La Policía de Paysandú pidió refuerzos a Salto para controlar hinchas de fútbol de Montevideo

La Policía de Paysandú solicitó a Salto el envío de refuerzos policiales para el operativo de prevención que diagramará mañana en torno al partido amistoso de fútbol que disputarán los primeros equipos de Nacional y Estudiantes de La Plata. La amistad que existe entre los hinchas de Peñarol y el conjunto argentino hace temer que puedan ocurrir desmanes entre la hinchada tricolor, que viajará desde Montevideo, y los parciales aurinegros que también puedan viajar desde la capital para presenciar el amistoso y “apoyar” a sus compinches “pincharratas” (así se autodenominan los hinchas de Estudiantes), como ha sucedido anteriormente cuando Estudiantes se presentó en nuestro territorio o Peñarol lo hizo en tierras argentinas, ya sea en materia amistosa u oficial. Como medida de prevención, la Policía sanducera decidió aumentar el número de efectivos que participarán del operativo, por lo que decidió solicitar refuerzos a nuestro departamento y también a Montevideo. La Jefatura de Policía de Montevideo colaborará con el envío de 20 efectivos de la Guardia Republicana, que está acostumbrada a lidiar con este tipo de circunstancias; mientras que la Jefatura de Policía de Salto no comunicó oficialmente el número de efectivos que enviará a Paysandú.
En total serán 70 los policías que tendrán a cargo la seguridad de los aficionados en el Estadio Artigas sanducero.
Lo ideal, subrayaron los organizadores, sería impedir el ingreso de hinchas de Estudiantes al escenario, pero esto resulta casi inviable.
Por lo pronto, los parciales argentinos que asistan al ensayo estarán impedidos de lucir los distintivos de su club, dado que no se permitirá el ingreso de ningún espectador que luzca la camiseta de Estudiantes.