La certeza de ir confirmando

Público
Otra vez el marco de público fue muy bueno, la venta de boletos en forma primaria fue de 1,110 , y la  recaudación por tal concepto ascendió a la suma de $ 111,000, sin dudas un buen número, para lo que fuera el inicio de la rueda de las revanchas, siendo el rival de nuestras selecciones en esta oportunidad la selección “Blanca” sanducera.
Más allá de lo que había sido la floja producción de Salto, más que nada en Mayores, en aquel juego ante el seleccionado de Rivera, donde el equipo no convenció, así y todo el público se volvió a dar cita a nuestro legendario estadio Ernesto Dickinson para brindar el apoyo a la selección.
No es este un dato menor, a la hora de hacer sentir  el reconocimiento, y el apoyo incondicional a los muchachos por el trabajo que vienen realizando. Falta mucho, aún no se ganó nada, y queda un largo camino por  recorrer, pero se está por el buen camino, y así lo deberían entender todo, los jugadores en cancha a la hora de cada compromiso, y la gente en su intención de seguir apoyando como lo ha hecho hasta el momento. Son buenos síntomas todos, y esperemos se siga repitiendo.
Los chicos de la Sub 18 supieron revertir
El resultado final del juego en Sub 18 fue empate a dos, lo perdía Salto, ya casi desde el inicio mismo del partido. Jorge Noboa, el Entrenador de la Sub 18 decidió darle la chance, y la oportunidad a los “gurises” que habían tenido muy pocos minutos en cancha,  y  los que directamente aún no habían podido hacerlo. Era esta una linda oportunidad de ir viéndolos a todos, incluso para el Técnico mismo, a  la hora de evaluar en cancha, y en un partido oficial, y por los puntos, al  resto de la plantilla. Los chicos cumplieron, no solo sabiendo revertir un resultado que les fue adverso en gran parte del juego, sino por momentos demostrando en cancha la idea que pretende su entrenador en cuanto al juego. De todas formas, recordemos que al igual que la Mayor, la Sub 18 de Salto también clasificó a la segunda instancia de la competencia por haber sido el ganador del Apertura.
Mayores..era importante ganar
Pese a que Salto llegaba a este inicio de la rueda de las  revanchas ya clasificado por haber ganado el Apertura… era importante ganar el domingo próximo pasado. ¿Por qué? Por el simple hecho de confirmar, (a la gente más que nada), y a ellos mismos, lo que había sido su producción futbolística anterior, cuando se enfrentara en el Dickinson a la selección de Rivera, cuando Salto en Mayores no había convencido desde su producción en cancha, las cosas como son.
Por eso era importante este partido ante el clásico rival, al cual se le había ganado jugando de visita, pero se sabía que la selección de Paysandú había mejorado notoriamente su rendimiento en los últimos compromisos,  eso nos hacía pensar en un juego entretenido, parejo, y de resultado incierto. Por momentos lo fue…por momentos no, pero en definitiva Salto demostró que es superior, lo ganó 2 – 1, y el resultado pudo haber sido por una diferencia mayor aún en favor de nuestro representativo. Hay que seguir trabajando, eso está claro, ya se consiguió el  primer objetivo (la clasificación a la segunda instancia),  esto es partido a partido, el equipo sigue mejorando, se continúa trabajando con la misma responsabilidad y seriedad de siempre, pero debe quedar claro que este un torneo con mucha paridad entre todos, los rivales también juegan, y a veces un empate no deja de ser un buen resultado…las cosas como son.
La próxima en Rivera
El próximo sábado 8, Salto visitará el estadio Atilio Paiva Olivera, cuando en ambas categorías se enfrente a la selección local de Rivera.
Sin dudas una nueva muestra, para lo que será otro compromiso en calidad de visitante de nuestros representativos. Ya demostró Rivera ser un rival muy duro, tanto en Sub 18 como en Mayores, y aquí volvemos a lo que ya hemos comentado en otras oportunidades en estas páginas, más allá de cómo lleguen, y de los antecedentes inmediatos anteriores de cada uno, hablando de producción y de resultados, hay que demostrar partido a partido, esto es así. Habrá que ver, pero queda claro, (siempre respetando al rival de turno) que si nosotros tomamos las precauciones, las que estamos seguros de hecho tomarán, tanto Jorge Noboa, como Ramón W. Rivas en lo que tiene que ver con la forma, y el esquema técnico – táctico de encarar el juego, también es claro que Rivera es sabedor del rival que enfrentará, y vaya si también tomará sus recaudos, jugando de local, y ante su gente.
La tranquilidad de estar clasificados…otorga posibilidades
Eso sin dudas, el estar clasificados ya a la segunda instancia de la competencia por  haber sido los  ganadores del Apertura en ambas categorías, les otorga a ambos entrenadores la chance y/o la posibilidad de realizar variantes, de funcionaniento y de hombres y de nombres,  de cara a lo que se viene. Eso es una buena cosa, a la hora de pensar que nuestras selecciones llegarán hasta el tramo final de la competencia. Por eso decimos, es un “handicap”, o un plus extra que debemos aprovechar, lógicamente, con la mesura necesaria, en forma medida, y el oportunismo pensado a la hora de realizar los cambios que se entiendan necesarios sin resentir la idea básica.
Ya lo comenzaron a realizar Jorge Noboa (Sub 18), y Ramón W. Rivas (Mayores), luego de esta fase serán juegos de ida y vuelta, partidos de 180, por eso ambos Entrenadores ya lo piensan, lo saben, hay que llegar “completitos”, y de la mejor manera, esto es así, y está sabido…venimos muy bien, hay que seguir así, es el deseo de todos.
Si quiere acompañar, hay que estar atentos
Fue lo que escuchamos allí en el Dickinson, momentos después de finalizar el partido de Mayores, ya lo habíamos escuchado antes, al final del compromiso de los chicos de la Sub 18. Se podrían estar organizando un par de excursiones desde Salto para acompañar a Salto en Rivera el próximo sábado 8 de corriente. Nos decía la gente que estará encargada de organizarlas (ojo, no hay nada confirmado todavía), que más tardar el jueves ya se debería tener la cifra (en números), de  la gente que confirme su intención de viajar, a  los efectos de solucionar el tema traslado. El compromiso surgió con El Pueblo, a la hora de  informar acerca de las lineas de comunicación para conseguir su lugar, aquellos que tengan la firme intención de viajar a Rivera a los efectos de apoyar a las selecciones allí en el Atilio Paiva Olivera. A estar atentos, ni bien surja la información por parte de las personas que  se abocarían a la organización de las excursiones, con mucho gusto se lo informaremos a nuestros lectores.

