La primera vez

La primera señal fue concreta, desde el momento que la venta de entradas anticipadas fue de 800, de acuerdo al primer informe del gerente de la Liga, José Luis Sabarrós, en el propio Parque Dickinson. Ya en el estadio, el expendio superaba los 900. Por lejos la mejor situación a ese nivel en el viejo feudo, con ambas selecciones salteñas jugando por la Copa Nacional. La primera vez que se supera, por ejemplo, las 1.500 entradas. Para el presidente de la Liga, Luis Alberto Arreseigor, “no deja de ser una recompensa”, en alusión a quienes asistieron. El tema es que no suman las delegaciones visitantes, a los efectos de incrementar la venta de entradas y por consiguiente la taquilla. Llegaron al Dickinson, 50 aficionados de Mercedes y no más de 20 en el caso de San José. No por nada ya con los mayores jugando, la desértica tribuna del este, como corolario de lo descripto líneas arriba. De cara al juego ante Maldonado, se reiterará el sistema de venta anticipadas.