La tenista salteña Inés Cánepa Savio, fue elegida para representar a Uruguay en la Fed Cup en El Salvador

La joven salteña Inés Cánepa Savio, de 17 años, fue elegida para representar a nuestro país en una de las competiciones más importantes del tenis femenino que se disputará en el mes de julio en El Salvador (Centroamérica) .
Según relató a EL PUEBLO Inés, se inició en este deporte a los seis años por diversión, “porque me encantaba, y como soy muy competitiva, a medida que fui avanzando me fue gustando cada vez más, me gustó jugar torneos, fui avanzando de nivel y ahora estoy dedicada a jugar tenis profesional”.
La deportista divide su entrenamiento y pasión por el tenis, con los estudios ya que está cursando el sexto año de economía. Actualmente está entrenando en Salto y en Buenos Aires (Argentina) y está  jugando muchos campeonatos, cada dos semanas aproximadamente. “Buenos Aires es la cuna del tenis en Sudamérica, hay mucho nivel, hay muchos torneos”, a diferencia de Uruguay “que hay muy pocos”. Consultada acerca de cómo llegó a jugar en Buenos Aires, comentó que un día se inscribió, “fui a jugar porque era abierto, me fue bien, gané varios partidos y después me hicieron invitaciones para jugar contra las mejores, y he participado de los mejores torneos que hay en Buenos Aires”.
Asimismo explicó que en Buenos Aires, “hay muchas chicas con las cuales puedo competir, en Salto entreno con Marcelo Barboza que es excelente entrenador, pero no tengo jugadoras para competir. Viene bien variar, acá con buen entrenamiento personalizado y (que) siempre me mejoran detalles, y allá competís, hay diez distintas, hay cancha rápida y de polvo de ladrillo”.
A propósito de esto manifestó que ha jugado el torneo denominado Future, se trata de un torneo profesional realizado hace un mes en Córdoba, que “son torneos para iniciarte en el profesionalismo, se empiezan a sacar puntos para aparecer en el ranking de los profesionales a nivel mundial. Hay que jugar en la clasificación, gané dos partidos y estoy muy contenta porque jugué contra chicas más grandes y de un nivel mayor al que acá en Uruguay se juega, y (estoy) motivada para seguir.
LA FED CUP: UNA
EXPERIENCIA INCREÍBLE
Recientemente fue elegida para jugar la Fed Cup, antes llamada Federation Cup (Copa Federación) es una de las competiciones más importantes del tenis femenino- sería como la Copa Davis de mujeres- y lo hará junto tres chicas de Montevideo y una capitán.  “Es como jugar en la selección uruguaya, no de fútbol, pero es lo mismo en tenis”, explicó.
“Voy  a representar al país en El Salvador, en Centroamérica, nos vamos el 13 de julio y jugamos contra varios países del mundo”, expresó, y agregó que esta competencia “es una de las cosas más importantes a nivel mundial, porque a nivel de representaciones del país, es lo máximo”, al tiempo que agregó que ya representó a Uruguay en la categoría Junior.
Inés comentó que allí jugará con “gente mayor, y que en su mayoría son profesionales, es una experiencia increíble”.
“Ahí podés avanzar, agarrás experiencia porque estás viendo la realidad de cómo juegan, el nivel que hay en el mundo”.
Asimismo explicó que si le va bien, “avanzas de nivel y pasas a jugar con países que están en mejor nivel porque esto es de ir ganando”.
EL APOYO DE LA FAMILIA ES UNA DE LAS CLAVES
El apoyo de la familia es fundamental, “está bueno que te apoyen, porque una de las claves para llegar es que tu familia te apoye, sino es muy difícil. Gracias a ellos hoy estoy acá”, dijo Inés haciendo referencia a su madre, María Elena, a su padre Francisco y a sus dos hermanas: Manuela (13) y María (7).
Contó que además toca la guitarra, canta, y ayuda a su padre (rematador), en los remates ganaderos, “me comprometo y me concentro con lo que estoy haciendo, me siento conectada con eso”.
“Mi idea es terminar sexto, dedicarme al tenis profesional, intentarlo, seguir  con los estudios si se puede en la Facultad-”, puntualizó.
El tenis es una carrera larga para llegar, pero corta en su duración, por lo que “hay que aprovecharla”, expresó.
Finalmente destacó que más allá de lo económico, “lo más importante es la pasión que tengo por el tenis, y lo que me encanta, hoy en día el objetivo es jugar y disfruto de ganar esos partidos”.
Aunque no siempre se gana, y “se aprende de las derrotas, hay que saber llevarlas, y aguantar la frustración, depende contra quien y de que forma se perdió”, señaló.
“Es un juego que requiere de mucha precisión, tenés que tener resistencia, velocidad inteligencia, concentración, todo influye desde lo físico, mental y lo técnico”, manifestó.
n

La joven salteña Inés Cánepa Savio, de 17 años, fue elegida para representar a nuestro país en una de las competiciones más importantes del tenis femenino que se disputará en el mes de julio en El Salvador (Centroamérica) .

