«La lluvia fue regalo para no perder plata»

La merma real en las recaudaciones a nivel de la divisional «A». De la cuarta en relación a la tercera fecha y de la quinta en relación a la cuarta. En la última etapa que se jugó, algo más de 600 entradas menos. La bajante se fue pronunciando. El sábado a la mañana, ya desde la gerencia de la Liga Salteña de Fútbol, para determinarse la suspensión. Era la apuesta de no pocos dirigentes: que no se pudiese jugar al fútbol. Por eso, de las sentencias que más vieron la luz en las últimas horas:»la lluvia fue un regalo para no perder plata».
Sucede que el Día de la Madre, como celebración puntual, iría a generar una disminución notoria de aficionados. Sucede todos los años. Pero además, otro hecho tampoco no menor y que se convertía en competencia auténtica: el clásico de Boca Juniors y River Plate por el Torneo de AFA.
No son pocos los salteños adeptos a ambos grandes del fútbol argentino y con los dos en puestos de vanguardia. No ir al fútbol a veces, implica ahorrar y la opción de la TV en casos como estos, una cuestión ineludible.
Esta noche en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol, para ratificarse la quinta fecha en la «A». En tanto, la convicción se fue generalizando: la lluvia se transformó en regalo. Casi casi, que en una bendición. Ahora cabe preguntarse: no jugando, ¿los clubes en qué medida pierden dinero? Se supone que hubo gastos en la semana para afrontar un partido…que no se afrontó. En fin…