Caso de rapiña desnudó situación de prostitución de menores que ocurre en distintos puntos de la ciudad

Hay dos procesados con prisión

Finalmente el hecho de rapiña ocurrido el pasado domingo de madrugada, que terminó con la detención de sus responsables, desnudó un caso de explotación sexual a una adolescente de 16 años de edad que además tiene un hijo de 3, por parte de su pareja, el que ayer fue enviado a la cárcel por la justicia al ser responsabilizado del delito que se investigaba.

El caso salió a luz luego que dos individuos fueran remitidos ante el juzgado penal por parte de los policías de la Seccional Segunda, al estar vinculadas a un caso de rapiña con características especiales que rayaban en el proxenetismo, ocurrido el pasado domingo en horas de la madrugada en la Zona Este.

Operaban de la siguiente manera. Los sujetos explotaban sexualmente a una menor de edad y cuando ésta conseguía clientes, los llevaba hasta un lugar determinado donde aparecían la pareja de ésta y otro cómplice para golpear a los clientes y robarles lo que llevaban consigo en ese momento.

Después del hecho, la adolescente huía con ellos y compartían el botín.

Horas después de haber sido denunciados, la Policía logró detenerlos y puestos a consideración de la justicia penal de feria, fueron procesados con prisión por un delito de rapiña, al tiempo que la adolescente fue entregada a su madre como responsable de la misma.

EL CASO

El hecho fue denunciado el pasado domingo en la madrugada, cuando sobre las cuatro un hombre de 26 años de edad caminaba por la avenida Barbieri y al llegar al cruce con 1º de Mayo, encontró a una joven que ofrecía servicios sexuales, por lo cual decidió contratarla.

Al concurrir hasta la cancha de la Unión Ferroviaria, ubicada en las inmediaciones, salieron de improviso dos sujetos, que lo redujeron colocándole un cinto en el cuello mientras otro lo golpeaba y le quitaron un buzo, su billetera con 800 pesos uruguayos y su teléfono celular.

El hombre concurrió a la Seccional Segunda de Policía donde denunció el caso y horas después la policía logró detener por las características filiatorias aportadas por el denunciante, a una pareja del barrio Caballero y a un sujeto del Cerro, el que llevaba puesto el buzo robado.

Al ser detenidos los sujetos confesaron lo ocurrido y ayer fueron puestos a disposición de la Justicia, que procesó con prisión a los dos sujetos por el delito de rapiña y entregó a su madre a la joven de 16 años de edad, que además tiene un hijo de 3.

EXPLOTACIÓN

Según la información recabada por EL PUEBLO, durante el interrogatorio, la adolescente habría culpado al sujeto de obligarla a prostituirse. Mientras que el detenido, que a su vez era su concubino rechazó las acusaciones.

Sin embargo, fuentes de la Policía consultadas por este diario afirmaron que en Salto existen casos de prostitución de menores y que las mismas están “por todos lados”, pero cuando la Policía concurre a estos lugares, estas personas “se retiran del lugar” y no pueden ser detenidas.

Sostuvieron las fuentes consultadas que este tipo de hechos son frecuentes y que “la Policía solamente controla si quienes ejercen la prostitución cuentan con el carné de control sanitario del Hospital”.

Aducen que así como el caso de la adolescente detenida por este caso, existen otras más desperdigadas en los diferentes barrios de la ciudad que ejercen la prostitución desde niñas y que luego cuando son adolescentes se animan a salir a la calle.

Para esto, la policía está coordinando acciones con el Poder Judicial y el Instituto del Niño y el Adolescente (INAU) para lograr revertir la situación.