Hubo una lluvia de hurtos en comercios y viviendas en la madrugada de ayer; Villa Constitución sufrió tres de ellos

Los ladrones tuvieron bastante trabajo en las últimas horas, de acuerdo a lo denunciado en las diferentes sedes policiales del departamento. Un sinnúmero de casas y comercios fueron visitados en la madrugada de la víspera por personas extrañas, quienes se llevaron todo tipo de artículos.
Tres de los casos se dieron en Villa Constitución, donde un trío de fincas sufrieron las andadas de los malvivientes. Uno de ellos accedió al fondo de una de las viviendas y se llevó una garrafa de 13 kilos de color dorado, de acuerdo a lo que fue denunciado en la Seccional Séptima.
Otro malhechor ingresó al fondo de otra casa de la localidad y se llevó un par de championes marca Nike -de color blanco con suela de color rosado flúor, número 39-, que se encontraban colgados de un alambre.
Y un tercer ladrón ingresó a un gallinero de otra finca de Villa Constitución y se llevó un gallo de riña colorado, según denunció el dueño del animal en la propia Seccional Séptima.

HURTOS EN LA CIUDAD
La ciudad tampoco quedó al margen de los ladrones, dado que varias casas de la planta urbana fueron visitadas por los “amigos de lo ajeno”.
Un hombre descubrió en la mañana de ayer que personas extrañas habían ingresado al garaje de su casa céntrica, para hurtarle una valija que contenía un taladro eléctrico marca Gladiador de color negro y naranja, una caja de herramientas con llaves varias y una tijera de cortar varillas. El hecho es investigado por los efectivos de la Seccional Segunda.

HURTO EN CASA CENTRAL DE AGUIÑAGALDE
La casa central de Aguiñagalde, sita en Avenida Barbieri casi Viera, también fue visitada por los ladrones en la madrugada de ayer. Los malhechores rompieron la vidriera del comercio, para luego hurtar un taladro marca “Bosch”, una amoladora angular marca “Bosch”, una amoladora de banco marca “Gladiator”, dos motosierras marca “Sthil”, una cortadora de cerámica marca “Neo”, un equipo de pintar marca “Gamma”, un martillo de neumático y una máquina posera marca “Sthil”. Todos los artículos se encontraban en exhibición, cerca de la vidriera. El perjuicio económico fue valuado en 180.000 pesos.
La máquina posera fue recuperada horas más tarde, dado que una persona la encontró tirada en la vía pública. El hurto es investigado por los funcionarios de la Seccional Primera.

DOS ROBOS MÁS
Un local comercial sito en la galería de la calle Uruguay al 500 también fue víctima de los delincuentes, quienes forzaron la puerta de ingreso y se llevaron 2.000 pesos en cambio.
Algo parecido sucedió en un quiosco de la calle Larrañaga casi Artigas, donde un malhechor rompió el vidrio del frente y se llevó algunos artículos menores que se encontraban al alcance de la mano.

LADRÓN TERMINÓ EN LA CÁRCEL
Un ladrón que fue agarrado in fraganti fue procesado con prisión en la víspera. El juez penal de turno dispuso que el sujeto de iniciales A. I. M. B. fuera alojado en el Centro de Reclusión local por un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa.
El delincuente había sido detenido en la madrugada del domingo por personal de la Seccional Quinta en un local bailable sito en Costanera Norte. Un guardia de seguridad de dicho local tenía “demorado” al joven mayor de edad, quien fue atrapado cuando se encontraba forzando la puerta de un automóvil que estaba estacionado frente al boliche.
Tras la detención del ladrón, se presentó en la sede policial el propietario del auto Renault Clio, quien denunció que al retirarse del baile constató que la puerta derecha trasera del vehículo estaba forzada. El detenido terminó en la cárcel.

TRES HOMBRES ATRAPADOS CON BOLSA DE MORRONES
Tres sujetos, dos menores de edad y un mayor, fueron detenidos por efectivos de la Seccional Cuarta en la intersección de las avenidas Luis Batlle Berres y Apolón, cuando transportaban tres bolsas de plastillera conteniendo morrones. Los tres hombres no pudieron justificar la procedencia de los mismos.
Enterado del caso, el juez penal de turno dispuso la entrega de los menores a sus responsables y la libertad del mayor, y de haber denuncia al respecto, que se lo vuelva a enterar.

UN CASO DE DESACATO
Personal de la Seccional Segunda concurrió a las Avenidas Batlle y Blandengues, donde se encontraba un masculino caído, en claro estado de ebriedad.
Los agentes del orden intentaron prestarle asistencia, pero el sujeto se desacató, poniéndose en contra de los policías, profiriendo insultos y no acatando las órdenes de los policías.
Ante ello, los agentes procedieron a detener al sujeto, quien dentro del móvil policial siguió ofreciendo resistencia, “escupiendo a los policías y agrediéndolos verbalmente”, de acuerdo a lo que estos estamparon textualmente en el informe que realizaron.
Enterado del caso, el juez de Faltas dispuso la libertad del detenido y elevar los antecedentes del caso por no haber colaborado con los funcionarios policiales.

UNA DAMA PIDIÓ QUE SU CONCUBINO ABANDONE EL HOGAR
Una dama denunció a su concubino por agresiones. La denunciante indicó que el sujeto “siempre fue agresivo en forma verbal y psicológica” con ella, agrediéndola permanentemente mediante “insultos y agravios”.
La mujer manifestó estar “cansada” de la situación, dado que las agresiones se dan a diario, haciendo imposible la convivencia entre las partes.
Por dicho motivo, la mujer solicitó el retiro del hogar de su concubino y la prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación hacia su persona y domicilio. El hecho es investigado por la Unidad Especializada en Violencia Doméstica.