Hoy no podemos hablar de una citricultura de vanguardia de precisión sin el uso del fertirriego,afirmó la investigadora de INIA

La Estación Experimental INIA Salto Grande y el Programa Nacional de Investigación en Producción Citrícola realizarán este miércoles 11 a partir de las 8:30 en la Estación Experimental INIA Salto Grande (Camino al Terrible – Colonia Gestido), un “Seminario Internacional de Fertirriego en Cítricos”. Sobre la actividad EL PUEBLO dialogó con Carmen Goñi, investigadora del Programa Nacional de Investigación en Producción Citrícola, de INIA.
- ¿Cuál es su especialidad?
Soy investigadora del Programa Nacional de Investigación en Producción Citrícola, de INIA.  Como Ud sabe el equipo técnico del Programa de Investigación abarca distintas disciplinas para resolver las problemáticas del rubro; mi área de trabajo está relacionada a suelos, su manejo y conservación, el manejo de la fertilidad vegetal y el riego.  Es un campo de trabajo amplio y de gran impacto productivo.
-¿Cuál es el objetivo del seminario?
En lo inmediato, generar un intercambio de opiniones con base a las presentaciones y la experiencia productiva de los presentes. Analizar los avances disponibles y desafíos que plantea esta medida de manejo. El escenario productivo actual del Uruguay, la reciente apertura del mercado de Estados Unidos, generan oportunidades muy importantes para la citricultura nacional.  Hoy no basta con aumentar la productividad por hectárea, tenemos que levantar ciertas restricciones como los altos costos de la mano de obra y estar preparados ante potenciales amenazas regionales muy serias que pueden poner en juego nuestro futuro productivo. La citricultura se encuentra en un período de quiebre, o se implementan y adaptan estrategias de manejo innovadoras buscando un rápido retorno del capital, (uso de plantas saneadas, incorporación de variedades de alto valor comercial,  diseño de plantaciones en alta densidad, portainjertos enanizantes, fertirriego en  un manejo holístico, global o quedamos fuera de carrera.
El fertirriego en este nuevo escenario productivo es una herramienta clave por sus múltiples ventajas operativas: permite acompasar las demandas de agua y nutrientes del cultivo, nos da mayor flexibilidad y oportunidad de aplicación, tiene menores costos de aplicación y uso de la mano de obra.  Tenemos que diseñar nuestra propia estrategia de manejo acorde con nuestros recursos hídricos y de clima.
A nivel mundial hoy se discuten distintas concepciones y adaptaciones del fertirriego en el cultivo; similar oportunidad de intercambio de conocimientos es lo que pretendemos para esta jornada.
- ¿A quiénes apunta?
Creemos que el auditorio será fundamentalmente de técnicos, aunque la presencia de productores sería de mucha importancia ya que buscamos su participación para recabar nuevas demandas referidas al tema.  Tenemos como invitados a dos investigadores internacionales de reconocida experiencia en el cultivo y referentes disciplinarios. Me refiero al PhD Jim Syvertsen de la Universidad de Florida, USA, hoy gozando de una pasantía de investigación financiada por Fulbright en INIA-SG y al Dr José  Quaggio del Instituto Agronómico de Campinas, Brasil. El primero es fisiólogo de cítricos, de amplísima trayectoria de investigación en el manejo de estreses en planta, especialista en fotosíntesis, ha trabajado además en el desarrollo de los sistemas avanzados de fertirrigación que se usan en USA y el segundo invitado es un especialista en suelos y nutrición vegetal, ha desarrollado metodologías de análisis de suelo con resinas de intercambio y técnicas de laboratorio que facilitan el monitoreo en condiciones de campo y que son básicas para el seguimiento del fertirriego, tiene además una basta experiencia en el manejo de cítricos en Brasil, siendo además citricultor.
- ¿Qué importancia tiene el fertirriego?
Hoy no podemos hablar de una citricultura de vanguardia de  precisión sin el uso del fertirriego.  Es el método más efectivo y la forma más conveniente de optimizar los niveles de fertilidad y los requerimientos de agua del cultivo. Esta tecnología se usa en Uruguay hace más de veinte años. Hay adelantos tecnológicos que posibilitan la automatización y el monitoreo a distancia, fuentes solubles de menor costo, más conocimientos del cultivo y también desafíos por delante. El equipo técnico de INIA está empeñado en implementar un paquete holístico de medidas de manejo y el fertirriego correctamente utilizado es una de esas tecnologías para ampliar impactos productivos y minimizar los efectos ambientales.
- ¿Qué productos se utilizan?
Se usan las mismas fuentes de fertilizantes que con los manejos tradicionales, salvo que muchas de estas formulaciones tienen características que facilitan su uso en solución.  Nada extraño, fuentes que facilitan y mejoran el tiempo de disolución  y el posterior problema de taponamiento de emisores.
- ¿Cuáles son los errores más frecuentes en su utilización?
Me animaría a decir en el caso de cítricos que más que errores no hemos explorado aún todo su potencial y realizamos un pobre control de lo que está sucediendo en el bulbo, en el sistema radicular en la planta como un todo. En otros cultivos los errores más serios son los problemas de salinidad en especial en condiciones de invernáculos.

