villa España, la situación aparece y empieza a preocupar a las autoridades.