La frente en alto

Los celestes no están en deuda con nadie; no recibieron el obsequio de errores arbitrales, ni lo favorecieron las designaciones de otra índole. Su deuda es con ellos mismos y cada día más avanzan con…

La selección realizó su último apronte previo a Holanda. Lugano entrenó diferenciado y Lodeiro miró todo en muletas. En el Phillipi Stadium de Ciudad del Cabo hubo mucha gente y aliento.

Uruguay realizó su último ensayo previo al choque frente a la selección de Holanda, por las semifinales de la Copa del Mundo. La sesión de entrenamiento se llevó a cabo en el Phillipi Stadium, ubicado en una humilde zona en las afueras de Ciudad del Cabo. La cancha ha sido construida como base de entrenamiento para las selecciones mundialistas y será en poco tiempo el estadio del Ajax local. Muchos hinchas, uruguayos y sudafricanos, se acercaron a la puerta de acceso del estadio para alentar a los jugadores charrúas. Hubo cantos y banderas, especialmente en la llegada y salida de la selección.

El entrenamiento se pudo ver aproximadamente 20 minutos, en los que se pudo notar un alegre y distendido clima de trabajo. Nicolás Lodeiro se hizo presente y se ubicó en uno de los bancos de suplentes con su pierna enyesada y las muletas que lo acompañarán durante un tiempo. El único jugador que entrenó diferenciado fue el capitán, Diago Lugano. El zaguero se limitó a realizar ejercicios de rehabilitación de su esguince de rodilla junto a Walter Ferreira. Todos sus trabajos fueron sin pelota, pero hizo piques y su condición no parece mostrar que pueda quedar descartado.

El resto del grupo comenzó la práctica trotando en el espectacular césped del estadio y cuando se detuvieron Suárez fue víctima de la famosa “pasarela”. A las risas, el salteño se llevó unos cuantos golpes en la espalda.

Cuando retomaron los trabajos el grupo se dividió en tres para hacer el clásico “monito”, mientras los goleros entrenaban aparte con Celso Otero. Antes de cerrar las puertas de la práctica, Oscar Tabárez dejó ver como los futbolistas pasaban a jugar al fútbol-tenis.

El probable equipo es el que se ha venido manejando en las próximas horas, por lo que sufriría cuatro variantes respecto al equipo que eliminó a Ghana: Fernando Muslera en el arco; Maxi Pereira, Mauricio Victorino, Diego Godín y Martín Cáceres en la zaga; Egidio Arévalo Ríos, Diego Pérez, Walter Gargano y “Palito” Pereira en el mediocampo; en ofensiva irían Cavani junto a Diego Forlán.

Uruguay está pronto para enfrentar a Holanda por las semifinales del Mundial. A horas del trascendental partido, los jugadores esperan tranquilos y distendidos, a la espera de un nuevo batacazo.