La dramaturga compartió su reflexión en el Día Mundial del Teatro

 

Beatriz Corbella reflexiona acerca del Día Mundial del Teatro

La actriz Issabelle Huppert ha aseguró que esta disciplina artística <Siempre renace de sus cenizas>.
“El teatro tiene una vida tan floreciente que desafía el espacio y el tiempo; sus piezas más contemporáneas están alimentadas por el éxito de los siglos pasados… El teatro siempre renace de las cenizas, derramando sus convenciones previas en sus nuevas formas: así es como sigue vivo, ha señalado la actriz en un comunicado”, comenta.
“El teatro conmueve, incomodad, perturba, exalta, revela, provoca y transgrede”, dice Corbella.
Es gracias al teatro que existimos; las personas que nos gobiernan deben en cuenta los beneficios inimaginables del teatro. El teatro representa el diálogo y la ausencia del odio y creer en la amistad entre los espectadores y actores.
“El teatro es una disciplina muy interesante… llegamos a la sala y aún en la penumbra, es el lugar mágico donde el ánimo se va acomodando para que surja la historia.
Nuestro teatro Larrañaga es tan hermoso, que el solo hecho de estar allí, nos transporta al escenario vital donde el movimiento, la palabra, el sonido dará luz y vida a la historia que se desarrollará.
Pero el teatro no solamente muestra lo bello,el teatro conmueve, incomoda, perturba, exalta, revela, provoca y transgrede”.
Con motivo del Día del Teatro,la actriz Isabel Hupert ha recordado además que el teatro es muy fuerte y gracias a ello, ha sido capaz durante los años de sobrevivir a guerras, censores y penuria.
Sin embargo, ha apuntado que quien habla no es solo una actriz, sino alguien que utiliza el teatro como un conducto de existencia.
“Desde nuestro modesto lugar decimos que ese aspecto es muy valioso, poder encarar diferentes personajes y salir y seguir siendo uno mismo, tan amigos con el público como antes”.
Tener la audacia de ir aggiornando las actuaciones ya que el teatro es dúctil y permite también incorporar la tecnología y porqué no, volver al ayer del teatro de marionetas que nos rememora una lejana Edad Media.
Ejemplo insoslayable y reconfortante ha sido la incorporación a un estilo de teatro clásico con inclusión de marionetas de tamaño natural, tal innovación fue lo acontecido con la obra: Cervantes, seso, locura y fantasía que llevó a escena el año pasado, el grupo Sintapujos bajo la Dirección de Oscar Bibbó.
“Es maravilloso ver en escena los textos que uno, en un loco momento, ha dado forma de guión y allí cómodamente desde la butaca, corregimos, tachamos o agregamos algo para la próxima función.
O simplemente nos olvidamos de la relación que tenemos con él y disfrutamos de un espectáculo cualquiera, el Teatro también es pasatiempo”.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...