La insólita OFI siempre jugará esa última carta

El 17 de julio de este año, Pirata Juniors de Artigas y Ferro Carril jugaron por el Torneo de Clubes, Divisional «B». El partido concluyó empatado 1 a 1. Cuando Ferro empató en la agonía, desde un sector de hinchas de Pirata se arrojaron piedras al banco de relevos de la franja.
Un ladrillo fue recogido y expuesto por el propio árbitro central. EL PUEBLO lo registró y se publicó.
Ferro Carril reclamó los puntos. No prosperó. Carlos Alberto Vera, a su vez, denunciado por «injurias a la terna». El 21 de julio se reveló que Vera fue sancionado preventivamente.
El jueves de la semana pasada (cuatro meses después), la toma de posición final: CINCO MESES DE SANCIÓN. El Tribunal sumó un artículo del Código de OFI, que prevé penas más rigurosas. No han faltado quienes apuntan: el Tribunal omitió el fallo definitivo.Y se expidió.
La sanción rigiendo desde el 21 de julio al 21 de diciembre: Ferro sin queda sin Vera de cara a los próximos tres partidos. Queda en claro que durante todos estos meses, el artiguense jugó inhabilitado, pero el hecho…¡es qué OFI a través de su Tribunal nunca cerró el caso y lo viene a hacer ahora, cuando el Campeonato Salteño va concluyendo!
ERIZANDO LA PIEL
De todas maneras, la nueva situación que se plantea en torno a OFI, a NADIE puede sorprender. OFI es así: siempre dispone de la última carta para jugar. No es el primer absurdo consumado. Es uno más entre tantos. La historia es capaz de erizar su piel, en medio de tantas indolencias, contrasentidos, e imperio de razones de dudosa legitimidad.
Que ahora el Tribunal se pronuncie, es un perjuicio para Ferro Carril: no hay dudas. Que le pudo pasar a cualquier otro club de la Liga Salteña de Fútbol, también es una posibilidad. Pero…¿y?
¿La Liga Salteña de Fútbol puede por lo menos remitir una nota de rechazo al procedimiento? Supongamos que lo haga. ¿Y qué consecuencias de fondo?… ¡Ninguna!
De todas maneras, OFI y sus áreas de acción, no están solas ni funcionan como cuestión celestial. No le faltan aliados en el Este y en el Sur. Por aquí estamos, geográficamente lejos. No cortamos ni pinchamos. La maldecimos a OFI, mientras OFI será capaz de proponerse una guiñada como respuesta. A OFI no le duelen los absurdos que potencia o les da vida.
Así actúa. Así decide. Así establece. Regula su imperio. Es imperial. No admitirá nunca la bronca del otro. La sensibilidad no figura en su naturaleza. Que Vera lo sepa. Y que Ferro Carril también.El mazo con todas las cartas: 500 kilómetros al sur. Por aquí no. Definitivamente no.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-