La Federación Rural exige que el Gobierno proteja a los trabajadores que no están de acuerdo con la medida

Frente a la planificación de paros

Tras el anuncio realizado por la FOICA (Federación de Obreros de la Industria Cárnica y Afines), que harían un paro a partir del 1º de abril en toda la industria si no se decreta el cese de actividades en los frigoríficos con el fin de evitar el contagio y expansión del Coronavirus Covid -19, la Federación Rural emitió una carta solicitando al gobierno que proteja a todos los trabajadores; a los que quieren trabajar y a los que quieren parar.
El comunicado indica» El mundo se encuentra en una situación de alerta sanitaria, ante la presencia de una enfermedad viral, considerada una pandemia, que se inicia en China, pero se ha propagado por el mundo.  5af8f5c1bc257
Felicitamos al Gobierno porque ha demostrado en todo momento una dirección clara para frenar la pandemia y amparar a los más vulnerables.
Ante esta situación ha venido tomando diferentes medidas, teniendo la información necesaria y los técnicos en la materia que evalúan día a día el estado de situación y las medidas a tomar, ejerciendo el sano y necesario equilibrio para detener el avance de la enfermedad sin afectar a sectores que por sus características productivas pueden seguir operando. El Uruguay ha sido un ejemplo de inocuidad alimentaria, trabajando siempre bajo estricto cumplimiento de protocolos sanitarios, dando así garantías al mundo sobre nuestros productos, y sin importar la situación, siempre se ha trabajado con las máximas medidas sanitarias que garantizan la salud del operario y de los consumidores.
Para la cadena agroexportadora, que ha dado muestras de siempre estar dispuesta a sacar al país del «atolladero» ante cualquier adversidad, es imperioso seguir trabajando para seguir alimentando a nuestros compatriotas y al mundo.
Los alimentos siguen siendo una de las bases fundamentales para enfrentar y mitigar las crisis sanitarias.
En estos momentos somos todos un equipo y la solidaridad se demuestra en la cancha, sin pausa, con mucha responsabilidad pensando en toda la comunidad, porque de esta situación salimos juntos, dejando de lado estrategias desgraciadas que sólo analizan con mucha estrechez la situación del país.
Consumimos el 30% de la carne que producimos y vendemos el 70%, la necesitamos y el mundo necesita carne, nuestro principal mercado ya comienza a dar señales de recuperación, no podemos detener la actividad, la solidaridad comienza en casa y se extiende al mundo.
Frente a la planificación de paros en la actividad por parte de funcionarios y sabiendo que muchos operarios no están de acuerdo con el paro planificado, exigimos que el Gobierno proteja a todos los trabajadores -en el sano juego democrático- tanto a los que quieren seguir trabajando como a los que quieren parar».