Joven guichonense echa raíces en Salto con la música y estudiando una carrera docente

“Debemos transmitir no solamente
saberes sino buenas costumbres”

Guichón es una ciudad pequeña, ubicada a 90 kilómetros de Paysandú, por ruta 90, tiene alrededor de 5000 habitantes.
La humildad de la gente es lo que lo caracteriza y aunque no brinda a los jóvenes oportunidades académicas ni laborales, estamos muy arraigados a nuestro pueblo y sentimos a cada integrante como uno más de la familia” – señala Evelyn Elizabeth Márquez Orihuela (19), una guitarrista y estudiante guichonense que se ha instalado en Salto para emprender la carrera de Profesorado de Idioma Español en el CERP en la búsqueda de su porvenir profesional.
“Muchos partimos con la esperanza de lograr un título, mejor educación, trabajos entre otras razones y una vez logrado intentamos como sea regresar al pueblo” – enfatiza.
ENTRE LA GUITARRA
Y LAS PAYADAS
“DESDE ESE MOMENTO
ME DI CUENTA QUE
LA MÚSICA ME HACÍA
SENTIR COSAS
INEXPLICABLES”

- ¿Cuáles fueron las influencias que recibió para tomar el camino de la música?
-“Recuerdo que en mi niñez frecuentaba a la casa de mis tíos un señor, el popular “Flaco López”, el cual llevaba su guitarra y en cada reunión familiar tocaba y cantaba las famosas payadas.
Yo tenía alrededor de tres años y tomaba su guitarra e intentaba tocar.
Desde entonces supe que la música era lo que me hacía sentir eso inexplicable que solo las personas que amamos la música podemos sentirlo”.
-¿Y cómo fue materializando esos conocimientos?
-“Comencé cursos precarios en la Intendencia y allí aprendí algunos acordes.
Creo que de todas formas el interés y el gusto fue lo que me llevó a formar más tarde parte de una banda junto a jóvenes de mi ciudad. La intención fue además de divertirnos, trasmitir a la sociedad guichonense un poco de alegría y de saber que con poco cuando lo deseamos podemos lograr mucho”.
-¿Y la banda cómo surgió?
-“Hace dos años comenzamos, Ramiro, un amigo y yo a formar de a poco lo que más adelante fue la banda integrada por más compañeros del pueblo que se fueron sumando a la misma, en la medida de sus intereses y por supuesto aportando siempre lo mejor para la banda y para la sociedad.
Éramos cinco integrantes: Ramiro, Fernando, Fabián, Carlos y yo. Lamentablemente por razones de coordinaciones y demás este emprendimiento no duró mucho tiempo.
Finalmente en diciembre de de 2012 nos reunimos con un aficionado de la música Ignacio Bodeant y decidimos retomar con dicho proyecto, así llegan nuevos integrantes otros se van pero al final todos compartimos un mismo fin: la música.
GANÁNDOSE
LA SIMPATÍA
Y EL APOYO
DEL PUEBLO

-¿Qué les ha dejado dicha experiencia?
-“Es muy gratificante, se recibe mucho apoyo de la sociedad en general, del pueblo en sí y de las ciudades vecinas.
En tanto a la “movida sanducera” aclaro que soy guichonense, no sanducera por lo tanto desconozco cómo se manejan en Paysandú ciudad, los sanduceros, sí puedo opinar de nuestra movida, los jóvenes de mi ciudad disfrutamos de la música, de los boliches y pub, como cualquier chico de esta edad, eso sí al ser una ciudad pequeña siempre se respetan las normas de conductas y convivencia, el respeto ante todo.
Siempre estamos expuestos a cambios…el ser humano en general vive en un constante cambio, y así me preparé sabía que una vez terminado bachillerato debía partir a formarme en otro lugar y así fue”
PROFESANDO
SU AMOR POR EL
ARTE Y LA EDUCACIÓN

Evelyn ama el arte y la literatura y de allí, siendo la música un arte “más mi inclinación hacia ella”, expresa.
Unas de las tantas preocupaciones que como representante de su franja etárea experimenta es justamente, todo lo relativo a la familia… los valores que ésta puede trasmitir e inculcar al joven, ya que es esta la base de toda sociedad, la educación.
Otro factor importante de ocupación más que preocupación parte de los valores que en el hogar son adquiridos o no, después el docente mediante su preparación realizará la trasposición de saberes logrando o no sus objetivos, sin olvidar su rol.
“Teniendo en cuenta la docencia como vocación más que como profesión mi expectativa es formar futuros ciudadanos, responsables y dignos de trasmitir a las demás generaciones no solamente saberes si no valores y buenas costumbres” – nos comparte Evelyn Elizabeth Márquez
Los jóvenes guichonenses realizan actividades como en cualquier otra ciudad… hay clubes donde practicar deportes, actividades recreativas, bibliotecas municipales donde se puede recrear el intelecto y demás, si bien no cuentan con demasiado apoyo por parte del gobierno departamental
El PRIVILEGIO
DE SER JOVEN

Evelyn vive con mucha ilusión esta etapa de su vida que seguramente la catapultará a un futuro lleno de proyectos.
“La frase: ¡Soy joven! dispara en mí varias palabras…cambios, proyectos, felicidad, libertad, familia y sobre todo respeto”.
María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...