Homenaje de Uruguay a víctimas del Holocausto a 75 años de la liberación de campos nazis de exterminio

«La conmemoración del Holocausto es parte imborrable de la memoria de todos y nos asociamos convencidos, pues también es parte imborrable de nuestra memoria», dijo el presidente de la comisión honoraria del Poder Ejecutivo, Enrique Iglesias, en el mensaje emitido en simultáneo por radio y televisión en homenaje a los millones de víctimas judías y de otros colectivos a manos del nazismo en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).
«Ningún evento de la historia de la humanidad ha conmovido tanto al mundo como el Holocausto», comenzó Iglesias Iglesias, en su calidad de presidente de la comisión honoraria que el Poder Ejecutivo conformó en 2019 con personalidades de variados ámbitos de la sociedad uruguaya.
Inscribir ese espanto, como lo definió en su alocución por radio y televisión de este lunes 27, es necesario para la reflexión en los tiempos que vivimos y fundamental para el futuro de la humanidad, tras un siglo XX con varios genocidios, además del sufrido por el pueblo judío, que hoy atraviesa trágicos enfrentamientos entre razas, religiones y nacionalismos, añadió.
Este lunes 27 se recuerda en todo el mundo las políticas de exterminio del régimen nazi de Alemania que, mediante técnicas planificadas de ejecución en campos ubicados en varios países europeos, mataron a más de seis millones de judíos, así como de otros millones de personas con algún tipo de capacidad diferente, opositores políticos, como comunistas y socialistas, testigos de Jehová, gays, lesbianas, travestis y prostitutas.
La fecha elegida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se debe a la llegada, el 27 de enero de 1945, de la avanzada del ejército de la hoy desaparecida Unión Soviética al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, en la Polonia ocupada entonces por Alemania, que habían montado las fuerzas nazis en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y donde fueron asesinados un millón y medio de personas.
Iglesias recordó las palabras del ex primer ministro británico Winston Churchill (1874-1965), quien definió al Holocausto como «el peor y más horrendo crimen en la historia», con particularidades propias, como su alcance e institucionalización, que llevó a uno de los pueblos más prósperos de Europa a tamaño error, fruto del delirio de un partido político.
«A veces estamos convencidos de que, con educación, cultura y dignidad, seremos más pacíficos, tolerantes y humanos, y seguramente es así, pero obviamente no alcanza para vencer en todos los casos», dijo. «La crueldad y la ambición pueden imponerse a los mejores sentimientos», advirtió.