La Justicia lo procesó con prisión por violencia doméstica

No respetó las medidas cautelares y volvió a agredir físicamente a su expareja

El 3 de agosto del corriente año, denunció un masculino mayor de edad a su ex pareja, por agresiones físicas. Expresó que mantuvo una relación de pareja con el indagado durante 2 años, conviviendo durante un año y 6 meses. La relación de convivencia fue buena hasta tres meses antes, cuando comenzaron las discusiones por celos y desconfianza, optando por finalizar la relación en forma definitiva dos semanas antes de la denuncia. Dos días antes, el denunciado se hizo pasar por otra persona, en la red social Facebook, diciendo que era de Paysandú, y que el fin de semana vendría a esta ciudad para encontrarse; cuando se dio cuenta que era su ex pareja, por la confianza con la cual le hablaba, le siguió el juego y próximo a la hora 04:00, este le dice que tenía un amigo en Salto que quería salir, preguntándole si se animaba. Al principio se negó pero después aceptó porque sabía que era su ex pareja, quedando de encontrarse. Tomó esa decisión para decirle personalmente que dejara de molestarlo. Al encontrarse ambos en la dirección pactada, el indagado comenzó a insultarlo y a darle golpes de puño en el rostro, en la cabeza, en el cuerpo y patadas en el abdomen, mientras él trataba de defenderse. Varios vehículos pasaban y él pedía ayuda o que llamaran a la Policía, pero nadie paraba, hasta que lo hizo una moto, con cuyo conductor el indagado se puso a hablar, aprovechando para irse; al rato, se percato que, su ex lo seguía, por lo que golpeó en una casa, solicitando ayuda, lo que provocó que el hombre saliese corriendo, pero en esa casa nadie lo atendió. Posteriormente, se fue a su domicilio para lavarse la cara y tranquilizarse un poco.

Presentó certificado médico, donde constaba: «Hematoma periocular izquierdo. Múltiples edemas circulares en cuero cabelludo erosión por arrastre de 10 x 06 cm en antebrazo derecho. Erosión de mentón derecho, uña”.
Solicitó la prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación a su persona, lugar de estudio y domicilio. No es su intención que el Juez Penal tome intervención. Enterada de los hechos, Juez de Familia de Primer Turno, dispuso: «Citar, indagar y volver a enterar”.

Notificado, se presentó el indagado mayor de edad. Referente a los hechos manifestó que, estuvo dos años en pareja, conviviendo, y que los hechos se comenzaron a dar luego de que descubrió en la tablet personal de la víctima, mensajes que insinuaban adulterio, generando un intercambio de palabras, por lo que le solicitó que se retire del domicilio; tras el pedido, este se enojó, pero se retiró. Luego, se enteró que estaba teniendo malas actitudes y lo llamó; posteriormente, creó una cuenta de Facebook falso, en la cual invita a salir a la víctima, indicándole una dirección para el encuentro. En ese momento, el citado se sorprendió al verlo, intercambiando palabras, y a raíz de esto, agresiones de ambas partes. Reconoció lo sucedido y está de acuerdo en no molestar ni comunicarse, solicitando que sea en forma recíproca. Enterada la Juez actuante, dispuso: «Notificar ambas partes de la prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación, durante 60 días en un radio de 100 metros. Elevar antecedentes”.
El día 8 de setiembre, la víctima formuló otra denuncia contra su ex pareja, manifestando que, está vigente la medida cautelar dispuesta, pero cuando regresaba a su domicilio, el denunciado se le acercó e intentó saludarlo por su cumpleaños, y al querer alejarse, este lo tomó de la ropa y lo lanzó contra un árbol, siendo asistido por las personas que se encontraban en el lugar, por lo que el denunciado se retiró. Solicitó que cumpla las medidas cautelares. Presentó certificado médico, donde consta: “Eritema periocular derecho, erosiones a nivel de glúteo derecho”. Enterada la Juez actuante, dispuso: «Citar, indagar y enterar a penal luego de indagación con resultancias de penal enterar a familia nuevamente”.
Notificado, se presentó el denunciado, manifestando que desconoce los motivos de su comparecencia, agregando que, no ha tenido contacto con el denunciante. Realizada la consulta penal, se dispuso: “Intimar al denunciado al estricto cumplimiento de las medidas impuestas por la sede de familia. Elevar antecedentes”, ante el Juzgado de Familia, dispuso: “Elevar antecedentes al Primer Turno”.
A la hora 23:30 del día 3 de octubre, personal policial concurrió a un llamado recibido desde la vía pública, donde la víctima manifestó que su expareja lo habría encontrado en la parada de ómnibus, lo insultó, persiguió y lo golpeó, produciéndole lesiones, retirándose y dejándolo tirado en el piso. Entrevistada una testigo expresó que, vio las agresiones y le prestó asistencia a la víctima. Se le diagnosticó: “Hematoma a nivel de la nariz y erosión lineal en pabellón auricular izquierdo”. La resolución Judicial del Juzgado de Familia fue: “Extender las medidas cautelares vigentes por 60 días más a partir de la fecha. Elevar antecedentes mediante oficio ampliatorio. Enterar a Juez Penal por el cumplimiento”. En tanto, la resolución del Juzgado Penal fue: “Detención del denunciado, una vez habido indagar y volver a enterar. Coordinar forense urgente para la víctima”.

Notificado, se presentó el denunciado, quien manifestó que hace tres meses no ve a la víctima, nunca incumplió con las medidas cautelares, y niega las agresiones. Conducido a la sede penal, el Juez dispuso: “El procesamiento con prisión de R.D.A.F. Como presunto autor de un delito de violencia doméstica”. Intervino la D.D.V.D.G.