La Policía no puede limitar el trabajo de los periodistas

Hay una situación que lamentablemente se repite y es el abuso de autoridad que demuestran los funcionarios policiales frente al trabajo periodístico. Es algo que se reiterado en el tiempo y que genera malestar de parte de los trabajadores de la prensa cuando están cumpliendo con su función de informar, algo que debería ser salvaguardado por los funcionarios cuya misión es hacer cumplir la ley y ellos con esos actos, insisten en violarla.

Hugo Lemos

Hugo Lemos

Cada vez que hay un hecho que amerita la cobertura periodística, ha pasado que los policías, que se supone deben saber cómo ampara la ley el trabajo de los periodistas, tratan de limitar en forma desmedida con amenazas y malos tratos la tarea que debe cumplirse, porque el rol del periodista no es otro que informar a la población, haciendo cumplir así uno de los derechos humanos más elementales de todo sistema democrático que es el derecho a la información pública.
Días pasados un reportero gráfico de este diario volvió a pasar por esa situación. Cuando estaba sacando fotos de un episodio donde un efectivo policial falleció en el cumplimiento del deber, fue instigado por una funcionaria policial quien con amenazas violentó al periodista a no tomar fotos del episodio, amenazando con detenerlo e incautarle la cámara.
La conducta de esa agente policial importa y mucho. No solo porque con su accionar está violando varios derechos constitucionales, como el establecido en el artículo 7º que ampara el derecho a la libertad y al trabajo, o el artículo 10 que dice que lo que no está prohibido, está permitido y en ese sentido cualquiera (no es necesario ser periodista) puede tomar fotos de un episodio ocurrido en un espacio público. O el artículo 29 de la Constitución que ampara la libertad de prensa y de expresión, o el 332 de la Carta Magna que habla en igual sentido de todos los expresados.
Esa funcionaria policial, cuando quiso privar del trabajo al periodista, también vulneró la ley Nº18.335 que refiere al Procedimiento Policial, donde en ningún momento se establece ponerle cortapisas a los trabajadores de la prensa cuando concurren a realizar la cobertura de un episodio de violencia y mucho menos se les dice a los funcionarios que deben amenazar a los fotógrafos.
Cabe mencionar estas cosas en aras del respeto a las leyes vigentes que amparan el derecho de los periodistas a hacer su trabajo, en función de la transparencia y de su deber de informar a la población. Porque una sociedad democrática se mide en virtud de su libertad de prensa y si la misma es menoscabada por la Policía, que es el brazo coercitivo del Estado, la democracia pierde su valor, hasta en estos actos mínimos, aunque no parezca.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...