La seguridad en juego

La (in) seguridad pública es un tema harto recurrente en la opinión pública. La ciudad y la sociedad salteña bien sabe que episodios de violencia, de menor o mayor envergadura, son cada vez más corrientes, en la medida en que otros problemas sociales conviven en la población. Organizaciones empresariales, de trabajadores, políticos, funcionarios policiales y especialistas tienen su visión del asunto, y analizan los medios e instrumentos posibles que sean de utilidad para encarar el tema. Desde la jefatura de Policía se lanza el tema de la instalación de cámaras de seguridad en las calles, los empresarios apoyan la idea, y el municipio colabora.

El actual intendente lanza la idea de serenos ciudadanos, la policía advierte sobre las responsabilidades, los empresarios apoyan, los trabajadores advierten algunos riesgos. El tema está en discusión y EL PUEBLO se aproxima al mismo informando el elenco de posibilidades. La mesa está servida.

Entre serenos ciudadanos y policías eventuales

El intendente departamental Germán Coutinho expresó a EL PUEBLO que “la idea de los serenos ciudadanos pasa por darle más responsabilidad a los funcionarios que tiene la Intendencia y que se encargan de cuidar un espacio público o un edificio puntual, y que pasarían a tener un contacto o una línea directa con la Policía para advertir cosas que puedan pasar no solamente en su ámbito de trabajo, sino en el barrio o en la esquina.

Me parece que si hay capacidad de respuesta y voluntad es una buena herramienta, y para eso hay que prepararlos y capacitarlos. Creo que la intendencia, como le dijimos al ministro del Interior, en todo lo que pueda aportar va a ayudar a la seguridad, sea a través de los serenos, o en el tema de iluminación de espacios públicos, de poner espacios en condiciones. Es un tema que se está manejando, como también Bonomi está manejando la figura del policía eventual, y lo que indique el ministro nosotros vamos a estar para colaborar y apoyar en todo lo que podamos”. El ejecutivo departamental “está en la etapa de elaboración del presupuesto y nuestro interés es poder presupuestar  generando y trasmitiendo un aporte de la Intendencia para los temas de la seguridad”. Coutinho es integrante de “Fundapro”, Fundación de Propuestas, integrada por políticos, técnicos y especialistas, con los que viene asesorándose en estos temas.

Por su parte el jefe de Policía expresó a EL PUEBLO que el intendente Coutinho le informó que tiene la idea de  “incluir dentro del presupuesto departamental una partida que pueda ser destinada a apoyar a la seguridad”. Para ello está recibiendo asesoramiento por parte de dos inspectores retirados de la Policía sobre el tema, con “los que estuve reunido viendo que hay que reforzar, por ejemplo la vigilancia nocturna, el tema de tránsito y otros aspectos”.

Consultado sobre la posibilidad de que la intendencia colabore con vigilancia nocturna, a través de serenos o guardias civiles, que coordinen con la policía (no para actuar sino que ante alguna situación sospechosa comuniquen  a la policía), Ayuto expresó que “en algunas circunstancias puede colaborar y ser de utilidad, porque es bueno que se esté coordinando y comunicando”. Comentó el jefe que se está manejando por parte del ministerio la figura del policía eventual, que es una vieja ley vigente por la cual se contrata a un policía, por la que un organismo contrata  a un ciudadano que pasa a ser policía y le paga el sueldo.

Es una ley que se hizo hace muchísimos años para el Banco República, que tenía algunos policías que les pagaba el sueldo. El Ministerio del Interior los preparaba, les daba el status de Policía, los uniformaba, pero trabajaban para el Banco. Esa figura se va a reavivar ahora y va a existir la posibilidad de que las Intendencias puedan contratar policías eventuales. No estamos hablando de policía municipal ni nada por estilo. Es un policía como cualquier otro, solo que el organismo le paga el sueldo.

