- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

La reposición mantiene los buenos valores, no así el ganado gordo, cuyos valores han bajado

Carlos Pagés (Industria Frigorífica interna)

Carlos Pagés  es un referente en la comercialización de ganado para el campo. Es propietario de un frigorífico que faena para el mercado interno y  Presidente de la Cámara de Industria del mercado interno del Uruguay. En entrevista realizada por “Actualidad Agropecuaria”, de radio Libertadores, la semana anterior aportó interesante información sobre la comercialización de haciendas.

Dijo Pagés: “La reposición se sigue manteniendo con buenos valores a pesar de que los ganados gordos no están con valores de punta. Vemos cómo está la industria exportadora, que está diciendo que va a dejar de operar por equis cantidad de días pero no deja de operar. Todo eso no debería ayudar a los valores de la reposición, pero todo el mundo sabe que falta reposición, que la seca que tuvimos no hace mucho tiempo fue tan importante como para coartar la posibilidad del nacimiento de más o menos unos 800.000 terneros. Eso se está sintiendo en este momento.

Como presidente de la gremial de frigoríficos que atiende el mercado interno, ¿qué está pasando con el mercado del gordo?

Diría dos cosas: hace muy pocos días que estoy actuando como presidente de la gremial, apoyado por la comisión directiva en pleno y también por todos los socios, que somos prácticamente todos los frigoríficos habilitados solo para mercado interno y que atendemos solo mercado interno. Los ganados gordos han bajado de valor por la sencilla razón de que la industria exportadora se queja, dice –y nosotros creemos que es correcto- que ya no existen los valores que existían para la exportación.

No nos olvidemos de la enorme crisis que está padeciendo toda Europa; un día sí y otro también estamos mirando qué está pasando con Estados Unidos, con las bolsas, etc. Eso ha provocado que la demanda por carne haya disminuido y haya que apelar a otros mercados. El propio mercado ruso, que era el más importante, está atravesando la circunstancia de que hay menos mercados de competencia y por lo tanto, el ofrecimiento por nuestra carne es un poco menor. Es notorio y público que hay frigoríficos que directamente han parado sus actividades por falta de oferta. Parecería que fuera contraproducente decir que falta oferta, que el valor baja; pero el valor baja porque nuestra carne, si bien está posicionada como de las mejores del mundo por todos los motivos conocidos -trazabilidad, sanidad, a cielo abierto y todos los pero y no pero que queramos poner-, de todas maneras nos vemos afectados por la crisis internacional. No creo tampoco que dure mucho esta baja del ganado gordo porque las industrias están concretando ventas y van a salir a comprar en el mes próximo; por lo tanto, es de esperar que las entradas estén más cortas y los valores más sostenidos de lo que tuvimos hasta no hace mucho, y no con estos 15 centavos menos que estamos recibiendo por la carne en el día de hoy. Nosotros, como industriales del mercado interno hacemos todo lo posible, absorbiendo la mayor cantidad posible de animales y dándole a los carniceros y al abasto en general carne con un valor más que aceptable, para que podamos seguir siendo el país de mayor consumo de carne per cápita: 62 ks. de carne por año.

Volviendo al sentido y al estilo que le quiero dar a mi presidencia, diría que creo que tenemos dos temas muy puntuales: uno por el que venimos bregando hace ya un buen tiempo, que es disponer una silla en la llamada “Mesa de la Carne”. Por las opiniones que estamos recibiendo de los integrantes actuales de la Mesa de la Carne creemos que se va a dar así. Es un pensamiento muy personal, no estoy hablando a nombre de la institución sino a título personal, pero creemos que estamos mucho más cerca de ingresar y de tener una silla en dicha mesa.

El otro tema importante que nosotros queremos y yo personalmente estoy asumiendo la responsabilidad, es que somos los únicos habilitados para matar los ganados positivos, los ganados que padecen la enfermedad de la brucelosis. Por lo tanto, hemos tenido algunas reuniones importantes con directivos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, con el Ministerio de Salud Pública, con la gente del Banco de Seguros del Estado. Nuestra propuesta es que queremos ayudar y dar nuestra opinión, ya que se nos solicita, pero lo primero que necesitamos es que el Ministerio nos dé la garantía de que realmente pueden ellos –los que hasta ahora nos dicen que no pueden, pero que ellos de alguna manera pudiera y tiene que ser así-, darnos la seguridad de que los ganados que estamos matando como negativos y surge un foco nuevo y resulta no ser negativo, para poder nosotros mantener la salud de nuestros operarios y nuestra salud en general, que participamos de la faena y estamos en contacto directo con ese tipo de faena y con todas las faenas, porque somos frigoríficos chicos y por lo tanto atendemos en forma personal, muchos en forma familiar.