Hijo de 70 años denunció a su madre de 90 por entrar a su campo y soltar animales, discutieron la propiedad del lugar

Un hombre de 28 años de edad terminó en el CTI del hospital público tras volcar la camioneta que conducía. El siniestro se registró a las 10 horas del martes pasado, en un camino vecinal (sin pavimentar) próximo al kilómetro 43 de la ruta 31.
En dicho sitio, y por razones que se desconocen, la camioneta Chevrolet modelo C10 en cuestión apareció volcada sobre la senda izquierda, resultado herido su conductor. Tras ser trasladado al nosocomio antes mencionado, el paciente debió ser intervenido quirúrgicamente por un problema en un vaso sanguíneo.
Para calibrar la magnitud del golpe, basta con decir que los efectivos policiales presentes en el lugar estimaron en “aproximadamente un 80%” los daños sufridos por la camioneta modelo del año 1982.
SE OLVIDÓ DE CERRAR LA PUERTA
En otro caso, un hombre de 61 años de edad tuvo una omisión que le costó cara: se olvidó de cerrar la puerta de su casa, la que está ubicada en el barrio Ceibal antes de ir a dormir, y cuando despertó, descubrió que su finca había sido visitada por personas extrañas que lo robaron.
Los ladrones se llevaron consigo lo primero que encontraron a mano: en este caso fue un equipo de Play Station II y una televisión de 14 pulgadas. El damnificado lamentó, principalmente, la pérdida de la consola de juegos, porque la había adquirido el mes pasado.
POLICÍAS APEDREADOS
Por otra parte, dos agentes del Cuerpo de Radio Patrulla realizaban una recorrida de rutina en moto el martes pasado por el barrio Fátima, cuando al llegar a la intersección de la calle Invernizzi y la Avenida Enrique Amorim, fueron apedreados “masivamente” por un grupo de seis jóvenes.
Dos de los agresores se dieron a la fuga en una moto sin matrícula por Amorim rumbo al oeste, mientras que los otros cuatro, salieron corriendo en la misma dirección.
Al llegar a la Avenida Viera, se sumaron dos adolescentes a los seis anteriores y apedrearon al militar que habitualmente hace guardia en dicha esquina.
Al poco rato apareció un móvil de la Seccional Quinta, que junto a la otra unidad policial persiguieron a los ocho malhechores, hasta que éstos ingresaron en una finca precaria de la calle Bella Vista, entre Córdoba y Luis Alberto de Herrera, en el barrio Villa España, desde la que siguieron apedreando a los efectivos.
Finalmente llegó la orden superior de concluir con el operativo para “evitar daños y lesionados”.
CONFLICTO ENTRE
MADRE E HIJO
Un hombre de 70 años de edad y su madre de 90, fueron protagonistas de un hecho tragicómico en Pueblo Las Flores, donde viven ambos.
Las casas donde residen están a pocos metros de distancia y la relación entre las partes no es la mejor, pese al fuerte vínculo sanguíneo que tienen. Prueba de ello es la reciente denuncia que presentó el septuagenario, quien asegura que su progenitora ingresó en su campo de aproximadamente una hectárea y liberó una vaca y dos novillos de su propiedad, encontrando a los animales en la calle.
Lo curioso del caso, es que ésta no fue la primera denuncia entre las partes, dado que el pasado 3 de setiembre de 2013, la nonagenaria denunció a su vástago porque cortó un alambre y unos cables de un predio que dice ser suyo, aunque el hijo afirma que dicho bien está a su nombre.

Hombre de 28 años está en CTI tras volcar en la camioneta que viajaba en el kilómetro 43 de la ruta 31; debió ser intervenido quirúrgicamente

Un hombre de 28 años de edad terminó en el CTI del hospital público tras volcar la camioneta que conducía. El siniestro se registró a las 10 horas del martes pasado, en un camino vecinal (sin pavimentar) próximo al kilómetro 43 de la ruta 31.

En dicho sitio, y por razones que se desconocen, la camioneta Chevrolet modelo C10 en cuestión apareció volcada sobre la senda izquierda, resultado herido su conductor. Tras ser trasladado al nosocomio antes mencionado, el paciente debió ser intervenido quirúrgicamente por un problema en un vaso sanguíneo.

Para calibrar la magnitud del golpe, basta con decir que los efectivos policiales presentes en el lugar estimaron en “aproximadamente un 80%” los daños sufridos por la camioneta modelo del año 1982.

SE OLVIDÓ DE CERRAR LA PUERTA

En otro caso, un hombre de 61 años de edad tuvo una omisión que le costó cara: se olvidó de cerrar la puerta de su casa, la que está ubicada en el barrio Ceibal antes de ir a dormir, y cuando despertó, descubrió que su finca había sido visitada por personas extrañas que lo robaron.

Los ladrones se llevaron consigo lo primero que encontraron a mano: en este caso fue un equipo de Play Station II y una televisión de 14 pulgadas. El damnificado lamentó, principalmente, la pérdida de la consola de juegos, porque la había adquirido el mes pasado.

POLICÍAS APEDREADOS

Por otra parte, dos agentes del Cuerpo de Radio Patrulla realizaban una recorrida de rutina en moto el martes pasado por el barrio Fátima, cuando al llegar a la intersección de la calle Invernizzi y la Avenida Enrique Amorim, fueron apedreados “masivamente” por un grupo de seis jóvenes.

Dos de los agresores se dieron a la fuga en una moto sin matrícula por Amorim rumbo al oeste, mientras que los otros cuatro, salieron corriendo en la misma dirección.

Al llegar a la Avenida Viera, se sumaron dos adolescentes a los seis anteriores y apedrearon al militar que habitualmente hace guardia en dicha esquina.

Al poco rato apareció un móvil de la Seccional Quinta, que junto a la otra unidad policial persiguieron a los ocho malhechores, hasta que éstos ingresaron en una finca precaria de la calle Bella Vista, entre Córdoba y Luis Alberto de Herrera, en el barrio Villa España, desde la que siguieron apedreando a los efectivos.

Finalmente llegó la orden superior de concluir con el operativo para “evitar daños y lesionados”.

CONFLICTO ENTRE

MADRE E HIJO

Un hombre de 70 años de edad y su madre de 90, fueron protagonistas de un hecho tragicómico en Pueblo Las Flores, donde viven ambos.

Las casas donde residen están a pocos metros de distancia y la relación entre las partes no es la mejor, pese al fuerte vínculo sanguíneo que tienen. Prueba de ello es la reciente denuncia que presentó el septuagenario, quien asegura que su progenitora ingresó en su campo de aproximadamente una hectárea y liberó una vaca y dos novillos de su propiedad, encontrando a los animales en la calle.

Lo curioso del caso, es que ésta no fue la primera denuncia entre las partes, dado que el pasado 3 de setiembre de 2013, la nonagenaria denunció a su vástago porque cortó un alambre y unos cables de un predio que dice ser suyo, aunque el hijo afirma que dicho bien está a su nombre.