“Hay clubes que tienen terror de bajar”

Atilio Correa, el expresidente no se calla: “La dictadura le robó el gimnasio a Salto Nuevo” 

Proyecto Fútbol Salteño 2012. La hora de los Ex presidentes de la Liga. Atilio Correa.

“Clubes del sur son los que llevan más gente; los tienen de esclavos”

9“Yo rescato aspectos que me parecen vitales y sobre todo uno: en la mayoría de quienes tienen que ver con el fútbol salteño y sobre todo hablo de jugadores, las respuestas humanas son concretas. No hay a ese nivel gente mala en el fútbol salteño. Son personas de bien. El fútbol también puede mejorar la actitud humana. Siempre pelee por lo que pensaba, sin dejar de reconocer y valorar la crítica que se planteara. Si uno no mira para el costado puede haber una piedra y no la ve. Mirando para ese costado se puede corregir. Antes que nada me siento un deportista, luego viene la camiseta. La pasión por un club. Cuando fui a Ligas Federadas después de ser presidente de la Liga Salteña de Fútbol, me miraban con desconfianza. Casi con rechazo, sobre todo la gente de Belén y Constitución. Hasta que se fueron dando cuenta que mi único interés era aportar a la causa. La causa es la que abre caminos y junta. A veces en el fútbol salteño nos falta unidad. Eso nos falta”.

**********

Llegó a los 75 años y siente que tiene una salud de privilegio. Años en que dejó el cigarrillo y el hábito cotidiano de caminar, es parte de la receta. Pero también, el gimnasio se convierte en opción. ATILIO CORREA, el presidente de la Liga Salteña de Fútbol en 19886, 1987 y 1988, dejará sentado en EL PUEBLO “que a veces falta perfeccionar el rol de dirigente. Determinar cual es la exigencia para quien es parte de la función. Ser dirigente no es acertar, es orientar una gestión. Es cierto que nos hemos reunido con representantes de clubes del sur de la ciudad. Hablo de Ceibal, Salto Nuevo, Saladero, Tigre e incluso se sumó Progreso. Los equipos del sur son los que llevan más gente a las canchas. ¿Eso no dice nada?. No solo nos juntamos por lo relativo al presidente de la Liga, sino por otros temas. Los clubes de barrio, cuánto le aportan a la liga?. Cuánta gravitación tienen en la recaudación de cada cancha?…y sin embargo, a otros niveles esos clubes del sur, no parecen tener la misma influencia.

Porque aquí partimos de una situación de hecho: con el voto de siete clubes de la “A”, es posible vetar un proyecto o variar un artículo del reglamento. Ni juntando todos los votos restantes se obtiene una superioridad. Por eso yo digo que en la Liga Salteña de Fútbol no está planteado un sistema democrático. Las mayorías se vuelven minorías, y de acuerdo a la divisional en que se esté, el poder es real o no”.

EL TERROR DE BAJAR

La mansedumbre en el habla de Atilio Correa, se va poblando de conceptos. Pero también de memorias. Más allá de “su” Salto Nuevo en el alma y esta condición de Vice Presidente, ese tránsito por toda la cancha. Las imágenes se irán y volverán.

“De lo que no tengo dudas es que la mayoría de los clubes sociales, desarrollan una función social. Una gran mayoría. Eso es bueno reconocerlo. Hace a la justicia. Pero también se pueden alcanzar otros planos a favor de ese fútbol. Hay clubes por ejemplo, que tienen terror de bajar. Pasan a transformarse en una suerte de poder en la Liga. Bajar de categoría no es el fin de nada, si ese club tiene una base de respuesta general. Cuando hablo de ese no sentido democrático, uno termina reconociendo que a algunos clubes los tienen de esclavos. No tienen derecho a gobernar e incluso pasa a limitarse el propio peso de opinión. A la dirigencia a veces nos falta mejorar la visión sobre el fútbol. A veces no la tenemos y eso es una falta grave. Demasiado grave”.

 -ELEAZAR JOSÉ SILVA-

 

“Walter Galliazzi no iba a  Punta del Este; iba al fútbol”

***********************************

“Una vez le pregunté a Walter Galliazzi, porque no iba a Punta del Este a veranear. Claramente podía hacerlo. Él me respondía con algunas razones bien propias de él. Sucede que Galliazzi no iba a Punta del Este; iba a una cancha de fútbol. Era así. Sentía de esa manera el fútbol.

Pero además, la verdad fue una: estaba en condiciones de colaborar y colaboraba. Era muy difícil que a alguien le dijese que no. Tenía además muy claro el concepto de la solidaridad.

