La confianza que 70 años avalan

Hoy con el transportista Juan Mario Muzzetti

Juan Mario Muzzetti, nació el 11 de mayo de 1969, es la segunda generación de la empresa Transportes Muzzetti, dedicada hoy exclusivamente al transporte de haciendas, la cual tiene la particularidad de haber sido la responsable del traslado de los animales de cabaña Bayucuá al Prado durante los 70 años de presencia interrumpidas de la cabaña en dicha exposición.

¿Quién inició la empresa?IMG-20171030-WA0013
La inició mi padre (Juan Muzzetti), quien falleció cuando yo tenía ocho meses. Fue entonces que mi padrino (Víctor Bellacci) –hermano de mi madre, y ella, se juntaron para continuar con la empresa y así fue como continuó.

¿Cuándo comenzó usted a trabajar como camionero?
La verdad es que toda la vida fui del camión, hice secundaria completa y en el año 1988 empecé a trabajar en los camiones.

Más allá de la responsabilidad o el compromiso de continuar con la empresa; ¿siempre le gustó este trabajo?
Sí, lo que pasa es que es de cuna, lo llevo en la sangre. Vengo de una familia que siempre se dedicó al transporte, tengo sobrinos y tíos que fueron camioneros.

Para ser camionero hay que tener vocación…
Si no se nace camionero, se puede trabajar, pero podes estar toda la vida desconforme por andar arriba del camión. El que nace camionero, lo hace con gusto.
En la ruta se deja afuera la competencia entre las empresas y pasamos a ser compañeros de ruta, uno sale a la ruta y teniendo comunicación con los demás, se siente más seguro.
Gracias a Dios en esto uno cosecha amigos y es bien conceptuado por todos.

Esta labor implica estar mucho tiempo fuera de la casa, lejos de la familia
Siendo camionero de ganado, ahora las cosas cambiaron, porque como está frigorífico acá en Salto, se vuelve cada dos o tres días, pero hay temporadas que se pasa una semana arriba del camión, durmiendo en la cabina y lejos de la familia.WhatsApp Image 2017-10-31 at 15.10.56
Navidades, Año Nuevo, fecha patria, todos los días se carga. Además hay muchos percances, arroyos crecidos, barro, y sucede que el 1º de enero es feriado, pero el frigorífico tiene que faenar el 2 y usted tiene que cargar el ganado el 1º, dejar a la gente en la mesa familiar e irse a trabajar.

¿La empresa siempre se dedicó al transporte de hacienda?
Cuando la empresa empezó en el año 1927-1930 se hacían cargas generales, se llevaba mercadería a las estancias y se volvía con lana, después cuando se empezó a trabajar con haciendas, se pusieron barandas y desde ese momento se empezó a cargar ganado general y cambiamos para hacienda. Hacemos fletes para todo el país, tanto traslados de campo a campo, como cargas a frigoríficos, de animales de cabañas, y reparto de cabañas.

¿Qué significa para usted la confianza que ha tenido Cabaña Bayucuá durante estos 70 años?
Hoy me toca a mí hacer la nota, pero se lo debo más al trabajo en familia, a mi padre y mi padrino.
Pero cuando uno trabaja con gente buena, uno se acomoda y es prácticamente uno más dentro de la familia de Bayucuá; han pasado cabañeros excelentes, capataces excelentes, los patrones también han tenido mucha confianza con mi familia, hoy me toca a mi, y tenemos que seguir el legado y así como intento continuar el legado, tengo que dar todo de mi para continuar dentro de la firma.
Clientes tan antiguos como Bayucuá en la empresa, es la única firma, ya que los demás cambian de generación y van cambiando; aunque tenemos varios clientes de punta.
Desde que empecé a trabajar con los camiones, el traslado de los animales que van al Prado, lo hago yo, pero el personal que tengo es muy de confianza porque los animales del Prado tienen un plus, pero no es tanto eso, sino el hecho de conocer el interior de la Rural del Prado para descargar rápido y demás.
Tengo buen personal y cuando no puedo, dejo en manos de otro y estoy tranquilo porque saben cómo es el trabajo con esos animales.
En el 2001 la empresa creció y ahora son cuatro camiones, yo ando en uno porque nací camionero (se ríe). No soy de cambiar mucho de personal y tengo el orgullo de que algunos estuvieron, y volvieron a la empresa, lo que me da más confianza y ellos ya conocen el sistema de trabajo.

Qué cuidados tiene en cuenta para el bienestar de los animales durante la carga y el transporte
Estamos siempre tratando de concurrir a charlas de bienestar animal, acondicionar los camiones como para que no se machuquen y demás.IMG-20171030-WA0010
En el caso de los animales de Bayucuá, María Mattos (integrante de Bayucuá), es muy especial en el cuidado de los animales, ella sabe de qué manera los cargo, y los animales del Prado van con arena, con bolsas de pasto al costado para que no se pelen.

En qué consiste el trabajo del transporte de hacienda en general
Primero se pregunta si hay que pesar el camión, porque hay muchos negocios al peso, hay que ver las guías, luego se va al establecimiento y acomoda a los animales de manera que viajen cómodos dentro del camión y después uno sale y a veces te lleva todo el día. Hay que tener en cuenta que la caminería está muy mal y las rutas han decaído mucho por el gran tránsito que hay y las distancias son enormes; antes se cargaba solo en el departamento de Salto, Artigas, Tacuarembó pero ahora tanto los frigoríficos como la venta de cabañas nos obliga a andar por todo el país.

¿Alguna vez tuvo un accidente?
Una vez tuve un accidente, en el año 1989, pero me recuperé bien, y en eso también tuvo mucho que ver la gente de Bayucuá.
Estoy agradecido a la firma, a todos los cabañeros como Máximo Pintos (quien trabajó varias décadas en la cabaña) a quien tuve el orgullo de conocer y trabajar con él.
A mi familia, a mi hermana (María del Carmen Muzzetti), que desde que mi padre falleció fue otro de los pilares de la empresa, a mi señora (Fabiana Porley) y a mi hija Francesca.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...