Según relató a EL PUEBLO Inés, se inició en este deporte a los seis años por diversión, “porque me encantaba, y como soy muy competitiva, a medida que fui avanzando me fue gustando cada vez más, me gustó jugar torneos, fui avanzando de nivel y ahora estoy dedicada a jugar tenis profesional”.

La deportista divide su entrenamiento y pasión por el tenis, con los estudios ya que está cursando el sexto año de economía. Actualmente está entrenando en Salto y en Buenos Aires (Argentina) y está  jugando muchos campeonatos, cada dos semanas aproximadamente. “Buenos Aires es la cuna del tenis en Sudamérica, hay mucho nivel, hay muchos torneos”, a diferencia de Uruguay “que hay muy pocos”. Consultada acerca de cómo llegó a jugar en Buenos Aires, comentó que un día se inscribió, “fui a jugar porque era abierto, me fue bien, gané varios partidos y después me hicieron invitaciones para jugar contra las mejores, y he participado de los mejores torneos que hay en Buenos Aires”.

Asimismo explicó que en Buenos Aires, “hay muchas chicas con las cuales puedo competir, en Salto entreno con Marcelopage Barboza que es excelente entrenador, pero no tengo jugadoras para competir. Viene bien variar, acá con buen entrenamiento personalizado y (que) siempre me mejoran detalles, y allá competís, hay diez distintas, hay cancha rápida y de polvo de ladrillo”.

A propósito de esto manifestó que ha jugado el torneo denominado Future, se trata de un torneo profesional realizado hace un mes en Córdoba, que “son torneos para iniciarte en el profesionalismo, se empiezan a sacar puntos para aparecer en el ranking de los profesionales a nivel mundial. Hay que jugar en la clasificación, gané dos partidos y estoy muy contenta porque jugué contra chicas más grandes y de un nivel mayor al que acá en Uruguay se juega, y (estoy) motivada para seguir.

LA FED CUP: UNA

EXPERIENCIA INCREÍBLE

Recientemente fue elegida para jugar la Fed Cup, antes llamada Federation Cup (Copa Federación) es una de las competiciones más importantes del tenis femenino- sería como la Copa Davis de mujeres- y lo hará junto tres chicas de Montevideo y una capitán.  “Es como jugar en la selección uruguaya, no de fútbol, pero es lo mismo en tenis”, explicó.

“Voy  a representar al país en El Salvador, en Centroamérica, nos vamos el 13 de julio y jugamos contra varios países del mundo”, expresó, y agregó que esta competencia “es una de las cosas más importantes a nivel mundial, porque a nivel de representaciones del país, es lo máximo”, al tiempo que agregó que ya representó a Uruguay en la categoría Junior.

Inés comentó que allí jugará con “gente mayor, y que en su mayoría son profesionales, es una experiencia increíble”.

“Ahí podés avanzar, agarrás experiencia porque estás viendo la realidad de cómo juegan, el nivel que hay en el mundo”.

Asimismo explicó que si le va bien, “avanzas de nivel y pasas a jugar con países que están en mejor nivel porque esto es de ir ganando”.

EL APOYO DE LA FAMILIA ES UNA DE LAS CLAVES

El apoyo de la familia es fundamental, “está bueno que te apoyen, porque una de las claves para llegar es que tu familia te apoye, sino es muy difícil. Gracias a ellos hoy estoy acá”, dijo Inés haciendo referencia a su madre, María Elena, a su padre Francisco y a sus dos hermanas: Manuela (13) y María (7).

Contó que además toca la guitarra, canta, y ayuda a su padre (rematador), en los remates ganaderos, “me comprometo y me concentro con lo que estoy haciendo, me siento conectada con eso”.

“Mi idea es terminar sexto, dedicarme al tenis profesional, intentarlo, seguir  con los estudios si se puede en la Facultad-”, puntualizó.

El tenis es una carrera larga para llegar, pero corta en su duración, por lo que “hay que aprovecharla”, expresó.

Finalmente destacó que más allá de lo económico, “lo más importante es la pasión que tengo por el tenis, y lo que me encanta, hoy en día el objetivo es jugar y disfruto de ganar esos partidos”.

Aunque no siempre se gana, y “se aprende de las derrotas, hay que saber llevarlas, y aguantar la frustración, depende contra quien y de que forma se perdió”, señaló.

“Es un juego que requiere de mucha precisión, tenés que tener resistencia, velocidad inteligencia, concentración, todo influye desde lo físico, mental y lo técnico”, manifestó.