La pésima decisión de justificar el mal

Cuando los jugadores juegan a no jugar

Desde el periodismo. Desde los Directores Técnicos.
Desde los jugadores. Desde los aficionados. Frente a determinadas situaciones de juego, se pasa a admitir el mal.
Porque inventar una lesión para que el tiempo transcurra, es un método de engaño, de farsa, que el árbitro es el primero en avalar, porque tampoco podría reconocer la entidad o no de una lesión.
Sobre todo en los segundos tiempos de los partidos, surgen los primeros en generar este tipo de actitudes: los arqueros.
Y es entonces, cuando se inicia el camino de la justificación: “¿y quién no lo hizo alguna vez cuando el equipo va ganando?”
O sea: JUSTIFICAMOS EL MAL.
Aunque ese mal denigre el espectáculo y ESTAFE a quien pagó la entrada para ver fútbol.
Que de 45 minutos del segundo tiempo, se jueguen a lo sumo 20′, pareciese que no es un hecho condenatorio, que se encuadra en las reglas o en ese sentido común que se asocia al fútbol. Es cuando los jugadores juegan a no jugar.
Es la pésima decisión de justificar el mal.

LOS QUE APRENDEN LA LECCIÓN

En tanto, la actual disputa del Campeonato del Interior a nivel Sub 17, igualmente produce la misma comprobación. También los adolescentes se contagian de “esa lección”, amargamente adherida a la realidad. Incurren en la misma actitud.
Muchos de ellos se aferran a la misma penosa mezquindad.
¿Es entendible que a los 14, 15, 16, 17 años, se opte POR NO JUGAR, en función de un resultado? ¿Se practica para esto? ¿Se planifica para esto? ¿Es esta la ilusión? ¿La alegría del fútbol pasa por la trampa?
Pero además: ¿existen responsables de estas tempranas actitudes? ¿Se plantean mandamientos en esa dirección? ¿Hay quienes fomentan este tipo de reacción en medio de un juego llamado fútbol? ¿O simplemente todo vale, aunque un partido de fútbol se transforme en un culto a la mismísima traición de NO QUERER JUGAR?
No solo en Salto se plantea el fenómeno, convengamos. Pero cuando discurren los lagrimones frente a la inasistencia de aficionados, que sepan los implicados (jugadores, técnicos, dirigentes, periodismo). Esos mismos aficionados bancan cada vez menos, la tendencia a trampear. Y no lo piensan dos veces: pasan factura.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...