Su colaboración hacia varias instituciones, y hacia otros sectores de la sociedad. Como dirigente, siempre supo de una visión especial. Cuando llegamos a la presidencia de la Liga, lo convoco para integrar el Cuerpo de Neutrales y aceptó. Después se termina el ciclo, el vuelve a la Liga Agraria y me apunta: “yo colaboré cuando me lo pediste, ahora necesito de vos”. Y entonces fui. Acepté por él y aquella experiencia me gustó por lo enriquecedora, desde lo deportivo a lo humano”.

“Quisimos cambiar el Dickinson por el Parque Pozzi o el Merazzi”

¿Qué nos está faltando?…Ahh…no tengo dudas que un estadio en condiciones, que posibilite el desarrollo de determinados espectáculos o crear mejores condiciones a favor de la comodidad misma de los aficionados. No hay dudas que en 1995 perdimos la gran oportunidad, cuando finalmente Paysandú construyó y Salto no. En aquellos años de presidencia en la Liga, quisimos cambiar el Dickinson por el Parque Pozzi o el Merazzi. Salto Uruguay nos cedía el Pozzi, pero además quería dinero. Lo de Ferro pasó por otra situación. Hubo quienes colaboraron para la compra del Merazzi y no para cambiarlo por otro. Pero además, cuando se dice una y otra vez que el Dickinson es el único escenario propiedad de una Liga, se miente. No es verdad. Y parece mentira que los salteños caigamos en ese error, porque el Parque Juan José Vispo Mari no es municipal. Es de la Liga Agraria. O sea, el Dickinson no es el único. Pregunto si en otros sectores del interior, no hay algún caso similar al Dickinson”.

“Si Salto FC no hubiese fracasado, ni nos acordábamos del combinado”

“Si se es propietario de una panadería, cuál es el fin?. No otro que vender el pan que se hace, de acuerdo?. Si hablamos de un club de fútbol, el objetivo debiera ser formar y vender jugadores, porque además, pasa a ser parte de la ambición de ellos. La de proyectarse y llegar. Para mi gusto, es de los aspectos que no contempló Salto FC. Si Salto FC no hubiese fracasado, ni nos acordábamos del combinado salteño. Con un poquito que hubiese colaborado cada club de la Liga Salteña, otra realidad se planteaba. No tengo dudas. El gran tema aquí, es que peligrosamente el fútbol salteño está perdiendo vínculos a otros niveles. ¿Por qué el fútbol rentado le va dando participación al Interior o sale a jugar fuera de Montevideo?….porque también necesita de quienes estamos de este lado.

Nadie crece solo y de eso hay que convencerse. Cuando digo que los tiempos han cambiado, ahí está lo que pasa con Belén y Constitución, con un fútbol local que prácticamente no existe más. La ausencia de competencia es cosa real y además, es solo cuestión de rescatar desde la memoria: en los últimos años, cuántos jugadores han llegado desde Constitución y Belén a la Liga Salteña?. En los años 60, 70 y 80, no menos de 15  por año. Baldassari, Finozzi, Valenti, Saldamando, en fin, cuántos?. Y qué fue pasando después?… sin competencia, no hay garantía de mejoramiento, de evolución”.

“La dictadura nos robó el gimnasio y después nadie nos devolvió nada”

Las puntualizaciones del expresidente de la Liga Salteña de Fútbol Atilio Correa, sabrán de su propio  perfil. “Proyecto Fútbol Salteño 2012” desde EL PUEBLO, al fin de cuentas, es descubrir lo que a veces es parte de lo subterráneo. No siempre aflora lo que está oculto, aunque en fútbol las verdades a veces son tan múltiples como imprecisas…

