«La prioridad que vemos en la modificación presupuestal son las alcaldías», expresó

Alberto Villas Boas asumió la presidencia de la Junta Departamental de Salto marcando el hito de ser la primera vez que un edil de un partido dirige a uno de los principales órganos del gobierno departamental que conduce otro partido político.
¿Cuáles serán las consecuencias políticas de su llegada a la presidencia del legislativo? ¿Cuáles son los desafíos? ¿Cómo es la relación con el intendente Andrés Lima? ¿Cómo es ser jefe de un ex intendente? La charla se dio de forma amena a pocas horas de concurrir al Congreso Nacional de Ediles.

- Cuando usted asumió dijo que ese momento ya no lo esperaba pues se encontraba en un gobierno de un partido que no es el suyo…
– También dije que ni el novelista más imaginativo hubiese podido imaginar lo que terminó pasando. Yo estaba en esa posición, nunca hubiese imaginado como edil de la oposición llegar a la presidencia de la Junta Departamental en un gobierno que no era de mi partido. Son cosas que no se dan, un hecho inédito, si bien hay un antecedente muy corto, que ocurrió en un gobierno colorado con un edil blanco que ocupó la presidencia por unas pocas horas.

- El Frente Amplio insiste en que es difícil de creer que no existió ningún acuerdo para que su partido alcanzase la presidencia de la Junta, y puso por prueba cuando se produjeron los cambios en los cargos de secretario y asesor jurídico.
– Indudablemente que esa es la historia que va a contar el FA. Cuando un edil de un partido se va al FA, es porque Alberto Villas Boas (1)tomó conciencia, porque recapacitó y porque es inteligente. Cuando se van del FA son traidores. Entonces, ellos tienen que seguir diciendo que es un pacto, pero se olvidan cuando el edil (Martín) Pertusatti afirmó previamente que no iba a votar partido, que iba a votar persona. Entonces, era muy lógico pensar que a las personas que el día que no se votó el presupuesto, en pleno plenario le dijeron de todo un poco, estaba claro que él no iba a votar por esa gente. La otra opción era la nuestra, la del Partido Colorado (PC), un partido con 13 ediles y que ya había dicho de antemano que iba a salir con una Mesa integrada por ediles del PC, y así se dieron los hechos.

De todas formas está clara que el FA tiene que salir a decir eso, como cuando se quedaron sin presupuesto y responsabilizaron de ello al PC porque no lo votó, y saben claramente que nosotros no teníamos por qué votarlo. Si ellos no hicieron las negociaciones para tener los votos, el responsable no es el PC. Ellos siempre buscan una excusa, y hoy por hoy las excusas que ellos tienen están siempre en el PC, si algo no anda es porque el PC lo dejó mal; si en la Junta las cosas no andan bien, es por culpa del PC. Mientras tanto, el PC sigue asumiendo las responsabilidades que no tenemos y que nos quiere poner el FA.

- ¿No analizaron la posibilidad que en este escenario político-institucional, el intendente Lima ponga como excusa que si las cosas no salen es justamente porque la oposición se apoderó de la Junta y le pone palos en la rueda?
– Indudablemente que ese pensamiento puede estar arriba de la mesa, aún no se ha dado pero se están dando situaciones que puedan llevar a eso que usted observa. Esto lo veo cuando el intendente pretende gobernar por Resoluciones cuando debe hacerlo con Decretos. Las Resoluciones son del intendente para la interna de la intendencia, y las cosas que tendrían que salir por Decreto con aprobación de la Junta Departamental, él lo hace por Resoluciones. Por ejemplo, hizo una Resolución prohibiendo que los camiones circulen por los caminos dentro del departamento los días de lluvia, cuando eso debió haber salido por un Decreto, estudiado y votado por representantes de todos los partidos…

- Mientras tanto, ¿cómo es el relacionamiento que usted tiene con el intendente?
– Es puntual, no conversamos. Puntual en la medida de lo que se quiere consultar se consulta y nada más. Estoy teniendo un diálogo mucho más fluido con el Director de Hacienda, Gustavo Chiriff, pero todo relacionado a los números y a lo presupuestal de la Junta, nada más. Después, a nivel de lo que es política, nada.

- Una de las tareas pendientes era poner a funcionar de nuevo a las comisiones de la Junta, que en algunos casos no estaban trabajando, y en otros, algunos ediles fueron sacados de las mismas por su propio partido, ¿está trabajando en eso?
– En principio dije que iba a cambiar la integración de las comisiones, porque acá, las ediles (Dayana) Añasco y (Graciela) Beppo fueron sacadas de las comisiones, y son ediles que tienen derecho a integrarlas, si bien se dice que como no pertenecen a un partido no deberían ser ediles, bueno, eso es otra cosa, hoy ellos son ediles y cumplen su función como tal, por lo que tienen derecho a estar dentro de una comisión. La mejor forma de integración sería de esta manera, el PC donde tiene 4 ediles en una comisión y donde Beppo, Añasco y Pertusatti quisieran integrarla, el PC tendría que ceder un lugar en esa comisión para que lo ocupen ellos, porque como ya no son más del FA, no se le puede quitar un lugar en las comisiones al FA. Así que esa es la nueva conformación que pensamos hacer dentro de las comisiones de la Junta. Esto no es una decisión mía, porque cuando plantee esta alternativa al plenario, salió aprobado por mayoría el cambio que propusimos, dando tiempo a las integraciones anteriores de las comisiones a que fuesen cerrando expedientes para que los nuevos integrantes no retomen con algún tema ya empezado, como es el caso de la modificación presupuestal.

