Juez no cree que malestar del conductor del auto sea “maniobra” porque si no fugaría

Aún no ha concurrido a declarar ante la Justicia Penal el conductor del automóvil que protagonizó el accidente fatal el pasado jueves en la ruta 3 cerca de las Termas del Day-mán. Los resultados de este accidente causaron conmoción en la ciudad, por las circunstancias que rodean el caso.
Es que el conductor del automóvil, Walter Flores, posee al menos un antecedente penal por homicidio culposo, cuando el 23 de abril de 1999 diera muerte a un joven de 21 años al protagonizar un accidente en pleno centro.
El pasado jueves por la noche, Flores conducía un automóvil marca Honda modelo Civic, que cerca de la zona conocida como colonia El Chircal por la ruta 3 y a escasos kilómetros de las Termas, embistió de atrás a un hombre de 29 años de edad, Juan Martín Macedo, que en ese momento salía de trabajar desde un hotel de las inmediaciones al centro termal y se dirigía en su moto a su domicilio.
El automóvil que conducía Flores volcó a raíz del accidente y cayó hacia el costado de la ruta quedando en muy malas condiciones. Pero tanto él como su acompañante, pudieron sobrevivir al tremendo accidente y fueron trasladados en una unidad de emergencia.
El pasado lunes, Walter Flores fue dado de alta. El Juez Penal de Turno, Francisco Massitta, quien tiene a su cargo la investigación de los hechos, se enteró porque preguntó sobre su estado de salud y entonces le informaron sobre su situación.
Tras esto y algo molesto por no haber tenido conocimiento de esto previamente, Massitta ordenó que el conductor del vehículo fuera conducido a su despacho a prestar declaraciones sobre lo acontecido la noche de la tragedia.
Pero el hombre se descompensó y adujo no estar en condiciones de ser interrogado sobre lo sucedido, por lo cual el juez decretó el cese de su detención hasta tanto esté en condiciones de concurrir a declarar ante la sede penal. Su descompensación fue corroborada en ese momento por el médico forense.
Pero hasta ayer, el juez no volvió a citar al individuo. Consultado por EL PUEBLO el magistrado dijo que “espera” que Flores se recupere para lo cual aguardará hasta las próximas horas y allí lo volverá a llamar.
Señaló que en ese momento el conductor del auto estaba “muy golpeado” y que “no podía tomarle declaraciones en esas condiciones” por lo cual Massitta decidió esperar que se recupere para volver a citarlo.
“No creo que quiera irse del país si no ya se habría ido, porque no decreté ninguna medida especial, ni siquiera lo emplacé”, admitió el magistrado.
El juez desestima que la descompensación sufrida por Flores “se trate de una maniobra dilatoria” porque “si fuera así ya se habría fugado, porque el hombre no está preso. Él está indispuesto, estaba mal el día que vino, pero una vez que se recupere volverá a comparecer en esta Sede y seguirá la investigación de los hechos”, aseguró el Dr. Massitta.
LA LIBRETA
El caso de que Walter Flores, un hombre con antecedentes penales por protagonizar accidentes de tránsito graves, estuviera manejando con un permiso municipal de conducir reveló una situación de escaso control por parte de las Intendencias sobre quienes se presentan para dar el examen de conducir y así obtener la libreta.
En este caso, Flores tenía –según ha trascendido – un permiso de conducir otorgado por la Intendencia de Río Negro lo que también lo habilitaba para conducir vehículos en nuestro departamento, algo que venía haciendo desde hace tiempo.