Jefe de Policía dijo que Salto tiene “buenos niveles de seguridad”, porque no hay “desbordes” delictivos

uego de registrarse un año en el que aumentaron levemente las rapiñas, donde casi no hubo homicidios, pero sí algunos robos y muchos casos de cierre de bocas de venta de drogas, y un sinnúmero de denuncias por episodios de violencia doméstica, en la óptica del jefe de Policía de Salto, el inspector general, Carlos Ayuto, el departamento de Salto se encuentra en “buenos niveles de seguridad”.
En el marco de la celebración del Día Nacional de la Policía, el máximo jerarca policial de nuestro medio, afirmó a este diario, que este buen nivel implica el hecho de que “no haya desbordes delictivos y tampoco hay delitos violentos”, cosa que para el jerarca es “lo más importante de todo”.
Ayuto explicó a este diario, que esto determina que para la dimensión que ha adquirido la ciudad y para el crecimiento poblacional y la diversidad que esto importa, Salto cuenta con destacados niveles de seguridad.
Aunque coincide con que puede haber factores que incidan en la opinión de la población, a la hora de dar su visión sobre los niveles de inseguridad que vive nuestro medio.
“Los de Salto no son números alarmantes, más allá de que tenemos denuncias de 3 o 4 delitos de hurto por día y 2 o más robos de moto, pero no escapamos de esos números y son delitos menores, de los cuales hay un porcentaje que es altamente recuperable”, explicó el jefe de la policía salteña a este diario.
Asimismo, destacó el hecho que el que no existan delitos violentos como el caso de las rapiñas, los copamientos, los asaltos a mano armada, los secuestros o los homicidios. “Esto implica que la seguridad está contenida más allá de los hechos que sí se registran”, admitió, haciendo referencia al comercio de drogas, la violencia doméstica y los robos.
TEMOR DE LA
POBLACIÓN
En ese sentido, Carlos Ayuto, señaló a este diario que “sabe que existe muchas veces cierto temor en la población, pero que necesariamente no es por hechos que ocurran en Salto, sino que es un factor de réplica por lo que pasa en otros lugares, muchas veces fuera del país, y por lo tanto, la gente siente esa inseguridad como si fuera propia”, dijo.
En ese caso, explicó que muchas veces los vecinos de distintos barrios de Salto, realizan llamados a la policía aduciendo que “se juntan barras de  muchachos en las esquinas, y que no se puede salir como consecuencia de esto, entonces les preguntamos porqué no pueden salir de sus casas. Y en muchos casos las respuestas son las mismas, tienen temor por lo que pueda llegar a pasar si cruzan por allí, cuando muchas veces no pasa nada, porque solamente son gurises que se juntan. Aunque sabemos también que no es así en todos los casos”.
“Hay temores entre los vecinos, capaz que son justificados, pero muchas veces son temores que se mezclan y que no pasan porque se hayan disparado los niveles de inseguridad”, aseguró el máximo jerarca policial de nuestro departamento, al ser consultado sobre este asunto por EL PUEBLO en el marco de la celebración el Día Nacional de la Policía.
n
Luego de registrarse un año en el que aumentaron levemente las rapiñas, donde casi no hubo homicidios, pero sí algunos robos y muchos casos de cierre de bocas de venta de drogas, y un sinnúmero de denuncias por episodios de violencia doméstica, en la óptica del jefe de Policía de Salto, el inspector general, Carlos Ayuto, el departamento de Salto se encuentra en “buenos niveles de seguridad”.
En el marco de la celebración del Día Nacional de la Policía, el máximo jerarca policial de nuestro medio, afirmó a este diario, que este buen nivel implica el hecho de que “no haya desbordes delictivos y tampoco hay delitos violentos”, cosa que para el jerarca es “lo más importante de todo”.
Ayuto explicó a este diario, que esto determina que para la dimensión que ha adquirido la ciudad y para el crecimiento poblacional y la diversidad que esto importa, Salto cuenta con destacados niveles de seguridad.
Aunque coincide con que puede haber factores que incidan en la opinión de la población, a la hora de dar su visión sobre los niveles de inseguridad que vive nuestro medio.
“Los de Salto no son números alarmantes, más allá de que tenemos denuncias de 3 o 4 delitos de hurto por día y 2 o más robos de moto, pero no escapamos de esos números y son delitos menores, de los cuales hay un porcentaje que es altamente recuperable”, explicó el jefe de la policía salteña a este diario.
Asimismo, destacó el hecho que el que no existan delitos violentos como el caso de las rapiñas, los copamientos, los asaltos a mano armada, los secuestros o los homicidios. “Esto implica que la seguridad está contenida más allá de los hechos que sí se registran”, admitió, haciendo referencia al comercio de drogas, la violencia doméstica y los robos.
TEMOR DE LA
POBLACIÓN
En ese sentido, Carlos Ayuto, señaló a este diario que “sabe que existe muchas veces cierto temor en la población, pero que necesariamente no es por hechos que ocurran en Salto, sino que es un factor de réplica por lo que pasa en otros lugares, muchas veces fuera del país, y por lo tanto, la gente siente esa inseguridad como si fuera propia”, dijo.
En ese caso, explicó que muchas veces los vecinos de distintos barrios de Salto, realizan llamados a la policía aduciendo que “se juntan barras de  muchachos en las esquinas, y que no se puede salir como consecuencia de esto, entonces les preguntamos porqué no pueden salir de sus casas. Y en muchos casos las respuestas son las mismas, tienen temor por lo que pueda llegar a pasar si cruzan por allí, cuando muchas veces no pasa nada, porque solamente son gurises que se juntan. Aunque sabemos también que no es así en todos los casos”.
“Hay temores entre los vecinos, capaz que son justificados, pero muchas veces son temores que se mezclan y que no pasan porque se hayan disparado los niveles de inseguridad”, aseguró el máximo jerarca policial de nuestro departamento, al ser consultado sobre este asunto por EL PUEBLO en el marco de la celebración el Día Nacional de la Policía.