Insólito: dos malhechores arrebataron a un niño de los brazos de su madre para que ésta les diera su cartera

Un caso de ribetes insólitos ocurrió cerca de las 10.30 de la noche del viernes, cuando
una mujer que iba caminando por las inmediaciones del Parque Solari con su pequeño hijo en brazos vivió una situación de extrema complejidad emocional.
Cuando la susodicha pasó frente a la puerta de entrada de dicho parque, se le aproximaron dos hombres y uno de ellos le exigió la entrega de la cartera que llevaba colgada al hombro. Al escuchar una negativa, el malhechor arrebató el niño de los brazos de la madre, manifestando que si no le entregaba la cartera, no lo volvería a ver.
Ante ello, la dama accedió inmediatamente a la exigencia del delincuente, quien luego de apropiarse del objeto deseado, robó el gorro marca Nike que el niño llevaba en su cabeza, para luego devolver el pequeño a los brazos de su madre. Finalmente, los dos maleantes se dieron rápidamente a la fuga.
La dama hizo la denuncia correspondiente en la seccional 2ª, donde afirmó que en el interior de la cartera llevaba 13.000 pesos en efectivo, un juego de llaves y su documento de identidad.
Los funcionarios policiales practicaron las averiguaciones del caso con vecinos de la zona, con resultados negativos, por lo que continúan investigando.
RAPIÑA A LA SALIDA
DE UN BOLICHE
Un joven se encontraba en un boliche del barrio Mi Tío tomando cerveza con unos conocidos, cuando al salir del lugar fue “agarrado de los pelos por un veterano que andaba en una moto”, quien “lo arrastró por el piso”, según denunció la víctima en la unidad de Violencia Doméstica, donde se dirigió a solicitar ayuda.
El denunciante acotó que logró soltarse y ponerse nuevamente de pie luego de forcejear con el agresor, quien estaba acompañado por otro sujeto. Los dos maleantes, además, le hurtaron una cartera en cuyo interior había pinturas, una trincheta y diferentes documentos de la víctima: la cédula de identidad, la tarjeta Mides y la credencial cívica con las últimas dos constancias de voto.
Tras tomar conocimiento del caso, los efectivos de la seccional 2ª lograron ubicar y detener a los dos sospechosos, quienes intentaron fugarse del lugar en una motocicleta.
Al ser indagados, ambos hombres expresaron no recordar nada de los sucedido por estar alcoholizados. Y al ser consultados por las pertenencias de la víctima, ignoraron saber el fin que llevaron las mismas. Sin embargo, a uno de ellos se le encontró la trincheta del denunciante en uno de sus bolsillos. Enterado del caso, el magistrado actuante dispuso que “se prosigan las averiguaciones, se averigüe con propietario del bar referente a las personas que se encontraban en el lugar y emplazar a los detenidos, sin fecha”.
HURTO DE BILLETERA
Un dama que trabaja cuidando a una señora mayor en una finca cercana al Hospital, salió en la tarde del viernes por algunos minutos a hacer mandados, dejando la puerta recostada y sin llave. Cuando retornó, según denunció en la seccional 1ª, descubrió que alguien se había llevado su billetera, que se encontraba en el interior de la casa.
La denunciante aseguró que en la billetera había 4.800 pesos, varios papeles, un billete de lotería y un llavero.
HURTO EN
VÍA PÚBLICA
En la tarde del viernes, una dama se encontraba en la esquina de Varela y Forteza, frente al supermercado allí existente, cuando de repente se acercó por detrás un desconocido, quien le dijo que se quedara quieta y que le entregara la riñonera si no quería salir lastimada.
La víctima hizo lugar a la solicitud del malhechor, quien enseguida desapareció del lugar.
La damnificada acotó que en el interior de la riñonera había un monedero que contenía 700 pesos en efectivo, el documento de identidad, una tarjeta de crédito, un celular marca Nokia con cámara y un juego de llaves.
La víctima aseguró haberle solicitado al ladrón que le dejara los documentos, a lo que éste respondió que “los iba a tirar por ahí”.
Tras tomar conocimiento del caso, la Policía practica las averiguaciones del caso.
DESVALIJARON UNA
PRECARIA VIVIENDA
Una dama denunció que personas desconocidas se llevaron las pocas cosas que tenía en la finca precaria que habita en el barrio Ceibal.
La damnificada dio cuenta en la seccional 3ª del faltante de una cama de dos plazas, una cama de una plaza, seis chapas de zinc, 200 chapas de cartón, una cómoda de madera, varias frazadas, varios juguetes de niño y de bebé, varios utensilios de cocina, dos ollas, una puerta de madera, un ventanal de madera y varias ropas.
Agregó que el material para construcción lo había donado la Intendencia, ya que la familia estaba en situación de calle.