Nosotros entendemos que la modificación presupuestal ya está en tiempo de no demorarla más, ya que hay necesidad en las alcaldías, ya que habiendo plata que las alcaldías deben recibir, pero como no está aprobada la modificación presupuestal, es dinero que no les está llegando. Entonces vemos que hay una imperiosa necesidad de solucionar ese tema con las alcaldías. Y si vamos a lo que es la modificación presupuestal, tiene además otro tema, que concierne a ADEOMS, donde hay matices, porque entendemos que ADEOMS está pidiendo, por ejemplo, aumentos que van a entrar a regir a partir de 2018. Así que lo realmente urgente es lo de las alcaldías.

- Otro tema pendiente de la presidencia anterior es el cese de 3 funcionarios y el ingreso de más funcionarios a la Junta Departamental. Cambiado el mapa político interno de la Junta, ¿este tema lo piensa encarar en su presidencia?
– Ya se está encarando. Le cuento, cuando se pensaba la posibilidad que yo podría terminar siendo el presidente, me formulé un compromiso en lo personal, que luego fue acompañado en lo político porque yo también tuve la decepción que un hijo mío hubiese sido cesado en la intendencia, y se de primera mano por lo que pasa alguien que fue cesado en su trabajo, entonces, si en mí estaba la posibilidad de ayudar a alguna persona que hubiese sido cesado, lo iba a hacer. En la Junta se dieron casos igual que en la intendencia, acá se sacó gente, pero también se entró gente. Estando ahora la posibilidad del reintegro de esos 3 funcionarios que fueron cesados, tenemos claro que no vamos a hacer lo mismo que ellos hicieron, porque si vamos todos en una balsa, no vamos a tirar a uno para recoger a otro que viene nadando. Así que la idea es reintegrar a estas 3 personas pero sin cesar a nadie.

- Hablando de cesar, uno de los argumentos esgrimidos desde el FA cuando se produjo el cambio en los cargos de secretario y asesor jurídico de la Junta, es que ustedes estaban teniendo una actitud revanchista…
– Eso no es revanchismo. Veamos, el intendente cesó a 9 directores y cargos de confianza, y eso, ¿se tomó como revanchismo? No, son personas que eran cargos de particular confianza que en un determinado momento, al cambiar algunas circunstancias en la intendencia debieron dejar su cargo.
Acá pasó exactamente lo mismo, pero lo que pasó acá fue mucho más importante porque en el Ejecutivo, el intendente cesó por su propia decisión y listo.
Pero acá en la Junta fue votado por los ediles, esa es la diferencia, acá hay un plenario que votó la terminación del contrato de la asesora jurídica y del secretario general, y a su vez, ese mismo plenario votó el nombramiento de dos personas que ocuparían esos cargos. Así que acá no se cesó a nadie, simplemente acá el que manda en la Junta es el plenario.

- Su presidencia recién comienza, ¿cuál es el principal desafío que tiene por delante?
– Hay varios. Primeramente, reacomodar algunas situaciones, como ya dijimos, lo de las comisiones, darle otra dinámica a la Junta Departamental. Después hay situaciones internas que también tendríamos que mejorar.
Para hacer un balance general, decir que lo que está bien, no se cambia. Donde haya dificultades, vamos a mejorarlas; y lo que esté mal vamos a cambiarlo.
Hace muy poco que asumimos, estoy recién coordinando con lo que es el asesor legal, con el secretario general, con quienes tenemos muy buena comunicación, lo mismo ocurre con las dos personas que me pueden subrogar en caso de no estar yo, como es el caso de la primer vicepresidente, que es la edil María de los Ángeles Márquez, y también Alberto Subí que es el segundo vicepresidente y que se encuentra realizando además la coordinación de nuestra bancada.
Hay una cantidad de temitas que son necesarios dentro de lo que es darle a la Junta una salida informática mejor, porque una Junta que no tenga una página web y con problemas de conexión en internet, es una Junta que queda muy atrasada y aislada de la gente. Es lo que vamos a tratar de mejorar en este año.

- ¿Cómo es ser el jefe de un ex intendente?
– El respeto y humildad de una persona como (Manuel) Barreiro son las cosas que uno tiene que reconocer, y ni hablar de las cartas credenciales que tiene de su vida pública. Hicimos un equipo muy bueno, que con la experiencia que nos aporta permanentemente el doctor Barreiro, al final del día termina siendo fundamental.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...