Juan Claudio Lagaxio y su pasaje por la Dirección del Instituto de Formación Docente

Juan Claudio Lagaxio Dutra

En la educación “tenemos problemas de gestión, no puede ser que se devuelvan partidas por no ejecutarlas”

4El maestro Juan Claudio Lagaxio Dutra este año se jubila al frente de la dirección del Instituto de Formación Docente (IFD), por lo que EL PUEBLO lo invitó a realizar una evaluación de lo que ha sido su gestión de casi nueve años y reflexionar sobre el estado actual de nuestra educación.

- ¿Se jubila?

– Sí. El 30 de junio de este año es la fecha que tengo fijada como retiro, pero como tengo unos cuantos días de licencias no gozadas, la idea es que por mediados de abril empezaría mi licencia y ya no me reintegro.

- ¿Cuántos años al frente del Instituto?

– Como director desde el 6 de marzo de 2003, como funcionario desde marzo de 1977. Me recibí en febrero y volví al poco tiempo al Instituto a trabajar.

- ¿Qué balance realiza de su gestión?

– Creo que dejo un instituto con muy buen equipamiento, en lo edilicio, en lo didáctico y en las herramientas que se necesitan para una educación de calidad como se requiere hoy. Por ejemplo, cuando asumí la dirección del instituto no teníamos un cañón de proyecciones, hoy tenemos más de cuatro. La sala de laboratorio de informática más otro salón eran los únicos que tenían aire acondicionado, hoy me voy del instituto con todos los salones y espacios con aire acondicionado, que para Salto es una necesidad. Con una amplia bibliografía comprada, mapas, computadoras, informatización de todo el sistema. Así que el instituto queda conservado como venía, mejorado en lo edilicio, con un aprovechamiento mayor de los espacios, por eso creo que en ese sentido lo dejo bien.

En el sentido de la gestión, ha sido muy abierta y con un respeto irrestricto a la libertad de cátedra del docente en el marco que fijan las pautas y normas de los programas y de los planes de estudio. Creo que todavía nos falta por ese lado trabajar y profundizar más. Hay docentes muy buenos, preocupados y comprometidos. Hay docentes que van al instituto, trabajan, cumplen con su tarea y otros docentes que no han logrado el compromiso que yo esperaba. Con los funcionarios hay un grupo excelente, pueden trabajar y rendir muchísimo más pero igualmente mantienen al instituto funcionando, son la base fundamental de toda gestión.

En cuanto a la nueva estructura que se está intentando para el área de formación docente creo que se necesita cambiar la estructura actual que tiene el instituto de horas clase con una estructura de cargo que permita mayor permanencia del docente en el instituto y no como ocurre hoy en la mayoría de los casos que es un complemento a una tarea fundamental que está en otro lado. Eso va a tener que cambiar, así como también hay que cambiar el sistema que cada cuatro años cambiás de grado hayas o no hayas hecho nada, hay que cambiar a un sistema universitario de concurso, de un trabajo mayor que se note en la producción intelectual, al trabajo en el departamento y en la extensión docente. En eso todavía estamos en el debe, si bien se va caminando en ese sentido, todavía nos falta.

- El país se encuentra en pleno debate por la educación, ¿cuál es su visión sobre ese tema?

– Especialmente hay una concentración de la discusión sobre qué es lo que está pasando en la educación media. Si bien Primaria todavía tiene una estructura un poco rígida, ha tratado de ir adaptándose a los cambios, si bien hay una tendencia donde los directores tienen un poder de gestión bastante importante en la construcción de la propuesta del centro educativo, todavía sigue siendo muy piramidal en el sistema jerárquico y de cómo se ejecutan los programas, creo que ahí una apertura mayor podría lograr mejores cosas. En Secundaria es donde está el mayor problema en la retención estudiantil, en el pobre rendimiento que se logra. Y obviamente, uno recibe el producto, los estudiantes que ingresan al instituto son bachilleres recién egresados. Entiendo que ahí hay una discusión muy importante sobre lo que hay que cambiar, aún hay bachilleratos que están propuestos desde los años cuarenta o cincuenta, eso merece una reformulación.

En el ámbito de la formación docente ha habido avances importantes, si bien no se ha logrado mucho en cuanto a la formación universitaria, se va caminando. Hay un plan 2008 construido con muchas dificultades que buscó tener un tronco común de asignaturas, un pasaje bastante fácil entre las distintas carreras, y logró unificar la formación del profesorado que por un lado teníamos la formación del IPA (Instituto de Profesores Artigas), de los CERP (Centro Regional de Profesores), y de los IFD, por lo que era una formación muy dispar y diversa. Hoy tenemos una formación docente donde el profesorado de Historia y de Matemáticas es el mismo que se imparte en el CERP de Salto y Rivera, en el IFD de Rivera o en el IPA de Montevideo. Eso se ha logrado bien.