Un caso de ribetes insólitos ocurrió cerca de las 10.30 de la noche del viernes, cuando una mujer que iba caminando por las inmediaciones del Parque Solari con su pequeño hijo en brazos vivió una situación de extrema complejidad emocional.

Cuando la susodicha pasó frente a la puerta de entrada de dicho parque, se le aproximaron dos hombres y uno de ellos le exigió la entrega de la cartera que llevaba colgada al hombro. Al escuchar una negativa, el malhechor arrebató el niño de los brazos de la madre, manifestando que si no le entregaba la cartera, no lo volvería a ver.

Ante ello, la dama accedió inmediatamente a la exigencia del delincuente, quien luego de apropiarse del objeto deseado, robó el gorro marca Nike que el niño llevaba en su cabeza, para luego devolver el pequeño a los brazos de su madre. Finalmente, los dos maleantes se dieron rápidamente a la fuga.

La dama hizo la denuncia correspondiente en la seccional 2ª, donde afirmó que en el interior de la cartera llevaba 13.000 pesos en efectivo, un juego de llaves y su documento de identidad.

Los funcionarios policiales practicaron las averiguaciones del caso con vecinos de la zona, con resultados negativos, por lo que continúan investigando.

RAPIÑA A LA SALIDA DE UN BOLICHE

Un joven se encontraba en un boliche del barrio Mi Tío tomando cerveza con unos conocidos, cuando al salir del lugar fue “agarrado de los pelos por un veterano que andaba en una moto”, quien “lo arrastró por el piso”, según denunció la víctima en la unidad de Violencia Doméstica, donde se dirigió a solicitar ayuda.

El denunciante acotó que logró soltarse y ponerse nuevamente de pie luego de forcejear con el agresor, quien estaba acompañado por otro sujeto. Los dos maleantes, además, le hurtaron una cartera en cuyo interior había pinturas, una trincheta y diferentes documentos de la víctima: la cédula de identidad, la tarjeta Mides y la credencial cívica con las últimas dos constancias de voto.

Tras tomar conocimiento del caso, los efectivos de la seccional 2ª lograron ubicar y detener a los dos sospechosos, quienes intentaron fugarse del lugar en una motocicleta.

Al ser indagados, ambos hombres expresaron no recordar nada de los sucedido por estar alcoholizados. Y al ser consultados por las pertenencias de la víctima, ignoraron saber el fin que llevaron las mismas. Sin embargo, a uno de ellos se le encontró la trincheta del denunciante en uno de sus bolsillos. Enterado del caso, el magistrado actuante dispuso que “se prosigan las averiguaciones, se averigüe con propietario del bar referente a las personas que se encontraban en el lugar y emplazar a los detenidos, sin fecha”.

HURTO DE BILLETERA

Un dama que trabaja cuidando a una señora mayor en una finca cercana al Hospital, salió en la tarde del viernes por algunos minutos a hacer mandados, dejando la puerta recostada y sin llave. Cuando retornó, según denunció en la seccional 1ª, descubrió que alguien se había llevado su billetera, que se encontraba en el interior de la casa.

La denunciante aseguró que en la billetera había 4.800 pesos, varios papeles, un billete de lotería y un llavero.

HURTO EN VÍA PÚBLICA

En la tarde del viernes, una dama se encontraba en la esquina de Varela y Forteza, frente al supermercado allí existente, cuando de repente se acercó por detrás un desconocido, quien le dijo que se quedara quieta y que le entregara la riñonera si no quería salir lastimada.

La víctima hizo lugar a la solicitud del malhechor, quien enseguida desapareció del lugar.

La damnificada acotó que en el interior de la riñonera había un monedero que contenía 700 pesos en efectivo, el documento de identidad, una tarjeta de crédito, un celular marca Nokia con cámara y un juego de llaves.

La víctima aseguró haberle solicitado al ladrón que le dejara los documentos, a lo que éste respondió que “los iba a tirar por ahí”.

Tras tomar conocimiento del caso, la Policía practica las averiguaciones del caso.

DESVALIJARON UNA PRECARIA VIVIENDA

Una dama denunció que personas desconocidas se llevaron las pocas cosas que tenía en la finca precaria que habita en el barrio Ceibal.

La damnificada dio cuenta en la seccional 3ª del faltante de una cama de dos plazas, una cama de una plaza, seis chapas de zinc, 200 chapas de cartón, una cómoda de madera, varias frazadas, varios juguetes de niño y de bebé, varios utensilios de cocina, dos ollas, una puerta de madera, un ventanal de madera y varias ropas.

Agregó que el material para construcción lo había donado la Intendencia, ya que la familia estaba en situación de calle.