Público

Otra vez el marco de público fue muy bueno, la venta de boletos en forma primaria fue de 1,110 , y la  recaudación por tal concepto ascendió a la suma de $ 111,000, sin dudas un buen número, para lo que fuera el inicio de la rueda de las revanchas, siendo el rival de nuestras selecciones en esta oportunidad la selección “Blanca” sanducera.

Más allá de lo que había sido la floja producción de Salto, más que nada en Mayores, en aquel juego ante el seleccionado de Rivera, donde el equipo no convenció, así y todo el público se volvió a dar cita a nuestro legendario estadio Ernesto Dickinson para brindar el apoyo a la selección.

No es este un dato menor, a la hora de hacer sentir  el reconocimiento, y el apoyo incondicional a los muchachos por el trabajo que vienen realizando. Falta mucho, aún no se ganó nada, y queda un largo camino por  recorrer, pero se está por el buen camino, y así lo deberían entender todo, los jugadores en cancha a la hora de cada compromiso, y la gente en su intención de seguir apoyando como lo ha hecho hasta el momento. Son buenos síntomas todos, y esperemos se siga repitiendo.

Los chicos de la Sub 18 supieron revertir

El resultado final del juego en Sub 18 fue empate a dos, lo perdía Salto, ya casi desde el inicio mismo del partido. Jorge Noboa, el Entrenador de la Sub 18 decidió darle la chance, y la oportunidad a los “gurises” que habían tenido muy pocos minutos en cancha,  y  los que directamente aún no habían podido hacerlo. Era esta una linda oportunidad de ir viéndolos a todos, incluso para el Técnico mismo, a  la hora de evaluar en cancha, y en un partido oficial, y por los puntos, al  resto de la plantilla. Los chicos cumplieron, no solo sabiendo revertir un resultado que les fue adverso en gran parte del juego, sino por momentos demostrando en cancha la idea que pretende su entrenador en cuanto al juego. De todas formas, recordemos que al igual que la Mayor, la Sub 18 de Salto también clasificó a la segunda instancia de la competencia por haber sido el ganador del Apertura.

Mayores..era importante ganar

Pese a que Salto llegaba a este inicio de la rueda de las  revanchas ya clasificado por haber ganado el Apertura… era importante ganar el domingo próximo pasado. ¿Por qué? Por el simple hecho de confirmar, (a la gente más que nada), y a ellos mismos, lo que había sido su producción futbolística anterior, cuando se enfrentara en el Dickinson a la selección de Rivera, cuando Salto en Mayores no había convencido desde su producción en cancha, las cosas como son.

Por eso era importante este partido ante el clásico rival, al cual se le había ganado jugando de visita, pero se sabía que la selección de Paysandú había mejorado notoriamente su rendimiento en los últimos compromisos,  eso nos hacía pensar en un juego entretenido, parejo, y de resultado incierto. Por momentos lo fue…por momentos no, pero en definitiva Salto demostró que es superior, lo ganó 2 – 1, y el resultado pudo haber sido por una diferencia mayor aún en favor de nuestro representativo. Hay que seguir trabajando, eso está claro, ya se consiguió el  primer objetivo (la clasificación a la segunda instancia),  esto es partido a partido, el equipo sigue mejorando, se continúa trabajando con la misma responsabilidad y seriedad de siempre, pero debe quedar claro que este un torneo con mucha paridad entre todos, los rivales también juegan, y a veces un empate no deja de ser un buen resultado…las cosas como son.