En cuanto a la dotación de recursos para la educación, ha sido muy importante, pero tenemos problemas de gestión, no puede ser que se devuelvan partidas por no ejecutarlas. Nosotros como director del instituto junto con el inspector de Primaria, el director del CERP, representantes de Secundaria y de UTU, integramos una comisión departamental que se encarga de arreglar los problemas urgentes que tienen las escuelas, los liceos o los centros de formación con dos partidas que nos mandan anualmente, y hemos demostrado que se puede ejecutar y hacer obras de mejoras rápidamente. Esa descentralización no ocurre y me parece que por ahí pasan algunos problemas en la gestión, no puede ser que un trámite demore un año dentro de las oficinas porque alguien lo guarde en un escritorio y se olvide.

El sistema de becas se debe mejorar para premiar el esfuerzo, afirmó

- Otro de los problemas que se visualiza en la educación tiene que ver con el ausentismo docente, fundamentalmente en Secundaria.

– (Germán) Rama intentó con su reforma concentrar a los docentes en centros educativos dándole un paquete de horas para que trabajaran en un solo lugar. Me parece una buena idea para terminar con el docente taxi que da tres horas en un liceo, ocho en otro y veinticuatro trabaja de adscripto en otro liceo. Por ese lado me parece que sería factible. Ahora, también hay mucho de compromiso docente que va de la mano con no haber tenido un salario que le permita solo con eso satisfacer sus necesidades básicas y que lo obliga a tener otro empleo, entonces entre uno y otro donde le van a descontar menos o donde la sanción es menor, ahí falta. También el uso de artículos que están preestablecidos en el estatuto docente, o sea que muchas veces el docente falta amparado en las actividades que tiene que hacer, como las reuniones de profesores, las de evaluación, reuniones de padres, un curso que le ponen a mitad de semana en Montevideo a donde hay que ir.

Creo también que ha habido en este último tiempo una cantidad de docentes que se han formado sin tener quizás la vocación docente tan fuerte como la que nosotros conocimos de nuestros docentes anteriores, y ante un día lluvioso y donde se sabe que van a faltar algunos alumnos decide no ir o porque terminó muy cansado el día anterior y a primera hora de la mañana del día siguiente donde no se siente muy bien avisa que no va. No son todos los docentes pero hay un porcentaje que debe estudiarse como un fenómeno sociológico buscando un mayor compromiso docente. En términos muy generales sé que hay docentes altísimamente comprometidos.

Lamentablemente en la prensa salen los malos resultados de las pruebas, objetivamente eso es así, las pruebas PISA (Program for International Student Assesment, análisis del rendimiento de estudiantes a partir de exámenes mundiales que se realizan cada tres años) no nos ha favorecido y eso pasa por algo. También los problemas de violencia estudiantil son más noticia que cuando un grupo de estudiantes saca un premio porque hizo un trabajo o porque presentó un proyecto como en el caso de la UTU que han presentado proyectos en Estados Unidos y eso ni trascendió. Así que me parece que también es un poco de cómo se difunden las cosas, y quizás ahí haya un debe importante donde las cosas buenas se difunden poco y las cosas malas salen a la luz.

- ¿Está bien combatir la deserción estudiantil pagándole un subsidio sin pedir al menos rendimiento escolar a cambio?

– No. Me parece que el sistema de becas se debe mejorar, debe premiar el esfuerzo a aquel alumno que no tiene los recursos pero que se mata por mejorar su condición y porque la familia lo apoya, eso es lo que hay que mejorar. Ahora, un sistema de remuneración como está planteado a estudiantes para que se reintegre me parece que no es acertado, no lo veo bien. Un sistema de becas además gestionado por el centro, una comisión donde esté el director, los docentes…

- ¿No desde Montevideo?

– No desde Montevideo, no puede ser, tiene que ser gestionada localmente con asistentes sociales que visiten periódicamente al estudiante con un maestro o profesor comunitario, donde ese estudiante no por el hecho de cumplir tres veces al mes asistiendo tenga un dinero. No, tiene que asistir todos los días y debe tener los rendimientos adecuados al nivel que esté cursando.

Entrevista de Leonardo Silva

 

¿Cómo evalúa la educación uruguaya hoy?

– Coincido con el presidente cuando dice que hay que mejorar las condiciones de trabajo y mejorar la UTU porque si queremos ser un país productivo tenemos que tener mano de obra calificada y no podemos seguir formando bachilleres para que sean universitarios, si bien los universitarios son muy necesarios. Tienen que aparecer, como están apareciendo en la Regional Norte, nuevas carreras, nuevas tecnicaturas, nuevos diplomados que permitan una salida a una nueva actividad con buena formación técnica. Pienso que hoy el área de informática, el área de ingeniería de sistemas que tiene una cantidad de otros elementos deberían continuar desarrollándose. Hoy con el Plan Ceibal estamos teniendo faltante de técnicos que sean buenos para arreglar las máquinas, por ese lado entonces pienso que tenemos que reformularnos los bachilleratos hacia una formación mucho más tecnológica. 

En mi época había necesidad en el estudiante de tener conocimientos en la historia universal, hoy mucha de esa información está en la web, hay que darles las herramientas al estudiante para que al que le interese la busque y se informe, pero hay que formarlos en la capacidad de adaptabilidad a los nuevos desafíos y a las nuevas circunstancias que hoy pienso que no lo estamos logrando.







Recepción de Avisos Clasificados