La tasa de desempleo en Uruguay subió al 7,7 % en noviembre de 2016

Montevideo, 9 ene (EFE).- La tasa de desempleo en Uruguay se ubicó en noviembre de 2016 en el 7,7 %, seis décimas de más que el dato registrado el mes anterior, cuando se situó en el 7,1 %, informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) uruguayo.
Respecto de la misma fecha del año anterior, el desempleo experimentó un descenso de dos décimas de punto porcentual, desde el 7,9 % registrado en noviembre de 2015.
Durante noviembre la cifra de hombres desocupados fue de 6,6 %, mientras que la de las mujeres se ubicó en 9,1%.
La cifra de desempleo en Montevideo, donde vive casi la mitad de los 3,4 millones de habitantes de Uruguay, se ubicó en el 7,4 % y en el interior del país en el 8,0 %.
Por su parte, el empleo durante noviembre de 2016 arrojó la cifra de 58,0 %, poco más de una décima de punto porcentual de diferencia con respecto al mes anterior, cuando se ubicó en el 59,1 %, y de casi dos puntos porcentuales respecto al mismo período del año anterior, cuando fue de 59,6%.
En Montevideo, la estimación puntual de la tasa de empleo fue de 59,9 %, en tanto que para el resto del país fue de 56,7%.
La cifra de hombres ocupados en el país suramericano en noviembre llegó al 66,8 % y al 50,0% entre las mujeres.
De acuerdo con esta encuesta, el índice de actividad en todo el país se ubicó en el 62,9%, siete décimas de punto porcentual menos que en el mes anterior y casi dos puntos porcentuales menos que en el mismo período de 2015.
En Montevideo la estimación puntual de la tasa de actividad se estimó en 64,8 %, en tanto para el interior del país se ubicó en 61,6%.
Además, la cantidad de hombres en actividad se ubicó en 71,5%, mientras que las mujeres alcanzaron el 55,0%.
La Encuesta Continua de Hogares (ECH), en la que el INE se basa para proporcionar estos datos, especifica que se considera como una persona que se contabiliza como población activa y que se estipula como alguien ocupado y desocupado.
Para hacer el cálculo de la población activa se tiene en cuenta a aquella persona «de 14 o más años que tiene al menos una ocupación en la que vierte su esfuerzo productivo a la sociedad, o que, sin tenerla, la busca activamente durante el período de referencia elegido para la Encuesta. Este grupo incluye la fuerza de trabajo civil y los efectivos de las fuerzas armadas».
De igual forma, se considera a una persona ocupada a aquella que «trabajó por lo menos una hora durante el período de referencia de la encuesta o que no lo hizo por estar de vacaciones, por enfermedad, accidente, conflicto de trabajo o interrupción del mismo a causa del mal tiempo, averías producidas en las maquinarias o falta de materias primas, pero tiene un empleo al que volverá con seguridad».
«Se incluyen en esta categoría a los trabajadores familiares no remunerados y los docentes honorarios», destaca el INE en el documento en el que se detallan las especificaciones acerca de la metodología empleada para llevar a cabo la encuesta.
Asimismo, la categoría de personas desocupadas comprende a aquellas «que trabajaron antes pero perdieron su empleo (desocupados propiamente dichos) y aquellas que buscan su primer trabajo. Los desocupados propiamente dichos incluyen a los que reciben un subsidio estatal (seguro de paro) y a los que no lo reciben». EFE