La futbolera entonación de un barrio llamado Ceibal

La coincidencia de los dirigentes de Ceibal, es a todas luces puntual, cuando admiten que “siempre podemos confiar en el hincha del club, porque son parte de un barrio futbolero”.
Certeza inocultable, adherida a la realidad. Porque es así. Desde el año 1992 cuando jugando en la Divisional “B”, Ceibal comenzó a trazar un saludable rumbo cargado de efervescencia evolutiva. Vientos de dignidad, para ir postergando aquel germen de minúsculo club de barrio. Ceibal pasaba a caminar a favor de conceptos institucionales, que lo fueron dimensionando. El ascenso en ese año y ya en la “A”, su arco iris de posibilidades, no menos que ampliándose.
Sus 20 años en la “A” y seis (6) consagraciones acumuladas. Pero además, la participación en torneos del Interior. La concreción de su campo de juego, Parque Rufino Araújo. El gimnasio. Ahora, las obras en la sede y las etapas que se avecinan para su cancha.
Ceibal sabe que detener el avance, es receta no aconsejable y en este año en que llegará a los 80 en su historia, la renovación motivacional es auténtica y bien suya.
Pero sobre todo, DESDE EL INCANJEABLE VALOR DE SU GENTE. Ceibal en su barrio.
Es su pueblo.
Son los fieles de la causa.
Los pasionales sin tregua.
Con sol o con sombra. No importará el clima de ocasión. Esa futbolera entonación, siempre, generosamente está. Por eso los dirigentes saben que no habrá de soledades, cuando la decisión de participar en la Copa Nacional se consumó.
El año 2014. El Ceibal de los 80 años. Sin gambetas al desafío que vendrá.
Ceibal sabe demasiado bien, ese arte de andar labrando amaneceres.
Después de todo, se fue convirtiendo en un vocacional labrador.
La historia no lo traiciona. Al contrario: le guarda un lugar. A Ceibal.
Y a su gente.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

La coincidencia de los dirigentes de Ceibal, es a todas luces puntual, cuando admiten que “siempre podemos confiar en el hincha del club, porque son parte de un barrio futbolero”.

Certeza inocultable, adherida a la realidad. Porque es así. Desde el año 1992 cuando jugando en la Divisional “B”, Ceibal comenzó a17 2 14 026 trazar un saludable rumbo cargado de efervescencia evolutiva. Vientos de dignidad, para ir postergando aquel germen de minúsculo club de barrio. Ceibal pasaba a caminar a favor de conceptos institucionales, que lo fueron dimensionando. El ascenso en ese año y ya en la “A”, su arco iris de posibilidades, no menos que ampliándose.

Sus 20 años en la “A” y seis (6) consagraciones acumuladas. Pero además, la participación en torneos del Interior. La concreción de su campo de juego, Parque Rufino Araújo. El gimnasio. Ahora, las obras en la sede y las etapas que se avecinan para su cancha.

Ceibal sabe que detener el avance, es receta no aconsejable y en este año en que llegará a los 80 en su historia, la renovación motivacional es auténtica y bien suya.

Pero sobre todo, DESDE EL INCANJEABLE VALOR DE SU GENTE. Ceibal en su barrio.

Es su pueblo.

Son los fieles de la causa.

Los pasionales sin tregua.

Con sol o con sombra. No importará el clima de ocasión. Esa futbolera entonación, siempre, generosamente está. Por eso los dirigentes saben que no habrá de soledades, cuando la decisión de participar en la Copa Nacional se consumó.

El año 2014. El Ceibal de los 80 años. Sin gambetas al desafío que vendrá.

Ceibal sabe demasiado bien, ese arte de andar labrando amaneceres.

Después de todo, se fue convirtiendo en un vocacional labrador.

La historia no lo traiciona. Al contrario: le guarda un lugar. A Ceibal.

Y a su gente.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

Los 39 para la doble escena

Este 2014 para el Ceibal de Ruben “Padilla” González, con el doble objetivo: el Campeonato Salteño y la Copa Nacional de Clubes. Entre el plantel de Primera División y la reserva, un total de 39 jugadores potencialmente disponibles. Como para reconocer el núcleo. Nombre por nombre. Caso por caso.

ARQUEROS

Marcelo Malaquina

Pablo Miguel Daneluk

Cristhian Alexander Rodríguez

DEFENSAS

Rodrigo Libonatti

Jorge Javier Zabala

Renzo Cattáneo

Denis Mauricio Silveira

Franco Emanuel Da Silva.

Oscar Nicolás Cáceres.

Facundo Sebastián González.

Matías Damián Rodríguez.

Juan José Aramburo.

Christian Alberto Cavani.

Walter Hernán López.

Johan Franco Piegas.

VOLANTES

Mariano De Los Santos.

Alex Eduardo Echagüe

Alexander Gabriel Gallero.

Juan Martín López.

Martín Silva.

Jorge Nicolás Pintos.

César Emilio Silveira.

Pablo Sebastián González.

Santiago Curbelo.

Christian Sebastián Da Cunha.

Gustavo Alejandro Pintos.

Fabio Andrés Rondán.

DELANTEROS

Diego Medina.

Joan Martín Bordenave.

Carlos Manuel Dutra.

Denis Ferreira.

Jordán Piegas.

Gabriel Elías Suárez.

Matías Sabarrós.

Gustavo Martín González.

Jorge Nicolás Ferreira.

Jean Emiliano Rosas

Enrique Alejandro Rosas.

“No podíamos depender  de un solo goleador”

En la temporada pasada, cuando Ceibal sumó su sexta corona como Campeón Salteño, no faltaron partidos en que la dependencia en torno a Pablo González, fue a todas luces concreta en los metros finales de la decisión. Por eso, cuando RUBEN “Padilla” GONZÁLEZ fue ratificado en la función por segundo año consecutivo y surgió sobre la mesa lo inherente a la conformación del plantel, al DT no le faltaron razones elementales para que “en lo posible se lo fortaleciera”.

Por eso, la llegada de Martín Bordenave desde Deportivo Artigas y Nicolás Ferreira, tras sus años de vigencia en Ferro Carril.

Tanto el “Tincho” como el “Mono” le pueden adosar más alternativas de decisión a Ceibal, cuando se tope de cara al gol. Ahora Ruben, respira aliviado: “No podíamos depender de un solo goleador. No tenemos dos Pablo González en el plantel. Por eso, incorporar delanteros era una necesidad”. Cabe recordar que el año pasado, Ceibal buscó fortificarse arriba, pero las frustraciones resultaron concretas. Primero se alejó Sebastián Masseroni (ex Hindú) y luego el sanducero Timoteo Acosta.