Lo que hay que hacer es organizarse con el organismo que contrate, ya que podría cumplir funciones para el organismo, por ejemplo de lunes a viernes y el sábado o el domingo cumpliría tareas para la Jefatura”. Afirmó que “hay que ver que es más efectivo, porque los serenos en las calles no van a tener ninguna responsabilidad: si avisan bien, y si no avisan no pasa nada, y si actúan o no es lo mismo, van a ganar el sueldo por andar en la cuadra. Es un civil que va a estar expuesto y que hay que ver hasta donde asume su responsabilidad, por más que entre como sereno. Y el policía eventual no va a entrar como sereno, sino como policía”. Indicó Ayuto que “si está dentro de las posibilidades de la Intendencia contratar sereno para las plazas y ponerlos en una línea de comunicación directa con la Jefatura, y es eso lo que hay, bienvenido sea.

Ahora si surge la posibilidad de tener la figura del policía eventual, un poco más importante en el sentido de que va a ser un ciudadano armado, preparado, equipado y con responsabilidad, también tiene que ser bienvenido”.

Respecto a esta figura del sereno ciudadano, las autoridades del CCIS, expresaron que “sirve a la seguridad. Todo lo que sea para controlar sirve, que una persona esté parado en un lugar y te diga que están robando es utilísimo en cuanto a la prevención. Solo con la presencia de ese funcionario  caminando, dando vueltas, se van a cuidar, al igual que con las cámaras. No se va a disminuir en 100 % el tema de los robos, pero vamos a frenar un poco la mano”.

Cámaras de Seguridad en la vía pública

Para el Insp. Gral. (R) Carlos Ayuto Cabrera, jefe de Policía de Salto “que el tema de la instalación de las cámaras en la ciudad, fue planteado hace un tiempo ya, y coincidentemente el nuevo Jefe de Concordia estaba haciendo lo propio. Tuvimos contacto, comentamos los temas y nos encontramos en que estamos en lo mismo y empezamos  a colaborar, que culminó en una reunión que tuvimos las dos Jefaturas y los dos centros comerciales en el mes de agosto de este año”.

Pero “Concordia es una cosa, y Salto es otra”. Las cosas son independientes porque en Concordia “ya lo están trabajando y están mas adelantados porque ellos consiguieron alguien que comprara y pusiera las cámaras, cosa que acá no es igual, porque recién se está trabajando, estamos haciendo un proyecto, viendo como vinculamos al Centro Comercial, a la intendencia, al ministerio del Interior para llegar a tener el proyecto completo”.

La idea es poner las cámaras en lugares estratégicos “porque tenemos por un lado el área comercial, el área turística y zonas que requieren la seguridad propiamente. Tenemos que estudiar todos esos lugares y de acuerdo a los inversores y a las necesidades se está haciendo el proyecto”. No nos pudo decir que cantidad de cámaras “porque son cosas que tenemos que definirla entre todos, sea el Centro Comercial, como la Jefatura y la Intendencia”.

Para los trabajadores municipales hay que discutir el tema

Antonio Rodríguez, integrante del Consejo Directivo de la Asociación  de Empleados y Obreros Municipales de Salto (ADEOMS) consultado por EL PUEBLO acerca de la figura del sereno ciudadano, expresó que “hemos sentido y hemos visto en los medios de prensa el comunicado que ha hecho a la opinión pública el intendente Coutinho sobre la situación de los serenos ciudadanos. Hay dos cuestiones: primero el tema de la seguridad ciudadana que impacta a toda la ciudad y por otro lado el tema del sindicato municipal y sus reivindicaciones de cara al próximo presupuesto departamental, en donde indudablemente se discute todo, carrera funcional, y dentro de ella estaríamos discutiendo esa propuesta del sereno.

Tenemos entendido que dicha propuesta la había planteado (el actual diputado Rodrigo) Goñi en la campaña electoral de las pasadas elecciones municipales de mayo de 2010. Esto llevará un estudio de parte de la nueva dirigencia de ADEOMS (ya que se realizarán elecciones el próximo 29 de octubre) y de cara a cómo se plantee eso hay que ver, porque no hay nada legislado en nuestra carrera funcional sobre esa situación del sereno ciudadano”.

La idea es que “los serenos de la intendencia que están hoy en la división de contralor pasarían a ocupar esa suerte de vigilante, por llamarlo como lo expresa el señor intendente”. Respecto de las tareas que desarrollará el sereno ciudadano “tendrá que darse una discusión que se va a tener que plantear en el marco de la ley de negociación colectiva con la intendencia, que debe de instalar una mesa para empezar a discutir los temas que son comunes a nosotros.