La próxima en Rivera

El próximo sábado 8, Salto visitará el estadio Atilio Paiva Olivera, cuando en ambas categorías se enfrente a la selección local de Rivera.

Sin dudas una nueva muestra, para lo que será otro compromiso en calidad de visitante de nuestros representativos. Ya demostró Rivera ser un rival muy duro, tanto en Sub 18 como en Mayores, y aquí volvemos a lo que ya hemos comentado en otras oportunidades en estas páginas, más allá de cómo lleguen, y de los antecedentes inmediatos anteriores de cada uno, hablando de producción y de resultados, hay que demostrar partido a partido, esto es así. Habrá que ver, pero queda claro, (siempre respetando al rival de turno) que si nosotros tomamos las precauciones, las que estamos seguros de hecho tomarán, tanto Jorge Noboa, como Ramón W. Rivas en lo que tiene que ver con la forma, y el esquema técnico – táctico de encarar el juego, también es claro que Rivera es sabedor del rival que enfrentará, y vaya si también tomará sus recaudos, jugando de local, y ante su gente.

La tranquilidad de estar clasificados…otorga posibilidades

Eso sin dudas, el estar clasificados ya a la segunda instancia de la competencia por  haber sido los  ganadores del Apertura en ambas categorías, les otorga a ambos entrenadores la chance y/o la posibilidad de realizar variantes, de funcionaniento y de hombres y de nombres,  de cara a lo que se viene. Eso es una buena cosa, a la hora de pensar que nuestras selecciones llegarán hasta el tramo final de la competencia. Por eso decimos, es un “handicap”, o un plus extra que debemos aprovechar, lógicamente, con la mesura necesaria, en forma medida, y el oportunismo pensado a la hora de realizar los cambios que se entiendan necesarios sin resentir la idea básica.

Ya lo comenzaron a realizar Jorge Noboa (Sub 18), y Ramón W. Rivas (Mayores), luego de esta fase serán juegos de ida y vuelta, partidos de 180, por eso ambos Entrenadores ya lo piensan, lo saben, hay que llegar “completitos”, y de la mejor manera, esto es así, y está sabido…venimos muy bien, hay que seguir así, es el deseo de todos.

Si quiere acompañar, hay que estar atentos

Fue lo que escuchamos allí en el Dickinson, momentos después de finalizar el partido de Mayores, ya lo habíamos escuchado antes, al final del compromiso de los chicos de la Sub 18. Se podrían estar organizando un par de excursiones desde Salto para acompañar a Salto en Rivera el próximo sábado 8 de corriente. Nos decía la gente que estará encargada de organizarlas (ojo, no hay nada confirmado todavía), que más tardar el jueves ya se debería tener la cifra (en números), de  la gente que confirme su intención de viajar, a  los efectos de solucionar el tema traslado. El compromiso surgió con El Pueblo, a la hora de  informar acerca de las lineas de comunicación para conseguir su lugar, aquellos que tengan la firme intención de viajar a Rivera a los efectos de apoyar a las selecciones allí en el Atilio Paiva Olivera. A estar atentos, ni bien surja la información por parte de las personas que  se abocarían a la organización de las excursiones, con mucho gusto se lo informaremos a nuestros lectores.

Antonio Gómez, el que volvió.

“Nadie se guarda nada de lo que puede”

-Al equipo no le faltó equilibrio. Lo tuvo. ¿De acuerdo?

“El orden que siempre tuvimos, en un partido donde se nos complicó al final. Pero se ganó bien y en muchos pasajes se alcanzó el nivel que Ramón (por Rivas) quiere”.

-Influencia tuya, esa que no faltó.

“Lo que importa de la selección es que nadie se guarda nada de lo que puede. Si me tocó volver y ser titular, uno siente la responsabilidad. Desde uno y por el grupo”.

-No te faltó atrevimiento en más de un remate de media distancia.

“Los volantes tenemos que hacerlo y el técnico nos insiste también. No soy el único”.

-13 de 15 puntos. Como cosecha, para no descartar.

“Pero no se puede caer. Porque se ganó la primera rueda, no quiere decir que no sigamos siendo el equipo capaz de desnivelar. Esa línea sirve y es en la que estamos”.

(La vuelta a la titularidad de ANTONIO GÓMEZ. Para alcanzar lo que puede: gravitar).

Tiempo de Fabricio Lairihoy

“Distinto a todos”

“Hace un año y medio que no hacía un gol, por toda aquella historia de la inactividad. Por eso, el gol fue distinto a todos. Mucho tuvo que ver Bruno Fiordelmondo por el desborde que se mandó. Me vino justa para entrarle. Para un goleador, anotar, es ganar confianza en uno mismo. Se que para el Cuerpo Técnico, también fue un gol especial, porque ellos  se la jugaron con la citación. Antes, había tenido otra chance y no le pegué bien a la pelota. Sin excusas, la verdad fue esa. No puedo negarlo. Me voy feliz”.

(Un radiante FABRICIO LAIRIHOY después del partido ante Paysandú. El “Cuervo”, ahora con 29 años cumplidos, resolvió a su manera. Instinto de goleador y el 2 a 0. La noche en que retornó a donde más le gusta: la red rival).