Intendencia denunció ante la Policía que en la gestión anterior vendieron maquinaria que pertenecía a Obras

Intendencia denunció ante la Policía que en la gestión anterior vendieron maquinaria que pertenecía a Obras

Las llevaron un domingo hasta un lugar desde donde las trasladaron a Tacuarembó.

El hecho ya había sido informado tiempo atrás por el propio intendente de Salto, Andrés Lima, cuando dio a conocer un hecho que aparece al menos como “irregular”. Fue en setiembre del 2014, cuando Germán Coutinho había pedido licencia para meterse de lleno en la campaña electoral porque era candidato a vicepresidente por el Partido Colorado.
El intendente era Álvaro Compá, quien renunciaría tiempo después a su cargo como jerarca de la comuna. Según datos que fueron aportados tiempo antes por el jefe comunal Andrés Lima cuando anunció la ocurrencia de estos hechos, un domingo de setiembre de 2014, un funcionario municipal recibió una llamada de un jerarca de entonces para que llevara cierta maquinaria hasta la zona de El Trébol y la dejara allí.
Cuando la actual administración recibe el inventario de los bienes de la Intendencia, esa maquinaria no se encuentra y tampoco figura como enajenada. Tras una investigación para dar con la misma, fue encontrada en manos de la Intendencia de Tacuarembó quienes afirmaron haberla comprado a la Intendencia de Salto por la suma de 3 millones de pesos.
Pero fue en setiembre del 2014, cuando comenzaron los problemas con el pago de los salarios a los funcionarios municipales de Salto. En ese entonces, el intendente Compá, dijo a la prensa ante los rumores de problemas de liquidez de la comuna, que solo se trataba de un “inconveniente con los bancos”.
Ayer, fuentes de la comuna dejaron entrever a este diario que fue en ese mes que “habrían comenzado los problemas de solvencia para pagar los sueldos, porque en plena campaña electoral la Intendencia se quedó sin plata y empezó a pagar los primeros días del mes siguiente, y fue cuando Compá firmó un decreto diciendo que se ajustaría al término legal para pagar los sueldos y no como le reclamaba ADEOMS que se hacía el último día de cada mes. Entonces para nosotros este tipo de maniobras comenzaron a hacerse para poder juntar dinero, pagar los sueldos como sea y que nadie se diera cuenta de lo que estaba pasando porque tendría costo político”.
Este jueves en conferencia de prensa, el director de la Oficina Jurídica, Dr. Claudio Opazo y el secretario general de la Intendencia de Salto, Lic. Fabián Bochia, brindaron detalles de la denuncia realizada por la venta de maquinaria en la pasada administración a la Intendencia de Tacuarembó, la que fue presentada en la órbita policial.
El Dr. Claudio Opazo, explicó que la investigación se ha realizado “a raíz de cierta información que se poseía a fines del año pasado con respecto a la falta de ubicación de dos unidades de maquinaria pesada perteneciente a esta Intendencia”.
Señaló que “a pesar de que en el inventario aparecían una motoniveladora y una retroexcavadora éstas no se habían ubicado y, a raíz de esto se hicieron averiguaciones y estas dos máquinas se encontraron en la Intendencia de Tacuarembó”.
En ese sentido, dijo que Lima propuso la realización de una investigación administrativa, y que una vez terminada la misma, por los resultados que se obtuvieron, se llegó a la conclusión de que incluso “hay un contrato de compraventa que se pudo ubicar, pero que no estaba dentro de esta Intendencia, en el cual habían participado autoridades de la comuna de Tacuarembó y de Salto, con la participación de un funcionario de jerarquía de la pasada administración en la cual se habían vendido estas dos máquinas”.
“Se pudo verificar que no existía ningún trámite registrado en el cual se constatara el faltante de esa maquinaria, por lo menos una compraventa”, dijo.
Opazo expresó que “eso determinó -después de varios meses y de cierta información que se pudo ubicar- la presentación ante la Jefatura de Policía de Salto de una denuncia, a efectos de constatar el posible acaecimiento de un hecho delictivo”.
Aseguró que “sí se han visto irregularidades administrativas bastante graves. Como se inició una investigación administrativa, que es de carácter reservado, y lo único que se puede suministrar en este momento es el nuúmero del expediente que es el 36277/2015. Esa es la información que podemos proporcionar por el momento».
Bochia dijo por su parte que personal de la Unidad de Contralor y Vigilancia “detectó una de las máquinas en Tacuarembó. Después yo me contacté y me relacioné con el intendente de ese departamento Dr. Eber da Rosa y me dijo que efectivamente tenían esas dos maquinas de la Intendencia de Salto allá. Hay un depósito de ese dinero, pero nosotros constatamos irregularidades administrativas, por eso hicimos la denuncia pertinente y ahora será el Poder Judicial que determinará en qué carácter se desarrolló esto”.
“Lo que sí dejamos claro -dijo Bochia- es que nos encontramos con menos máquinas de las que debíamos tener en momentos en que hay tanta preocupación de la oposición por los bienes de la Intendencia de Salto, faltan dos bienes, que a finales del año 2014 desaparecieron de la comuna, por los cuales ingresa un dinero, pero no hay a nuestro entender un basamento jurídico normal para enajenar bienes de la Intendencia de Salto o al menos su pasaje por la Junta Departamental, por lo tanto pedimos con el intendente Lima que el departamento Jurídico tomara cartas en el asunto y éste desarrolló su trabajo y presentó la denuncia que corresponde. Ahora será el Poder Judicial el que determinará si se cometieron anomalías y de qué clase, en este caso”.