La mirada puesta en los «charros»

Tabárez y sus colaboradores, observaron por televisión en Kimberley, el partido que completa la segunda fecha del grupo A, entre México y Francia.

La delegación celeste abandonó tarde el estadio del nombre largo y difícil de Pretoria. Pasada la medianoche de Sudáfrica el bus con la delegación retornó al Hotel Centurión Lake, distante 22 kilómetros de Pretoria. Cenaron, hubo un moderado festejo y a dormir, con lo difícil que es para los jugadores, dormirse inmediatamente luego de un partido de estas características.

Ayer debieron madrugar para tomar en Johannesburgo el avión rumbo a Kimberley, para después almorzar y dormir la siesta.

Oscar Tabárez realizó un entrenamiento a las 18.00 horas de la víspera en el GWK Park de Kimberley, utilizando la luz artificial, donde trabajaron intensamente los jugadores que no actuaron ante Sudáfrica, en tanto los que actuaron descansaron para recuperarse con baños y masajes. Luego de conocido el resultado de Francia y México, el cuerpo técnico ya evalúa la posible estrategia para hacer frente a «los charros» el próximo martes, hora de definición del Grupo.