Incautan lote de camisas falsas de Uruguay valorado en 1 millón de dólares

Montevideo, 20 dic (EFE).
Un lote de 30.000 camisas falsas de la selección uruguaya de fútbol valorado en un millón de dólares, que pretendía ser introducido en el mercado informal, fue incautado por las autoridades de aduana del país suramericano, informaron hoy fuentes oficiales.
Entre el lote decomisado también se encontraban algunas camisetas del Barcelona estampadas con el distintivo del uruguayo Luis Suárez, dijo a Efe Virginia Cervieri, abogada del grupo representante de Puma (marca oficial de la Celeste) en Uruguay.
La verdad es que era una falsificación muy buena, las camisetas son bastante similares, y creemos que si el consumidor no tuviese la camiseta legítima, a simple vista no se daría cuenta, salvo que se diera cuenta que le falta el logotipo de la marca fabricante”, expresó.
Asimismo, explicó que la incautación se hizo hace tres semanas pero debieron esperar a que se cumplieran todas las instancias penales para proceder a realizar la acusación.
En ese sentido, detalló que hasta el momento existe una empresa importadora, a la que declinó identificar, que es la responsable de hacer el traslado a Uruguay de las camisetas provenientes de China.
Una vez que el juicio se desarrolle sabremos bien quién estuvo detrás de la confección o quién lo ordenó.
A veces una empresa es la que hace la importación pero quien la confecciona u ordena es otra”, enfatizó Cervieri.
En ese contexto, describió que el siguiente paso es una pericia de la mercadería en la que un juez penal envía una muestra de la camiseta sospechosa, que se coteja con la original, y se muestran los puntos por el cual la camiseta es falsificada.
Una vez terminada esa instancia, la mercancía tiene que ser destruida o donada, según la Ley de Marcas.
El juez va a investigar y si se encuentran responsables de esta maniobra, la Ley de Marcas también habla de procesamiento con prisión de acuerdo con los antecedentes del infractor”, aseveró la doctora en leyes.
No obstante, indicó que una vez que se formaliza la acusación el juicio ya se da por iniciado y comienza la instancia penal en la que el juez llama al denunciante a la ratificación y al infractor a una audiencia en la que presentará sus primeras declaraciones.
Del mismo modo, hizo énfasis en que aunque conocen que las camisetas provienen de China, no poseen información sobre el lugar específico en el que fueron fabricadas.
Para nosotros la importancia mayor es poder ‘matar la fuente’ que es saber de dónde está viniendo esa mercadería y cómo la están fabricando”, concluyó la abogada uruguaya