La justicia tiene quien le escriba

Valía la pena destinar mayoritariamente en espacio, la primera página del suplemento del domingo de EL PUEBLO, a la decisión que en Ceibal se plasmó: designar a su vestuario, con el nombre de HÉCTOR “Pipo” RODRÍGUEZ. Por lo que sabemos, opiniones tan puntuales como decisivas, jugaron en pro de la resolución. pipocuatro
Una manera de reverenciar al “Pipo”, factor predominante y válido de los años 90, cuando Ceibal le dio un portazo a aquellas limitaciones históricas, para convertirse gradualmente en UNA INSTITUCIÓN DE INOCULTABLE VALIDEZ DEPORTIVA Y SOCIAL.
Hace algunas semanas atrás, José Luis “Tato” Gallo (pasional siempre por la causa), remarcaba que “es de justicia rescatar al “Pipo” y que su nombre esté inscripto. En la sede, en la cancha, en el ámbito que decida de Ceibal”.
Se optó por el vestuario. El vestuario de los jugadores, con tantos sueños enarbolados y con Héctor Ruben Rodríguez como uno más. Jugando, dirigiendo, orientando, pero sobre todo: CREANDO SIEMPRE.
Ocurre que en el caso de EL PUEBLO, las vivencias permanecen en la memoria de aquel tiempo compartido, cuando Ceibal fue aflorando, retroalimentándose DESDE SU GENTE. A destajo. Desde el sentir de lo mágicamente cotidiano. Y en esa pelea generosa por la dignidad….¡El “Pipo” tuvo demasiado que ver!.
Por eso, la denominación sabe de su propia razón.
No hay caso Ceibal: a veces la justicia, tiene quien la escriba.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-