Insólito: una joven robó en un comercio y a los pocos minutos retornó vistiendo la blusa que había hurtado

Una joven de 18 años concurrió en la mañana del sábado a un comercio sito en el Centro de la ciudad y se llevó dos carteras de cuerina, un reproductor mp3 y una blusa, sin pasar por caja para abonar los 2.500 que costaban los objetos en cuestión.
Los dependientes del establecimiento se percataron al poco tiempo del robo y cuando estaban a punto de alertar a las autoridades policiales del mismo, ocurrió un hecho insólito: la ladrona había retornado al comercio y… ¡llevaba puesta la blusa que había robado!
Tras reconocerla de inmediato, los empleados inmovilizaron a la ladrona y llamaron a la Policía. Luego de ser indagada, la joven admitió la autoría del robo, alegando que había regresado al comercio para devolver todos los objetos que se había llevado ilegalmente, versión que no convenció al juez penal de turno, quien la procesó sin prisión por un delito de hurto especialmente agravado en calidad de autora. A la joven de iniciales E. L. Ch. R. C no se le aplicaron medidas sustitutivas.
CERRARON UNA BOCA DE VENTA DE DROGA
Una boca de venta de pasta base fue desarticulada por la Policía, luego de un operativo que insumió varios días. Los encargados de preservar el orden estuvieron vigilando durante un buen tiempo los movimientos que se realizaban en una finca del barrio Lazareto, hasta que finalmente obtuvieron una orden de allanamiento para comprobar que las sospechas de que en la vivienda se comercializaban estupefacientes eran ciertas.
Al ingresar en la finca no se encontró ninguna sustancia ilegal, lo que pareció dar por tierra con el operativo. Pero tras revisar el fondo de la vivienda, se descubrió que habían escondido 2,6 gramos de pasta base, que fueron incautados junto a una balanza electrónica. En esos momentos, la casa se encontraba vacía, por lo que hubo que esperar que llegara su propietaria, quien fue detenida y derivada al Juzgado Penal de turno. Allí, el magistrado actuante dispuso su libertad. De todas formas, se continúa con las investigaciones del caso, por lo que es muy probable que la indagada deba volver a la sede judicial a la brevedad.

Una joven de 18 años concurrió en la mañana del sábado a un comercio sito en el Centro de la ciudad y se llevó dos carteras de cuerina, un reproductor mp3 y una blusa, sin pasar por caja para abonar los 2.500 que costaban los objetos en cuestión.

Los dependientes del establecimiento se percataron al poco tiempo del robo y cuando estaban a punto de alertar a las autoridades policiales del mismo, ocurrió un hecho insólito: la ladrona había retornado al comercio y… ¡llevaba puesta la blusa que había robado!

Tras reconocerla de inmediato, los empleados inmovilizaron a la ladrona y llamaron a la Policía. Luego de ser indagada, la joven admitió la autoría del robo, alegando que había regresado al comercio para devolver todos los objetos que se había llevado ilegalmente, versión que no convenció al juez penal de turno, quien la procesó sin prisión por un delito de hurto especialmente agravado en calidad de autora. A la joven de iniciales E. L. Ch. R. C no se le aplicaron medidas sustitutivas.

CERRARON UNA BOCA DE VENTA DE DROGA

Una boca de venta de pasta base fue desarticulada por la Policía, luego de un operativo que insumió varios días. Los encargados de preservar el orden estuvieron vigilando durante un buen tiempo los movimientos que se realizaban en una finca del barrio Lazareto, hasta que finalmente obtuvieron una orden de allanamiento para comprobar que las sospechas de que en la vivienda se comercializaban estupefacientes eran ciertas.

Al ingresar en la finca no se encontró ninguna sustancia ilegal, lo que pareció dar por tierra con el operativo. Pero tras revisar el fondo de la vivienda, se descubrió que habían escondido 2,6 gramos de pasta base, que fueron incautados junto a una balanza electrónica. En esos momentos, la casa se encontraba vacía, por lo que hubo que esperar que llegara su propietaria, quien fue detenida y derivada al Juzgado Penal de turno. Allí, el magistrado actuante dispuso su libertad. De todas formas, se continúa con las investigaciones del caso, por lo que es muy probable que la indagada deba volver a la sede judicial a la brevedad.