La Federación Rural del Uruguay destacó conformación de las comisiones departamentales para la seguridad

La Federación Rural del Uruguay aplaudió la conformación de las comisiones departamentales asesoras honorarias para la seguridad rural, algo que según sostiene la Federación ha reclamado reiteradamente. Destacó también el acierto de la política de energías renovables que ha instrumentado el país.
LA INSEGURIDAD
El documento final de la asamblea señala: la inseguridad hasta hace no mucho tiempo atrás, era patrimonio de las ciudades, y los del interior nos enorgullecíamos de la paz de nuestros pueblos, ciudades y campaña. Hoy ella nos ha alcanzado a todos. Más a menudo de lo que quisiéramos somos testigos de copamientos y hechos violentos que eran inusitados para el clima tradicional de nuestra campaña. Un grave problema al cual ningún uruguayo debería estar ajeno.
Con mucho beneplácito, el lunes pasado hemos recibido la comunicación del Ministro Aguerre, acerca de la creación de las Comisiones Departamentales Asesoras Honorarias para la Seguridad Rural.
Comisiones que la Federación Rural viene impulsando desde hace tiempo, en el entendido de que no basta con reclamar, hay que comprometerse.
Además se está trabajando con el Poder Judicial, porque se considera fundamental que el mismo este consustanciado en la realidad de nuestra campaña.
Lamentablemente, aún queda mucho por hacer en este sentido.
Entendemos que esta lucha contra la inseguridad, tanto en campaña como en la ciudad, empieza en el seno familiar, en la educación de nuestros hijos. En los últimos tiempos hemos sido testigos de una preocupante pérdida de valores que para nosotros, son el origen de este mal.
Valores tales como la perdida de respeto a las instituciones, al prójimo, y al trabajo.
ACCESO A LA TIERRA
En los últimos años, los productores arrendatarios, los hijos de productores medianos y pequeños, los profesionales, entre otros, que hoy día no tienen la posibilidad de ser colonos, pero que son responsables de un número importante de los resultados del agro, han sufrido un desamparo preocupante.
Ellos carecen de herramientas que les permitan asegurar su permanencia en la tierra, y poder seguir siendo productores. En muchos casos ya han sido desplazados, y muchos otros aún están expuestos.
Si bien en los últimos tiempos han surgido algunas herramientas para el sector lechero, aún son insuficientes.
Proponemos:
La creación de herramientas que amparen a estos productores, y que le aseguren su permanencia, para poder seguir siendo tales. No se debe permanecer indiferente ante esta realidad. Se podría utilizar como referencia la forma en que este tema es tratado países como Nueva Zelandia.
RELACIONES LABORALES.
El sector ha perdido en los últimos años demasiados puestos de trabajo, sin duda es un tema que debería preocuparnos a todos.
Vemos con preocupación que últimamente, también la imagen del generador de trabajo se ha visto seriamente dañada por el discurso de muchos actores sociales.
Consideramos que esta situación debe ser revertida.
Para ello proponemos:
Fomentar el diálogo en forma constante, evitando la división.
Trabajar en la recuperación del amor al trabajo como medio de vida.
Trabajar por una capacitación más eficiente (hay cuantiosos recursos subutilizados en INEFOP).
Promover a todo nivel la concientización en políticas preventivas de seguridad y salud.
Trabajar en pro de la formalización del trabajo en las pequeñas empresas, y en el trabajo eventual
que en este entorno se genera.
Buscar herramientas para permitir el ingreso de los menores al trabajo en los diferentes sub – sectores.
Reafirmamos el compromiso de la Federación Rural con el cuidado del medio ambiente.
Consideramos que el fomento a la generación de energías renovables, es una de las políticas públicas más importantes implementadas últimamente, que nos lleva a reducir nuestra clásica dependencia de los combustibles fósiles. Creemos que aún existe mucho potencial al respecto. En este sentido queremos hacer especial mención a la generación de energía fotovoltaica a nivel de los predios rurales.
Proponemos la exoneración de impuestos de los insumos para su implementación, y la creación de un fideicomiso que permita a productores medianos y pequeños el acceso a esta energía. El repago de este fideicomiso podría instrumentarse con la energía que dichas instalaciones venderían a UTE. Creemos que sería una forma viable que permitiría el acceso a la energía a productores que por su alto costo no lo pueden hacer.