Investigan otro caso de abuso sexual contra una adolescente de 14 años, la policía los encontró y la joven pidió ayuda

Un nuevo caso de abuso sexual contra una adolescente fue descubierto ayer de mañana por la Policía, cuando hacía recorridas por lugares alejados de la ciudad. En relación a este hecho hay una persona detenida que será conducida hoy ante el juez penal de turno, mientras que la víctima se encuentra internada.
El hecho ocurrió cuando en horas de la madrugada, el personal de la Seccional Cuarta de Policía, realizaba recorridas por su jurisdicción, al llegar al cruce de la avenida Concordia y el By Pass que une las Cuatro Bocas con El Trébol, visualizaron a una pareja que se encontraba aparentemente dialogando al costado de una moto.
Pero al ver a la policía, la mujer solicita auxilio y grita que había sido víctima de abuso sexual, por lo cual el sujeto se dio a la fuga rápidamente. El sujeto dejó abandonada su motocicleta y la Policía le siguió el rastro, pudiendo detenerlo rato más tarde en las inmediaciones de su casa, en un barrio de la zona extremo este.
Mientras tanto, la adolescente de 14 años de edad, fue llevada ante el médico para el análisis pertinente y a raíz del episodio quedó internada para evaluar los daños sufridos.
El sujeto prestó declaraciones ante la policía y fue conducido en la tarde de ayer ante el juez penal de turno, Alejandro Asteggiante, quien decretó que el detenido permanezca en calidad de tal y que sea remitido nuevamente en la presente jornada para determinar eventuales responsabilidades en este caso.
DETENIDO EN EL INTERIOR DE UNA CASA
En otro orden, un sujeto de 20 años de edad también fue detenido por la policía de la Seccional Tercera, quien estaría involucrado en un caso de hurto en el interior de una vivienda de un barrio de la zona sur de la ciudad.
El hecho quedó en manos de la seccional policial de marras que ante la denuncia de los vecinos de una casa que se encontraba sin moradores, pudieron detener a quien se encontraba en el interior de la misma cuando llegaron los efectivos.
Los funcionarios lo llevaron ante el juez penal de turno en la pasada jornada, quien ordenó que el mismo permanezca detenido y que en la presente jornada sea remitido a su despacho nuevamente.
OTRA GITANA
DENUNCIADA
Luego del procesamiento por parte de la justicia penal de nuestro medio, de una gitana, hecho que ocurría días pasados, por un caso de estafa, luego que la mujer cobrara un dinero tras prometer presuntas sanaciones, una nueva denuncia fue presentada contra una gitana por un caso similar a este.
Se trata esta vez de una mujer de 50 años de edad, que vive en la Zona Este y que denunció a una gitana por haberle prometido “sanaciones” a cambio de la entrega de varios objetos de valor. Aunque en todo el tiempo transcurrido, unos 2 años aproximadamente, la víctima no “tuvo respuestas a sus problemas” por parte de la gitana y tras enterarse del procesamiento de esta mujer, presume que el suyo pueda tratarse “del mismo caso”.
La gitana procesada tiene 25 años de edad y reside en Paysandú. La justicia la procesó por reiterados delitos de estafa y la obligó a devolver el dinero de su víctima, que en este caso ascendía a unos 10 mil dólares aproximadamente. Ahora, con esta nueva denuncia, la Policía investiga el hecho.

Un nuevo caso de abuso sexual contra una adolescente fue descubierto ayer de mañana por la Policía, cuando hacía recorridas por lugares alejados de la ciudad. En relación a este hecho hay una persona detenida que será conducida hoy ante el juez penal de turno, mientras que la víctima se encuentra internada.

El hecho ocurrió cuando en horas de la madrugada, el personal de la Seccional Cuarta de Policía, realizaba recorridas por su jurisdicción, al llegar al cruce de la avenida Concordia y el By Pass que une las Cuatro Bocas con El Trébol, visualizaron a una pareja que se encontraba aparentemente dialogando al costado de una moto.

Pero al ver a la policía, la mujer solicita auxilio y grita que había sido víctima de abuso sexual, por lo cual el sujeto se dio a la fuga rápidamente. El sujeto dejó abandonada su motocicleta y la Policía le siguió el rastro, pudiendo detenerlo rato más tarde en las inmediaciones de su casa, en un barrio de la zona extremo este.

Mientras tanto, la adolescente de 14 años de edad, fue llevada ante el médico para el análisis pertinente y a raíz del episodio quedó internada para evaluar los daños sufridos.

El sujeto prestó declaraciones ante la policía y fue conducido en la tarde de ayer ante el juez penal de turno, Alejandro Asteggiante, quien decretó que el detenido permanezca en calidad de tal y que sea remitido nuevamente en la presente jornada para determinar eventuales responsabilidades en este caso.

DETENIDO EN EL INTERIOR DE UNA CASA

En otro orden, un sujeto de 20 años de edad también fue detenido por la policía de la Seccional Tercera, quien estaría involucrado en un caso de hurto en el interior de una vivienda de un barrio de la zona sur de la ciudad.

El hecho quedó en manos de la seccional policial de marras que ante la denuncia de los vecinos de una casa que se encontraba sin moradores, pudieron detener a quien se encontraba en el interior de la misma cuando llegaron los efectivos.

Los funcionarios lo llevaron ante el juez penal de turno en la pasada jornada, quien ordenó que el mismo permanezca detenido y que en la presente jornada sea remitido a su despacho nuevamente.

OTRA GITANA

DENUNCIADA

Luego del procesamiento por parte de la justicia penal de nuestro medio, de una gitana, hecho que ocurría días pasados, por un caso de estafa, luego que la mujer cobrara un dinero tras prometer presuntas sanaciones, una nueva denuncia fue presentada contra una gitana por un caso similar a este.

Se trata esta vez de una mujer de 50 años de edad, que vive en la Zona Este y que denunció a una gitana por haberle prometido “sanaciones” a cambio de la entrega de varios objetos de valor. Aunque en todo el tiempo transcurrido, unos 2 años aproximadamente, la víctima no “tuvo respuestas a sus problemas” por parte de la gitana y tras enterarse del procesamiento de esta mujer, presume que el suyo pueda tratarse “del mismo caso”.

La gitana procesada tiene 25 años de edad y reside en Paysandú. La justicia la procesó por reiterados delitos de estafa y la obligó a devolver el dinero de su víctima, que en este caso ascendía a unos 10 mil dólares aproximadamente. Ahora, con esta nueva denuncia, la Policía investiga el hecho.