Kroeff: “queda claro que Fonticiella, Lima, Soto y Marazzano no tienen propuestas ni plan de gobierno”

Ante los comentarios vertidos por el entorno político del exintendente Ramón Fonticiella, sobre las supuestas pérdidas de la dirección de Turismo de la comuna en comparación con la gestión anterior en los centro termales, la Intendencia de Salto señaló ayer mismo que los datos “no se ajustan a la verdad”.
Dicen, por ejemplo, que, la venta por concepto de“entradas en Daymán bajaron de 19 millones de pesos en 2013 a 9 millones en 2014 y que los ingresos por alojamientos en Arapey pasaron de 17 millones de pesos en 2013 a 8 millones en 2014”.
Para refutar esto, la comuna reiteró un dato esbozado por el director de Turismo, Mario Kroeff, quien hizo un análisis comparativo de la recaudación por venta de servicios turísticos, durante la actual Administración y la anterior, en Termas del Arapey y Daymán, con un saldo “altamente superior” en favor de la actual Administración.
En tal sentido, el jerarca dijo que aún “sin haber completado todos los cálculos de la liquidación del ejercicio 2014, los números generales de ambos centros termales por ingresos desde 2010 muestra la gráfica con curvas crecientes, con una diferencia favorable al actual período de casi $ 10.000.000.
(diez millones de pesos).
Al referirse a la recaudación de los moteles Ñandubay en las Termas del Arapey, Kroeff estimó un aumento del orden de $ 6.000.000 (seis millones de pesos) para el 2014, al considerar el crecimiento constante anualmente, y que de una recaudación de $ 1.500.000 en 2010, se llegó al 2013 con $ 6.500.000, que ingresaron por el mismo concepto.
Por su lado Kroeff adjudicó este crecimiento “a una gestión más eficiente en la actualidad, o en todo caso de ingresos que no estuvieron documentados debidamente durante el pasado período”.
Sostuvo el jerarca que “Los montos de las recaudaciones del pasado año son consistentes en los dos centros termales de la Intendencia. En Daymán se trata de venta de entradas al parque termal, mientras que en Arapey se producen ingresos por concepto de los alojamientos (Hotel Municipal, moteles, bungalows) y zona de camping. Estos incrementos se basan en el aumento de la afluencia de visitantes y una gran demanda de los servicios, con un registro adecuado de los recursos que ingresan oficialmente a la Intendencia por esta actividad del turismo salteño.
Kroeff reflexionó sobre lo que considera es una “notoria diferencia” en las recaudaciones del gobierno que representa, respecto a lo que señala como “magros ingresos” declarados en el período anterior inmediato.
“El vecino puede preguntarse ¿cómo es posible un aumento de $ 6.000.000 de pesos en los moteles Ñandubay? ¿Será que antes los turistas no requerían esos alojamientos y ahora creció la demanda abruptamente? ¿Por qué? ¿O será que ahora se ingresan todos los recursos económicos y antes no se hacía correctamente este registro?”, expresó el director de Turismo.
Estos datos aportados por Kroeff fueron considerados “categóricos para la prensa oficial” y le permiten afirmar a la Intendencia de Salto que los comentarios hechos por algunos políticos del medio, “carecen de absoluta veracidad y que es una distorsión de los números, que quieren alimentar una campaña electoral flaca en propuestas”, señalaron de la oficina de prensa de la comuna.
n
Ante los comentarios vertidos por el entorno político del exintendente Ramón Fonticiella, sobre las supuestas pérdidas de la dirección de Turismo de la comuna en comparación con la gestión anterior en los centro termales, la Intendencia de Salto señaló ayer mismo que los datos “no se ajustan a la verdad”.
Dicen, por ejemplo, que, la venta por concepto de“entradas en Daymán bajaron de 19 millones de pesos en 2013 a 9 millones en 2014 y que los ingresos por alojamientos en Arapey pasaron de 17 millones de pesos en 2013 a 8 millones en 2014”.
Para refutar esto, la comuna reiteró un dato esbozado por el director de Turismo, Mario Kroeff, quien hizo un análisis comparativo de la recaudación por venta de servicios turísticos, durante la actual Administración y la anterior, en Termas del Arapey y Daymán, con un saldo “altamente superior” en favor de la actual Administración.
En tal sentido, el jerarca dijo que aún “sin haber completado todos los cálculos de la liquidación del ejercicio 2014, los números generales de ambos centros termales por ingresos desde 2010 muestra la gráfica con curvas crecientes, con una diferencia favorable al actual período de casi $ 10.000.000.
(diez millones de pesos).
Al referirse a la recaudación de los moteles Ñandubay en las Termas del Arapey, Kroeff estimó un aumento del orden de $ 6.000.000 (seis millones de pesos) para el 2014, al considerar el crecimiento constante anualmente, y que de una recaudación de $ 1.500.000 en 2010, se llegó al 2013 con $ 6.500.000, que ingresaron por el mismo concepto.
Por su lado Kroeff adjudicó este crecimiento “a una gestión más eficiente en la actualidad, o en todo caso de ingresos que no estuvieron documentados debidamente durante el pasado período”.
Sostuvo el jerarca que “Los montos de las recaudaciones del pasado año son consistentes en los dos centros termales de la Intendencia. En Daymán se trata de venta de entradas al parque termal, mientras que en Arapey se producen ingresos por concepto de los alojamientos (Hotel Municipal, moteles, bungalows) y zona de camping. Estos incrementos se basan en el aumento de la afluencia de visitantes y una gran demanda de los servicios, con un registro adecuado de los recursos que ingresan oficialmente a la Intendencia por esta actividad del turismo salteño.
Kroeff reflexionó sobre lo que considera es una “notoria diferencia” en las recaudaciones del gobierno que representa, respecto a lo que señala como “magros ingresos” declarados en el período anterior inmediato.
“El vecino puede preguntarse ¿cómo es posible un aumento de $ 6.000.000 de pesos en los moteles Ñandubay? ¿Será que antes los turistas no requerían esos alojamientos y ahora creció la demanda abruptamente? ¿Por qué? ¿O será que ahora se ingresan todos los recursos económicos y antes no se hacía correctamente este registro?”, expresó el director de Turismo.
Estos datos aportados por Kroeff fueron considerados “categóricos para la prensa oficial” y le permiten afirmar a la Intendencia de Salto que los comentarios hechos por algunos políticos del medio, “carecen de absoluta veracidad y que es una distorsión de los números, que quieren alimentar una campaña electoral flaca en propuestas”, señalaron de la oficina de prensa de la comuna.