Hay que hacer algo mejor

Fue una semana bastante intensa en todo sentido, tanto la que terminó el sábado como la que comenzó ayer. Porque cuando aún no superábamos lo que había dejado la semana que pasó, se nos vino encima una serie de sucesos que no nos terminan de sorprender. Tormentas, lluvias copiosas, tornados, terremotos, desbordes de ríos, inundados, juicios políticos, cruces de acusaciones, megaoperativos policiales. Estamos todos locos.ayuda
El mundo va rápido, todo pasa de una forma tan vertiginosa que no nos da tregua a analizar cada cosa en detalle para saber cómo actuar y a qué enfrentarnos. Yo lo viví de una manera pero todos tenemos un cristal para verlo.
A mi el calor comenzaba a hacerme sudar más de la cuenta, a promover que nos remanguemos las camisas, que las mujeres vuelvan a usar ropa corta y que los niños se atrevan a andar de shorts y chinelas. Parece diciembre en abril, aunque por momentos, entre el sofocante aire húmedo y los mosquitos, es como si estuviéramos en enero.
En la televisión, de la que no soy asiduo pero reconozco que es necesaria ya que nos muestra al instante lo que pasa en el mundo, estoy viendo los efectos de una terrible noticia. Un tornado que azotó con todo a la apacible ciudad de Dolores en el departamento de Soriano, dejando cuatro personas muertas, decenas de heridos y una ciudad totalmente destruida, porque si bien la destrucción alcanzó a la mitad de la urbe, la otra mitad no puede funcionar sin ellos y todos están juntos en esto, pero lo que pasó allí además nos afectó a todos, que quedamos estremecidos de ver la ferocidad de lo acontecido que en términos reales recién pudo medirse al día siguiente y aún hoy siguen contando daños.
Al rato, miro la escena internacional y quedo boquiabierto, lo que pasó ayer en Ecuador donde un terremoto dejó más de 200 muertos y alrededor de 2 mil personas desaparecidas, también fue parte de toda esta situación climática que nos deja mudos y nos hace saber que la naturaleza nos está pasando factura por todo lo que la mano del hombre le ha hecho en este tiempo. Porque podría decirse que no es la naturaleza la que castiga al hombre, sino que se está cobrando algo de lo que viene sufriendo por nuestras acciones y nos responde con alguna tormenta, como para decirnos que no está contenta de cómo la estamos tratando.
Al rato, Chile y uno de sus principales ríos desbordados, afectando en forma repentina a una serie de autopistas y avenidas de la colosal capital del país, la fabulosa Santiago de Chile, que se vio totalmente paralizada por esta situación, debiendo convocarse en forma urgente a las autoridades para tomar medidas ya que ese desborde dejó un tendal de desplazados, muertos y heridos.
Al querer cambiar de canal, para ver si podía ver algo que aliviara un poco tanto estremecimiento, muertos y heridos, como alguna película que podía ser Twister o La Tormenta Perfecta, como para entrar en clima, la ebullición política que mostraba el parlamento brasileño donde más de 500 diputados de ese país dividían al coloso de norte, pidiendo el juicio político a la presidenta Dilma Rousseff, por los escándalos de corrupción que azotaron al gigante norteño durante los últimos años y que tiene en la mira a la actual presidente porque supuestamente conocía alguno de los enjuagues que se hacían, como el caso Petrobras, que políticos y empresarios llevaban adelante con los dineros públicos.
No conforme con esto, pienso en ver algo más calmo que los gritos furibundos de la oposición brasileña y los descargos enérgicos de los pocos oficialistas que quedaban en el parlamento, y comienzan a hablar en la Redacción de un megaoperativo realizado por la Policía aduanera en Salto, de cigarrillos que entran por contrabando, de un posible cargamento de drogas que la Policía sabía que llegaba en estos casos por la misma vía desde Argentina y que al parecer esta vez no llegó, de los problemas de Leishmaniasis y Dengue que han padecido algunas personas y barrios de la ciudad, y encima de un posible tornado que estaba anunciado a esta hora de la noche, cuando estoy escribiendo este artículo y escuchando el sonido de los truenos que confirman el pronóstico de lluvias, que segura y lamentablemente afectará a varias personas.
Pero viendo el mundo así, parece que todas fueran pálidas, sin embargo, de todo esto sale lo bueno. Teniendo la chance de entrevistar a un colega de radio AM San Salvador de Dolores el sábado, Mateo Arnaldi, que vivió el tremendo tornado que azotó su ciudad y que sucedió mientras él estaba al aire, teniendo que ponerse debajo del marco de una puerta para que no se le cayera una pared encima, me relataba algo positivo.
El hecho que cada vez que hay un drama de esta magnitud, toda la gente se junte para dar una mano e incluso deje lo que está haciendo para ir a ayudar a quien lo necesita, es algo que nos muestra el sentido de comunidad que aún tenemos. Y si bien ante tanta adversidad diaria en otros planos, parece que perdemos de vista lo esencial que es el trato humano y el darnos la mano cuando hay problemas, en estos casos todo se revierte, dejamos de lado por un rato lo que nos hace enfrentarnos y nos ponemos de acuerdo en que tenemos que ayudarnos todos.
Es que hay una razón básica, nadie está libre de vivir una situación como la que afectó a Dolores y en este caso, primero como uruguayos y después como seres de este mundo, nos ponemos un minuto en sus zapatos, no queremos pasar por esa situación ni por asomo y entonces nos dedicamos a dar nuestro granito de arena para sentirnos reconfortados.
Sin dudas que los que estamos viviendo son días muy movilizadores, por todo lo que está pasando, pero el hecho de que podamos ver con alegría los resultados de estas catástrofes que es estar todos juntos dándonos la mano, debe ayudarnos a reflexionar si vale la pena hacerle tanto daño al planeta, para que al final, el mismo con sus respuestas naturales, nos haga darnos cuenta de cuánto valemos como seres de este mundo y ergo, cuánto deberíamos cuidarlo a él y a nosotros, para hacer de nuestra vida y nuestro mundo, algo mucho mejor.

Hugo Lemos







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...