«Hasta el árbitro haciendo bien su trabajo lo cuestionamos”

Nacional prepara el equipo para recibir mañana jueves a las 21:45 a Rosario Central en el Gran Parque Central por la sexta fecha de la Libertadores.
El técnico Gustavo Munúa afirmó que irá por terminar primeros en el grupo pero reconoció que realizará variantes en el once inicial.
«Está claro que nos estamos jugando el primer lugar del grupo, que es importante, ojalá lo podamos conseguir. Es el último pasito. Tenemos jugadores con amarillas y otros recuperándose del tema de las paperas, en total son ocho. Algunos ya descartados y otros hasta el jueves evaluaremos si pueden llegar», señaló en conferencia de prensa en Los Céspedes previo al entrenamiento.
hizo hincapié en un concepto que ha reiterado en los últimos tiempos, el tratar de ser «competitivos, eso quiere decir que estamos a la altura de los dos torneos y que estamos para encarar los partidos de igual a igual. Después no podemos pensar en el futuro cuando sabemos que esto es el día a día. Es la única manera que podemos pensar en estos momentos».
El técnico tricolor dijo que en el planteamiento ante Rosario Central, «la idea es que no jueguen (los que tienen amarillas: Conde, Romero, López y Fucile). Tenemos la posibilidad de reservarlos porque ya estamos clasificados. Si le sacan otra sería complicado para lo que viene».
«Los que tienen paperas es imposible que lleguen para el jueves, más los que acumulan algún golpe y una buena cantidad de partidos, se nos achicó muchísimo el plantel hasta para los 18 del plantel», añadió, generando una incógnita sobre el equipo que arranque jugando.
Además el entrenador se refirió al trabajo de Cunha el domingo, uno de los temas más comentados del fin de semana futbolero: «Hasta el árbitro haciendo bien su trabajo lo cuestionamos. Me causa gracia. Yo me acuerdo de cuando era jugador, de que la regla de la mano separada era penal. En Europa se está aplicando hace varios años esto. Acá no sé porqué recién ahora llega esa información».
«Más allá de esto, me parece que al que hay que felicitar es al árbitro, porque con el trabajo que tiene, aciertan un montón y se equivoca una vez. Fijáte que si hay cuatro penales y los cobra bien los cuatro. Sean para nosotros o para el otro equipo…», explicó.
Munúa valoró también el hecho de que Nacional pueda seguir apostando a los juveniles del club, que han sido siete en ocho meses los que han debutado en Primera: «Acá en el plantel saben que todos son importantes. A medida que van teniendo su oportunidad van a demostrar que pueden aportar cada uno lo suyo».