La tecnología también llegó a Mataojo Grande para mantener la esperanza de pequeños productores

En días anteriores, se llevó a cabo en los salones de Agropecuaria Salto, el acto de entrega de maquinaria y herramientas agrícolas a la Sociedad de Fomento de Mataojo Grande. Esta agremiación de productores, nuclea a vecinos de Puebo Cayetano, Cerro Chato, Picada del Tala, Paso de la Herrería,  Pueblo Ramos, Levitán,  Zanja del Tigre, Cuchilla del Rincón,  Pueblo Fernández, Cambará, Picada de Sarandí, Picada Juvin,  Sarandí de Arapey y Pueblo Valega. Aproximadamente cien socios tiene esta Asociación.

LOS PROYECTOS

La Asociación ha participado de diversos proyectos desde su fundación. Entre ellos conviene resaltar el trabajo en conjunto con Uruguay Rural, por el cual recibieron esta maquinaria, Proyecto de Producción Responsable, Programa Ganadero, Programa de Sequía, proyecto de Carne orgánica y proyecto Merino Fino. El 29 de diciembre del año 2008 se firmó en Montevideo el convenio con Uruguay Rural. Uno de los principales objetivos de la organización era el de dotar de conocimientos técnicos a los socios y que esto repercutiera en una mayor y mejor producción agropecuaria. Su sede provisoria está ubicada en la Junta Local de Mataojo, en Pueblo Fernández.

UNA CONQUISTA

En esta oportunidad, seguramente se ha consolidado la mayor conquista hasta el momento en lo referente a herramientas de trabajo. Un tractor, una tolva y una zorra se incorporan a la Asociación. José Rodríguez integrante de la Comisión Directiva, señaló en el acto que » Esto viene desde fines del año 2006 cuando la inauguración y fundación de nuestra Fomento. Ya en enero del año 2007 a dos meses de la fundación, fuimos rescatando necesidades de la gente y vimos que lo principal era tener maquinaria para tratar de sacar mejor provecho de las pocas mejores tierras que había en la zona aptos para hacer un mejoramiento con algún cultivo

AREAS PRODUCTIVAS

Más adelante señaló que » el área productiva en la zona marca que cada productor tendrá un 3 a un 4% de área productiva de tierras aptas para hacer algún verdeo u otro cultivo. Debemos indicar que hay gente bastante alejada de la ciudad que cuando se decide a hacer algo, lo hace. Para la gente de la zona, se hace difícil el tema de los trámites que hay que hacer para llegar hoy a esta concreción.

Nosotros hablamos del año 2007 y hoy llega en el 2010, la gente estaba inquieta y nerviosa, ya que no veía llegar las maquinarias que habíamos prometido. Por suerte hoy llegaron y la gente siguió colaborando y aportando ideas.

ALEJANDRO MACHADO.

En lo que hace al Presidente de la Asociación Fomento, señaló que «hoy se hizo la entrega del tractor, conjuntamente con la excéntrica, la tolva, una zorra, para transportar ración, gasoil y lo que precisemos conjuntamente para la zona de Mataojo. Esto es un proyecto que ha llevado unos dos años y logramos un convenio con Uruguay Rural, de mucho trabajo, de muchas reuniones. Esto ha costado mucho pero hoy se hizo el primer puntapié, con mucho esfuerzo y está saliendo. Fue mucha la gente que ha venido trabajando y se cierra una meta muy importante. Seguramente ahora van a empezar a transcurrir otros tiempos.

TRABAJANDO

EN SILENCIO

Seguramente este es el trabajo un poco en silencio, de mucha gente que a veces tiene las mejores intenciones, pero que no tiene recursos como para salir adelante. Los pequeños productores de esta región, el interior profundo, que tiene que producir sobre el basalto superficial, tal vez sean hoy en su conjunto, los que están destinados a trabajar por el futuro de la oveja. Estos campos marginales, donde la mayor extensión es de piedra, sólo pueden destinar sus pequeños predios al trabajo con ovinos. Y hay que reconocer que allí, está depositado el futuro del lanar en el Uruguay. Porque son los que están permanentemente sobre sus animales, y en definitiva de los pocos que conocen y tienen una cultura de la oveja.

POCA GENTE

En un país que perdió a una buena parte del personal que hacía este trabajo, y que poco a poco, ante la baja rentabilidad de años anteriores, fue perdiendo a muchos de sus grandes cultores, hoy seguramente tiene que apoyar el trabajo de esta gente, porque estos serán los refugios del lanar. Por más proyectos y estudios que se quieran llevar adelante, si a esta gente no la consideran y la apoyan, difícil supervivencia tendrá la oveja en el país. No nos olvidemos, que muchos grandes productores, cuando la oveja no dio ganancias, liquidaron sus majadas y se dedicaron a otra cosa, Y no está mal que sea así porque cada uno defiende su negocio como le sea más rentable.

Pero esta gente entre las piedras de Mataojo, seguramente soja no podrá plantar y la oveja será siempre su mayor sustento.