La fórmula blanca afirmó que de ganar las elecciones “no van a modificar las conquistas sociales” de los últimos años

«¿Se me murió la vaca!”, decía con una sonrisa tragicómica el candidato a vicepresidente por el Partido Nacional, Jorge Larrañga, tras leer unos mensajes que le habían llegado a su teléfono celular. Se lo decía a la delegación de la Lista 92. que estaba encabezada por el diputado Rodrigo Goñi. “Era la única que tenía”, repetía, y se reía diciendo “se me perdió la genética”, encontrando seguidores a su broma y de paso dio cuenta de su estado patrimonial en el campo que el exintendente de Paysandú tiene en el departamento de Flores. “Tenía una vaca, cinco gallinas, tres chanchos y dos perros, y se me muere la vaca”, decía contando con los dedos de las manos y con una sonrisa permanente.
En tanto, el candidato a presidente por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, se retrasó en subir al estrado desde donde brindaron una conferencia de prensa en la mañana de ayer en el Hotel Salto, ya que no cesaba de sacarse fotos con varios de los militantes nacionalistas que se aglomeraron en el lugar para acompañar la instancia.
“En cada lugar al que vamos siempre digo que vamos a hacer conferencias de prensa y seguimos viaje, pero por suerte siempre está la participación de ustedes, que nos convoca a quedarnos un rato y a hablar de too lo que viene ahora”, dijo dirigiéndose al público que lo miraba. Entró saludando a todos y cada uno y puso sobre la mesa el termo verde con pegotín de la cara de Aparicio Saravia de color negro en el medio.
Luego que Larrañaga terminaba de contar la tragedia de su vaca, él tomó el micrófono y explicó que se iba a desarrollar una conferencia de prensa por lo cual le pedía a los presentes que no aplaudieran las preguntas.
En el transcurso de la misma Lacalle Pou se refirió a distintos temas, entre ellos los relacionados al mundo de las relaciones laborales, donde confirmó que mantendrá los consejos de salarios, pero advirtió que los resultados de los mismos estarán sujetos al “éxito” de las empresas.
Asimismo, confirmó que uno de los temas que impulsará para la región será el de la hidrovía sobre el Río Uruguay y destacó que le dará importancia a las esclusas de San Antonio, porque “asegurará el canal de navegación”.  Pero también se refirió a la economía y a las críticas que recibió del candidato a la vicepresidencia por el Partido Colorado, Germán Coutinho, por no hablar del Sí a la Baja de la edad de imputabilidad, que Lacalle Pou apoya, durante la campaña electoral.
“YO LA VOTO”
Consultado por EL PUEBLO con respecto a este tema, el candidato a la presidencia de la República por el Partido Nacional dijo que “cada uno actúa según su leal saber y entender, el 26 de febrero del 2006 presenté el primer proyecto de ley para modificar el Código de la Niñez y la Adolescencia, el artículo 222 (para que los menores infractores mantengan los antecedentes penales una vez cumplida la mayoría de edad), esos mismos artículos fueron los que se copiaron y se introdujeron en la reforma constitucional”.
Expresó que, en “mi vida trato de ser coherente y no cambiar con los procesos electorales, redactamos ese proyecto la gran mayoría de los legisladores del Partido Nacional y en ese sentido yo firmé y voy a votar, Jorge (Larrañaga) no firmó y no va a votar. Tenemos el mismo fin que es modificar algunos textos legales pero con distintos instrumentos y tenemos algunos compañeros de ambos grupos (su sector y Alianza Nacional) que van a votar y otros que no, yo recomiendo votar”. Pero añadió que “hacer de eso nuestro ley motive de campaña, no, no lo hacemos porque no lo sentimos así”.
LAS LEYES SOCIALES
La fórmula nacionalista fue consultada sobre su postura respecto a las conquistas sociales de los últimos años, como la ley de ocho horas del trabajador rural o la ley de responsabilidad penal empresarial, que el Frente Amplio da como un hecho que de ganar la elección, Lacalle Pou impulsará la derogación.
“Desmentir una mentira es muy complejo, nosotros somos gente proactiva y positiva, cuando lidiamos con la mentira, con el invento y sobre todo con la gran cantidad de recursos que está poniendo el Estado, para hacer publicidad oficial e incidir en una campaña electoral, es muy complejo. Voté la ley de las ocho horas (del trabajador rural), hay que ir a las actas. La votó el Senado con modificaciones, pero el 22 de diciembre vuelve a Diputados y como no aceptamos las modificaciones, no la votamos. Pero votamos la génesis”.
Sobre la ley de responsabilidad penal empresarial, dijo que la ley que se votó es “inconstitucional, pero al mismo tiempo ese día el Partido Nacional presentó un proyecto sustitutivo”, explicó. Y acotó que “yo no puedo andar haciéndole perder el tiempo a la gente para desmentir mentiras”. Respecto a la supresión de los planes sociales en un eventual gobierno blanco dijo “¿quién dijo que eso iba a pasar?, está el Fantasma del 50 y el Cuco del 2014. Uno ya pasó hace tiempo y contra otro no podemos estar compitiendo. Hemos optado por una campaña por la positiva, sobre qué pensamos hacer nosotros. Obviamente que todo termina en mirarnos a los ojos y confiar. O el gobierno no confía, o no le conviene que la gente confíe porque no le interesa la alternancia en el poder, ese es un tema sobre el que no podemos interactuar”.
A lo que Larrañaga agregó con énfasis “no vamos a modificar conquistas sociales, eso es contundente, clarísimo, no vamos a cortar derechos, podemos estar en desacuerdos con instrumentos, pero no vamos a suprimir derechos”.

