Incendios y 70 contenedores quemados en los festejos de Año Nuevo en Montevideo

Montevideo, 1 ene (EFE).- Los festejos de Año Nuevo en Montevideo dejaron un balance de unos 70 contenedores quemados, 5 incendios en viviendas sin heridos y alrededor de 11 focos ígneos en varios campos de la periferia de la urbe, informaron hoy a Efe fuentes del cuerpo de Bomberos.Según las fuentes, el número de casos atendidos por la quema de contenedores de basura se escapa de lo normal, dado que, en promedio, los fines de semana suelen tener que actuar en alrededor de 30 ó 40 situaciones de ese tipo. Entre las hipótesis que manejan para explicar la situación, el portavoz de Bomberos, Ricardo Píriz, señaló que bien se pudo deber a “vándalos” y también a un mal uso de la pirotecnia, dado que hay gente que utiliza los contenedores como base para lanzar los fuegos artificiales típicos de los festejos de Año Nuevo. Además, otra posible explicación es que hayan sido los propios vecinos los que hayan tomado la iniciativa de quemarlos debido al mal olor que emanaba de ellos debido a la acumulación de basura típica de estas fechas y unida al conflicto entre el servicio de recogida de residuos con la Intendencia. De hecho, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, tuvo que decretar la intervención del Ejército para la retirada de basura de las calles de Montevideo. Por otro lado, el cuerpo de bomberos también tuvo que intervenir en cinco incendios en viviendas de la capital -según Píriz, producidos por aspectos típicos, sin relación con el lanzamiento de pirotecnia- en los cuales no se registraron heridos. En la periferia de la ciudad, entre la zona rural y urbana, y en el departamento (provincia) de Canelones -anexo a Montevideo- se registraron incendios en 11 campos, debido, principalmente, a un mal uso de la pirotecnia. Además, los bomberos rescataron sin percances a 6 personas -tres hombres y tres mujeres- en las orillas del río Santa Lucía a su paso por el departamento de Florida, en el centro sur de Uruguay. Al parecer, el grupo estaba celebrando el Año Nuevo en el lugar cuando se vieron sorprendidos por una crecida del río, que posiblemente se debió a una liberación inusitada de agua de una represa cercana cuyo nivel era mayor debido a las recientes lluvias, indicó Píriz