“A comienzo de los años 70, la idea en Salto Nuevo era clara. No había duda sobre lo que pretendíamos. Un gimnasio, una cancha de fútbol, en definitiva todo un complejo deportivo a favor de la institución. Le entramos al gimnasio, con la mano que nos tendió “Pilú” Ambrosoni (arquitecto). No nos cobró un solo peso. Los pilotes de la construcción en el gimnasio tienen ocho metros de profundidad….¡no los mueve nadie!.. Se obtuvo una rebaja del 20% del presupuesto. El dólar estaba en 2.73. Saben cuanto gastó Salto Nuevo en el gimnasio?. 10 millones de dólares…sí 10 millones de dólares, reitero, con el dólar a ese valor. Era un montón de dinero. A ANCAP le compramos los materiales. No colaboraban con el club, nos vendían a precio de costo. Ocurrió después que se vino la dictadura, comenzaron a prohibirnos las rifas que hacíamos y la mayoría de nosotros los directivos, fuimos integrando la lista de proscriptos. Si concurríamos a alguna asamblea del club, al otro día estábamos en la seccional en carácter de detenidos. El hecho es que la dictadura nos robó el gimnasio y después nadie nos devolvió nada. Cuando retornó la democracia, hubo restituciones, no faltaron resarcimientos económicos, pero con Salto Nuevo no hubo caso. Nadie nos devolvió nada. ¿Por qué Arnoldo Bernasconi?….era un vecino del barrio, lo extraño es que no tenía ningún vínculo con el deporte. No era un deportista. Si mal no creo, la designación partió del entonces intendente de facto, Cnel Guillermo De Nava”.

“A nivel local, van los de siempre; la selección resignó aficionados”

*****************************

“La selección es un tema complejo. Porque además cambió el mundo, cambiaron los tiempos, las realidades se modificaron. Años atrás, en los memorables Litorales, íbamos en camión. Nos encontrábamos todos. Pero el propio Litoral fue mermando aquella pasión, porque ahora entre otras cosas, el tipo prende el televisor y tiene fútbol por todos lados. Lo mira en la casa, no gasta, si llueve no se moja y puede elegir el menú. En 1971 fui delegado de Salto. Éramos ocho representantes de clubes. Adhesión no faltaba. Lo concreto es que el La selección sin embargo resignó aficionados. Soy de los que pienso que a veces faltan referentes en el fútbol, que aquellos que jugaron no trasmitieron lo que supieron. Por eso lo de Martín González me parece bárbaro: le enseña a atajar a los gurises. Pregunto: ¿cuántos más son los que enseñan?. Faltan referentes, faltan los de antes. Y que la gente sea parte de ese fútbol, como no lo fue en los 100 años de la Liga. Fue un cumpleaños de elite. Uno miró de afuera lo que pasaba y costó entender. La fiesta de los 100 años no fue la fiesta de la gente del fútbol, porque simplemente no participó y no se la invitó a participar. Cuando la Liga cumplió los 75 años, vino toda la gente de la Confederación del Litoral. Fortalecimos el bloque, ganamos en imagen y al congreso siguiente en Paysandú, se avanzaron en logros históricos y el Dr. Calero (salteño), resultaría presidente. O sea, esa idea nació aquí, en oportunidad de los 75 años de la Liga y germinó en Paysandú”.

Atilio, a un toque…

*********************

* LA MEJOR SELECCIÓN DE S ALTO- Sin dudas la de 1971 dirigida por Raúl Banfi. Se ganó en Fray Bentos después de 35 años. Un equipazo.

* EL MEJOR SALTO NUEVO- El de 1963. Porque además, la gran mayoría de los jugadores nacieron futbolísticamente en el club. Productos del semillero, del barrio.

* EL MEJOR ARQUERO- Torena, de River Plate, fue bárbaro. Le vi una atajada de no creer. Le dispararon al arco, rechazó esa pelota y otro delantero rival llegó para definir. Desde el suelo se levantó, en una reacción instintiva que no me la olvido nunca.

Hubo grandes goleros… Camargo, “Perucho” González Acuña y de última Ramón Rivas. Lo de Ramón, fue la consecuencia de sus recursos futbolísticos y de la personalidad. Yo estuve en aquella noche cuando en Mercedes le largaron los perros. Después quedó detenido hasta el otro día. Un grande de verdad. De esos jugadores-ganadores ciento por ciento.

* UN DEFENSOR- El “Caballito” Méndez, por una razón fundamental. En el área, no le cabeceaba nadie. Mandaba él. Ahora hasta los enanos hacen goles en el área. Con el “Caballito” simplemente no. Lo del “Ratonera” Barboza igualmente supo de un valor incalculable. Llegó de Hindú a Salto Nuevo y terminó siendo fanático del club. No faltaron zagueros de categoría inolvidable, como el “Coco” Esteban González de River Plate.

* UN VOLANTE: Tres, Clive Pérez, el “Maño” Ruiz y Julio Rodríguez de Salto Nuevo”.

* UN DELANTERO: Walter Finozzi, por eso de ser goleador-goleador”.

* EL MEJOR FUTBOLISTA- Es que era volante o delantero. Un poco de todo, porque además tenía todo. Ruben Grassi fue el mejor, fue irrepetible.