«¿Se me murió la vaca!”, decía con una sonrisa tragicómica el candidato a vicepresidente por el Partido Nacional, Jorge Larrañga, tras leer unos mensajes que le habían llegado a su teléfono celular. Se lo decía a la delegación de la Lista 92. que estaba encabezada por el diputado Rodrigo Goñi. “Era la única que tenía”, repetía, y se reía diciendo “se me perdió la genética”, encontrando seguidores a su broma y de paso dio cuenta de su estado patrimonial en el campo que el exintendente de Paysandú tiene en el departamento de Flores. “Tenía una vaca, cinco gallinas, tres chanchos y dos perros, y se me muere la vaca”, decía contando con los dedos de las manos y con una sonrisa permanente.

En tanto, el candidato a presidente por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, se retrasó en subir al estrado desde donde brindaron una conferencia de prensa en la mañana de ayer en el Hotel Salto, ya que no cesaba de sacarse fotos con varios de los militantes nacionalistas que se aglomeraron en el lugar para acompañar la instancia.

“En cada lugar al que vamos siempre digo que vamos a hacer conferencias de prensa y seguimos viaje, pero por suerte siempre está la participación de ustedes, que nos convoca a quedarnos un rato y a hablar de too lo que viene ahora”, dijo dirigiéndose al público que lo miraba. Entró saludando a todos y cada uno y puso sobre la mesa el termo verde con pegotín de la cara de Aparicio Saravia de color negro en el medio.

Luego que Larrañaga terminaba de contar la tragedia de su vaca, él tomó el micrófono y explicó que se iba a desarrollar una conferencia de prensa por lo cual le pedía a los presentes que no aplaudieran las preguntas.

En el transcurso de la misma Lacalle Pou se refirió a distintos temas, entre ellos los relacionados al mundo de las relaciones laborales, donde confirmó que mantendrá los consejos de salarios, pero advirtió que los resultados de los mismos estarán sujetos al “éxito” de las empresas.

Asimismo, confirmó que uno de los temas que impulsará para la región será el de la hidrovía sobre el Río Uruguay y destacó que le dará importancia a las esclusas de San Antonio, porque “asegurará el canal de navegación”.  Pero también se refirió a la economía y a las críticas que recibió del candidato a la vicepresidencia por el Partido Colorado, Germán Coutinho, por no hablar del Sí a la Baja de la edad de imputabilidad, que Lacalle Pou apoya, durante la campaña electoral.

“YO LA VOTO”

Consultado por EL PUEBLO con respecto a este tema, el candidato a la presidencia de la República por el Partido Nacional dijo que “cada uno actúa según su leal saber y entender, el 26 de febrero del 2006 presenté el primer proyecto de ley para modificar el Código de la Niñez y la Adolescencia, el artículo 222 (para que los menores infractores mantengan los antecedentes penales una vez cumplida la mayoría de edad), esos mismos artículos fueron los que se copiaron y se introdujeron en la reforma constitucional”.

Expresó que, en “mi vida trato de ser coherente y no cambiar con los procesos electorales, redactamos ese proyecto la gran mayoría de los legisladores del Partido Nacional y en ese sentido yo firmé y voy a votar, Jorge (Larrañaga) no firmó y no va a votar. Tenemos el mismo fin que es modificar algunos textos legales pero con distintos instrumentos y tenemos algunos compañeros de ambos grupos (su sector y Alianza Nacional) que van a votar y otros que no, yo recomiendo votar”. Pero añadió que “hacer de eso nuestro ley motive de campaña, no, no lo hacemos porque no lo sentimos así”.

LAS LEYES SOCIALES

La fórmula nacionalista fue consultada sobre su postura respecto a las conquistas sociales de los últimos años, como la ley de ocho horas del trabajador rural o la ley de responsabilidad penal empresarial, que el Frente Amplio da como un hecho que de ganar la elección, Lacalle Pou impulsará la derogación.

“Desmentir una mentira es muy complejo, nosotros somos gente proactiva y positiva, cuando lidiamos con la mentira, con el invento y sobre todo con la gran cantidad de recursos que está poniendo el Estado, para hacer publicidad oficial e incidir en una campaña electoral, es muy complejo. Voté la ley de las ocho horas (del trabajador rural), hay que ir a las actas. La votó el Senado con modificaciones, pero el 22 de diciembre vuelve a Diputados y como no aceptamos las modificaciones, no la votamos. Pero votamos la génesis”.

Sobre la ley de responsabilidad penal empresarial, dijo que la ley que se votó es “inconstitucional, pero al mismo tiempo ese día el Partido Nacional presentó un proyecto sustitutivo”, explicó. Y acotó que “yo no puedo andar haciéndole perder el tiempo a la gente para desmentir mentiras”. Respecto a la supresión de los planes sociales en un eventual gobierno blanco dijo “¿quién dijo que eso iba a pasar?, está el Fantasma del 50 y el Cuco del 2014. Uno ya pasó hace tiempo y contra otro no podemos estar compitiendo. Hemos optado por una campaña por la positiva, sobre qué pensamos hacer nosotros. Obviamente que todo termina en mirarnos a los ojos y confiar. O el gobierno no confía, o no le conviene que la gente confíe porque no le interesa la alternancia en el poder, ese es un tema sobre el que no podemos interactuar”.

A lo que Larrañaga agregó con énfasis “no vamos a modificar conquistas sociales, eso es contundente, clarísimo, no vamos a cortar derechos, podemos estar en desacuerdos con instrumentos, pero no vamos a suprimir derechos”.