Los compañeros que hoy hacen la función de contralor cuidan los bienes municipales y algún otro bien público. La idea de sereno llevará un proceso que no es agarrar y hacer un decreto (aunque el intendente tiene todas las facultades), requiere otra capacitación del funcionario para ver hasta donde el sindicato acompaña esa propuesta”.  EL PUEBLO pudo recabar la opinión de algunos de los funcionarios municipales que trabajan en la división de contralor, los que indicaron que “no será fácil si nos ponen a vigilar otros bienes y otras situaciones”.

Temen ser objeto de alguna represalia por parte de los posibles involucrados en hechos de inseguridad “ya que quedamos muy expuestos”. Además “no estamos preparados para cumplir una función que trascienda nuestras funciones habituales, que pasan por una guardia de edificio, la atención telefónica y algún espacio abierto concreto. Tendríamos que formarnos de manera especifica en temas de seguridad, aunque muchos de nosotros no nos gusta nada la idea  del sereno ciudadano”.

Para los empresarios es importante prevenir

El Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS) tiene una comisión designada para el estudio del tema de la posible instalación de cámaras en la vía pública. Para ello ha establecido contacto con algunas empresas de seguridad, en procura de ver los aspectos tecnológicos y los costos posibles que acarrearía la instrumentación, y los probables lugares de ubicación de las mismas. Federico Schiavi, tesorero del CCIS, indicó a EL PUEBLO que se “está a la espera de un especialista que fue ofrecido por el Ministerio del Interior, que hizo y ayudó en el proyecto de Punta del Este, en donde ya está funcionando el sistema, y para que nos ayude en el asesoramiento.

En base a eso después se trabajará en conjunto con Jefatura y con la intendencia, y con las empresas del ramo que están en seguridad, para poder armar un proyecto”. Sobre el funcionamiento de las cámaras de seguridad no hay nada definido. “Se tiraron varias ideas como por ejemplo que en una cuadra nos juntemos los comerciantes e instalemos una cámara, pero hay que hilar un poco más fino. La idea también es que la intendencia nos de una mano.

Hay que sentarse en una mesa donde ya es un hecho que (el intendente) Coutinho nos aseguró que la intendencia va a participar, el Jefe de Policía manifestó que ellos participan, y nosotros estamos participando”. La diferencia con la experiencia que se viene desarrollando en la ciudad de Concordia es que en la vecina ciudad el sistema funciona por fibra óptica. Schiavi indicó que “si bien en Salto no hay fibra óptica, hay otros sistemas que se pueden instrumentar, como en Punta del Este que se hizo por aire. Si bien el sistema de fibra óptica es muy bueno en cuanto a la trasferencia, pero eso es carísimo e inviable. Acá no hay televisión digital, porque si lo hubiese sería mucho más fácil, porque se trasmite por fibra óptica”.

Prevención de la violencia a nivel municipal

Claudio Opazo es un abogado que ha trabajado sobre la temática de la seguridad, es  Aspirante a profesor en la cátedra de Criminología en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, y dicta clases en la Regional Norte. El intendente nos indicó que “Opazo estuvo reunido con la secretaria General de la Intendencia y con los dos técnicos de la fundación de propuestas, y es alguien que se tiene pensado tener en cuenta para poder asesorarnos y ver las diferentes iniciativas”.

Opazo, en el año 2005 expuso en las X Jornadas de Criminología un trabajo en donde abordó el estudio de la generación de una experiencia de prevención de violencia a nivel municipal. Sobre este tópico indicó que “se necesita una voluntad política partidaria para realizar este tipo de programas de prevención de violencia a nivel local teniendo como objetivo la construcción de una política de prevención de violencia”. También “debe existir una voluntad de la Sociedad Civil, ante un reconocimiento de la problemática de la inseguridad” y se plantea algunos desafíos como “el trabajo que pueden llevar adelante la multiplicidad de organismos e instituciones en los programas de prevención. Para que exista un eficaz programa de prevención de violencia nivel municipal, se debe pasar de una etapa de administración a la de gobernanza o buen gobierno”, concluye el profesional.







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...