La jerarquía por dos

Los jugadores salteños, como en otros lares también, no suelen renunciar a la vocación de la protesta, del reclamo, de la reacción, en la medida que el árbitro opta por un pronunciamiento que no comparten. Pero el hecho es que el domingo a la tarde en el Parque Dickinson en ocasión de la doble jornada en la Divisional «A», las voces solieron acallarse ante el dictado de FERNANDO LÓPEZ en el partido de Universitario-Salto Uruguay y RUBEN FERREIRA, con Gladiador y Salto Nuevo.
Ocurre que además, parecieron relacionarse en la actitud básica: cuanto más próximo a la maniobra mejor. Por eso, la chance de visualizar todo, resultó esencial. Desde los aspectos técnicos a lo disciplinario. La sanción de los dos penales por Fernando López en el juego de primera hora, la expulsión de Facundo González en el duelo de fondo.
Tentaron una cuestión no menor: el mínimo diálogo con los jugadores. Evitar las asambleas. El contrapunto de quien acepta o quien disiente. Todo fue jugando en favor de los dos.
Por eso, desde EL PUEBLO, la duda sin plantearse. El «MUY BIEN» para Fernando López primero y Ruben Ferreira después.
Si no se los avala en el juicio, ¿qué es lo que se pretende en materia de arbitraje en el fútbol salteño? Puede ser que la excelencia no exista. Pero la jerarquía, sí.
Por lo menos en estos dos casos.
Por lo menos.







Recepción de Avisos Clasificados