La Conahsa se reunió el lunes en la ciudad de Artigas donde se evaluó la situación de la garrapata en esta zona del país

La Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Conahsa) se reunió el lunes pasado en la ciudad de Artigas para evaluar principalmente la situación de la garrapata en esa zona del país, ya que preocupa el aumento de esta parasitosis en el ganado en el departamento norteño, aseguró a El Observador el director general de los Servicios Ganaderos, Francisco Muzio. Un equipo de los servicios sanitarios oficiales que acompañó a Muzio abordó la problemática que enfrenta la ganadería en el norte del país, en especial la garrapata, que sigue teniendo una fuerte incidencia en esa zona, con el agravante de que son resistentes a varios principios activos (remedios).
El traspaso de esta enfermedad de predios afectados a otros que no lo están –que incluye la garrapata resistente– fue un aspecto remarcado a El Observador por el presidente de la Asociación Agropecuaria de Artigas, Juan José Senatore.
Muzio sostuvo a su vez que se procuran acciones de corto plazo, incluyendo alguna alternativa de utilizar algún principio activo que hasta ahora no se aplicó, como también algún principio activo fosforado, que utilizado individualmente y a una concentración diferente, puede ser para esos casos una solución.
Otro objetivo es que llegue el mensaje para detectar y proceder ante el problema para ilustración del productor y de los veterinarios que atienden a ese productor. También participó del encuentro el Centro Médico Veterinario de Artigas, con el que se procuró encaminar un protocolo de saneamiento para alcanzar un mejor control de la parasitosis. Por otra parte, se consideró la posibilidad de mejorar la situación mediante la vacunación en algunos casos puntuales, dijo Senatore.
El sector privado planteó también el bajo control que existe en las seccionales policiales cuando se procesa el sellado de guías para el movimiento de los ganados. Lo correcto es que la Policía exija el certificado que acompaña el despacho de tropa para verificar que el ganado está libre de garrapata. Son todos detalles que van sumando y que han llegado a este extremo no deseado, sostuvo Senatore, quien es delegado de la Federación Rural ante la Conahsa.
Esta situación sanitaria ha sido planteada insistentemente ante el MGAP, que tiene la mejor voluntad y excelentes técnicos pero que no ha sido dotado de los recursos necesarios para cumplir con su papel de policía sanitaria, dijo el dirigente.
También participaron de este encuentro los integrantes de las comisiones departamentales de Salud Animal (Codesa) de Artigas, Salto, Rivera y Tacuarembó.
A los privados que actúan en las comisiones departamentales de Salud Animal (Codesas) les preocupa que no dispongan de ningún presupuesto para cumplir con sus cometidos, dijo Juan José Senatore. Según el jerarca del MGAP, Francisco Muzio, el nuevo fondo de enfermedades emergentes prevé cubrir gastos de funcionamiento e incluso pueden colaborar los propios servicios oficiales con su infraestructura de vehículos y otros elementos.
Fuente: El Observador







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...