Junto a Gonzalo Leal creamos en Salto un espacio político serio y comprometido con la realidad

Movimiento Naranja – Avanza País – La Alternativa

Luego de tres períodos de gobierno con mayoría parlamentaria, el Frente Amplio, sufrió un proceso de tradicionalización y agotamiento, quedando nuestro país con tres partidos tradicionales, y a su vez, en su oferta política, dividido claramente en dos bloques, por un lado, un bloque conservador, dado que los nacionalistas dejan atrás los pensamientos de Wilson Ferreira Aldunate y se corren a la derecha, con el fin de mostrarse en veredas opuestas al Frente Amplio.
Y a su vez, los colorados buscan en su ala derecha y en su pasado, con la reaparición de Julio María Sanguinetti, para proyectar una alianza con un posible ganador del Partido Nacional y de esa forma no quedar nuevamente fuera de otro período de gobierno. Por otro lado, un Frente Amplio preso de un debate interno y de su propia estructura que cada vez deja más de lado a la izquierda socialdemócrata permitiendo un crecimiento de la izquierda tradicional cada vez más influyente.leal
Por diferentes motivos, todos han ahogado los verdaderos pensamientos batllistas , los ideales de Seregni y sobre todo al progresismo, la centroizquierda que todos electoralmente apetecen y salen a buscar al momento de pedir el sufragio.
Es así que surge una opción de cambio, distinta, seria, responsable y comprometida con la realidad, como es La Alternativa, expresión natural del progresismo, pensamiento tan nuestro, rescatando la esperanza de cambio para nuestro país, tan necesario en este momento de descreimiento en el sistema político.
¿Y por qué es importante ocupar ese espacio político? Para evitar una estafa electoral a quienes nos identificamos con el pensamiento de Batlle, con las banderas que levantó Seregni en la creación del Frente Amplio, con el actuar de Wilson Ferreira Aldunate, porque estos pensamientos se encuentran prisioneros de la mayoría de cada uno de sus partidos tradicionales. Blancos y Colorados, con sus proyectos de derecha, el Frente Amplio con la mayoría de la izquierda radical e irracional.
Por ese motivo es que en L a Alterantiva confluimos ciudadanos de diversos orígenes, con la necesidad de unirnos para poder tener la fuerza en un espacio que no sería posible en las entrañas de cualquiera de los tres partidos tradicionales.
Entonces este proyecto que se encuentra caminando, nace a favor de recuperar el diálogo político, el parlamento constructivo, el acuerdo de ideas, y no para aferrarse a ningún gobierno por sí mismo, ni para recuperar privilegios del pasado. Entonces es así que actuaremos, para evitar la grieta en nuestro país, para evitar los fanatismos, las camisetas, como si el futuro de nuestro Uruguay pudiera manejarse como si fuéramos hinchas de algún cuadro de fútbol, porque esto es mucho más importante que el ’vamo arriba. Es necesario pensar, actuar, generar políticas de Estado en temas claves como la seguridad, el trabajo, la producción y la educación. Estamos comprometidos en recuperar nuestra identidad de país y evitar la profunda degradación cultural, debemos unirnos y no alimentar los falsos antagonismos que promueven los tres partidos tradicionales, que van dejando huellas en una sociedad cada vez más violenta. Somos una invitación a todo aquel que se identifique con los pensamientos batllistas, con los ideales wilsonistas, con las banderas de Seregni, por el progresismo, con el ser republicano y liberal, a unirse para construir. Haciendo más importante la necesidad de un mejor país, que los lazos de afecto y de tradición que nos quieren imponer, como si fuéramos hincha de un cuadro de fútbol. Uruguay nos necesita trabajando para recuperar sus valores como sociedad, para darle a nuestros hijos un mejor futuro.