La Estación Experimental INIA Salto Grande y el Programa Nacional de Investigación en Producción Citrícola realizarán este miércoles 11 a partir de las 8:30 en la Estación Experimental INIA Salto Grande (Camino al Terrible – Colonia Gestido), un “Seminario Internacional de Fertirriego en Cítricos”. Sobre la actividad EL PUEBLO dialogó con Carmen Goñi, investigadora del Programa Nacional de Investigación en Producción Citrícola, de INIA.

– ¿Cuál es su especialidad?

Soy investigadora del Programa Nacional de Investigación en Producción Citrícola, de INIA.  Como Ud sabe el equipo técnico del Programa de Investigación abarca distintas disciplinas para resolver las problemáticas del rubro; mi área de trabajo está relacionada a suelos, su manejo y conservación, el manejo de la fertilidad vegetal y el riego.  Es un campo de trabajo amplio y de gran impacto productivo.

-¿Cuál es el objetivo del seminario?

En lo inmediato, generar un intercambio de opiniones con base a las presentaciones y la experiencia productiva de los presentes. Analizar los avances disponibles y desafíos que plantea esta medida de manejo. El escenario productivo actual del Uruguay, la reciente apertura del mercado de Estados Unidos, generan oportunidades muy importantes para la citricultura nacional.  Hoy no basta con aumentar la productividad por hectárea, tenemos que levantar ciertas restricciones como los altos costos de la mano de obra y estar preparados ante potenciales amenazas regionales muy serias que pueden poner en juego nuestro futuro productivo. La citricultura se encuentra en un período de quiebre, o se implementan y adaptan estrategias de manejo innovadoras buscando un rápido retorno del capital, (uso de plantas saneadas, incorporación de variedades de alto valor comercial,  diseño de plantaciones en alta densidad, portainjertos enanizantes, fertirriego en  un manejo holístico, global o quedamos fuera de carrera.

El fertirriego en este nuevo escenario productivo es una herramienta clave por sus múltiples ventajas operativas: permite acompasar las demandas de agua y nutrientes del cultivo, nos da mayor flexibilidad y oportunidad de aplicación, tiene menores costos de aplicación y uso de la mano de obra.  Tenemos que diseñar nuestra propia estrategia de manejo acorde con nuestros recursos hídricos y de clima.

A nivel mundial hoy se discuten distintas concepciones y adaptaciones del fertirriego en el cultivo; similar oportunidad de intercambio de conocimientos es lo que pretendemos para esta jornada.

– ¿A quiénes apunta?

Creemos que el auditorio será fundamentalmente de técnicos, aunque la presencia de productores sería de mucha importancia ya que buscamos su participación para recabar nuevas demandas referidas al tema.  Tenemos como invitados a dos investigadores internacionales de reconocida experiencia en el cultivo y referentes disciplinarios. Me refiero al PhD Jim Syvertsen de la Universidad de Florida, USA, hoy gozando de una pasantía de investigación financiada por Fulbright en INIA-SG y al Dr José  Quaggio del Instituto Agronómico de Campinas, Brasil. El primero es fisiólogo de cítricos, de amplísima trayectoria de investigación en el manejo de estreses en planta, especialista en fotosíntesis, ha trabajado además en el desarrollo de los sistemas avanzados de fertirrigación que se usan en USA y el segundo invitado es un especialista en suelos y nutrición vegetal, ha desarrollado metodologías de análisis de suelo con resinas de intercambio y técnicas de laboratorio que facilitan el monitoreo en condiciones de campo y que son básicas para el seguimiento del fertirriego, tiene además una basta experiencia en el manejo de cítricos en Brasil, siendo además citricultor.

– ¿Qué importancia tiene el fertirriego?

Hoy no podemos hablar de una citricultura de vanguardia de  precisión sin el uso del fertirriego.  Es el método más efectivo y la forma más conveniente de optimizar los niveles de fertilidad y los requerimientos de agua del cultivo. Esta tecnología se usa en Uruguay hace más de veinte años. Hay adelantos tecnológicos que posibilitan la automatización y el monitoreo a distancia, fuentes solubles de menor costo, más conocimientos del cultivo y también desafíos por delante. El equipo técnico de INIA está empeñado en implementar un paquete holístico de medidas de manejo y el fertirriego correctamente utilizado es una de esas tecnologías para ampliar impactos productivos y minimizar los efectos ambientales.

– ¿Qué productos se utilizan?

Se usan las mismas fuentes de fertilizantes que con los manejos tradicionales, salvo que muchas de estas formulaciones tienen características que facilitan su uso en solución.  Nada extraño, fuentes que facilitan y mejoran el tiempo de disolución  y el posterior problema de taponamiento de emisores.

– ¿Cuáles son los errores más frecuentes en su utilización?

Me animaría a decir en el caso de cítricos que más que errores no hemos explorado aún todo su potencial y realizamos un pobre control de lo que está sucediendo en el bulbo, en el sistema radicular en la planta como un todo. En otros cultivos los errores más serios son los problemas de salinidad en especial en condiciones de invernáculos.