Igualó Miami pero el domingo volvió a dominar San Antonio

El viernes fue triunfo de Miami con soltura sobre los Spurs en gran demostración. Tras un comienzo más que dubitativo en el que los Spurs salieron como terminaron el tercero, metiendo tiros de larga distancia y Miami sin enterarse, como una moto, y después de tener un marcador desfavorable de 5-15 o de 11-19 los Heat se sobrepusieron ante una pájara por parte local que les hizo encajar un gran parcial que pondría en el marcador el 47-36 instantes antes del descanso. Ahí salió el francés Boris Diaw, quien llevaba desde el segundo partido sin contar con minutos, y de la mano de Tony Parker revolucionaron el partido en 2-3 minutos locos para llevar el empate al marcador y al descanso, 49-49.
Durante ese parcial de 11-2 para San Antonio, Diaw encestó 7 puntos y Parker 4. En la primera parte el claro dominador era Miami, LeBron por fin mostraba el nivel esperado y Wade recordaba por momentos a aquel jugador eléctrico y determinante de 2006. Tras la reanudación simplemente los Spurs no existieron, aguantaron los primeros minutos pero la pareja James-Wade hizo estragos anotando 33 y 32 puntos respectivamente, si a eso sumamos que Chris Bosh anoche también estuvo acertado, 20 puntos y 13 rebotes, el empate en la serie era más que esperado.
Tim Duncan con 20 puntos y 5 rebotes, pocos rechaces para un hombre como él y para estar en unas Finales, fue el mejor de los locales, Tony Parker por su parte sí participó tras ser duda hasta última hora por un golpe recibido en el anterior partido y aportó una quincena de puntos y 9 asistencias. El argentino Manu Ginobili por su parte estuvo irreconocible y concentró todas las críticas por la comparación de sus estadísticas en esta serie con las anteriores finales ganadas, en las que fuera figura.
Miami Heat 109-93 San Antonio Spurs
LeBron James: 33 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias.
Dwyane Wade: 32 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.
Chris Bosh: 20 puntos y 13 rebotes.
Ray Allen: 14 puntos.

El viernes fue triunfo de Miami con soltura sobre los Spurs en gran demostración. Tras un comienzo más que dubitativo en el que los Spurs salieron como terminaron el tercero, metiendo tiros de larga distancia y Miami sin enterarse, como una moto, y después de tener un marcador desfavorable de 5-15 o de 11-19 los Heat se sobrepusieron ante una pájara por parte local que les hizo encajar un gran parcial que pondría en el marcador el 47-36 instantes antes del descanso. Ahí salió el francés Boris Diaw, quien llevaba desde el segundo partido sin contar con minutos, y de la mano de Tony Parker revolucionaron el partido en 2-3 minutos locos para llevar el empate al marcador y al descanso, 49-49.

Durante ese parcial de 11-2 para San Antonio, Diaw encestó 7 puntos y Parker 4. En la primera parte el claro dominador era Miami, LeBron por fin mostraba el nivel esperado y Wade recordaba por momentos a aquel jugador eléctrico y determinante de 2006. Tras la reanudación simplemente los Spurs no existieron, aguantaron los primeros minutos pero la pareja James-Wade hizo estragos anotando 33 y 32 puntos respectivamente, si a eso sumamos que Chris Bosh anoche también estuvo acertado, 20 puntos y 13 rebotes, el empate en la serie era más que esperado.

Tim Duncan con 20 puntos y 5 rebotes, pocos rechaces para un hombre como él y para estar en unas Finales, fue el mejor de los locales, Tony Parker por su parte sí participó tras ser duda hasta última hora por un golpe recibido en el anterior partido y aportó una quincena de puntos y 9 asistencias. El argentino Manu Ginobili por su parte estuvo irreconocible y concentró todas las críticas por la comparación de sus estadísticas en esta serie con las anteriores finales ganadas, en las que fuera figura.

Miami Heat 109-93 San Antonio Spurs

LeBron James: 33 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias.

Dwyane Wade: 32 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.

Chris Bosh: 20 puntos y 13 rebotes.

Ray Allen: 14 puntos.

658x240xSan-Antonio-Spurs-vs-Miami-Heat1.jpg.pagespeed.ic.rtV4chsl9M