La tormenta referil y los miopes del fútbol

Salto es futbolero ciento por ciento. Consumidor de fútbol. Del lugar que sea. Por eso, frente a una discusión, la referencia, los apuntes, acudirán con rigurosa puntualidad. Lo que sucede en Montevideo, ni hablar, sobre todo cuando los equipos grandes, parecen tener (¿o tienen?), la mano tendida y cómplice de algunos árbitros.
De última, explosión en cuanto a lo sucedido con Real Madrid y Bayern Munich por la Champions en Europa y el énfasis en dos situaciones que jugaron en pro del equipo español.
De lo que no hay dudas: la tormenta referil está planteada. También en el fútbol de la Liga Salteña, a tal punto que los jueces centrales de mayor aptitud como en el caso de José Gabriel de los Santos, han pasado por la censura o el cuestionamiento.
Ahora bien. Lo penoso es que las decisiones del árbitro, se quedan con el análisis más profundo o más o menos profundo, mientras el juego se relega a un plano secundario.
Una desgracia de miopía. Nos perdemos la fiesta visual en razón de los que juegan y le concedemos primacía a un error, que tendría (tendría), que estar por debajo de la aptitud de un futbolista en particular o de un equipo en general.
O sea: más allá de una toma de decisión del árbitro, el talento o el coraje capaces de prevalecer. De lo que no hay dudas: siempre será más fácil y menos complejo trasladarle la culpa al juez, que admitir la impotencia propia.










El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2017
L M X J V S D
« nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031